Red sanitaria de Oaxaca está rebasada por lluvias | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Red sanitaria de Oaxaca está rebasada por lluvias

Debido a que la infraestructura de drenaje es mixta, SAPAO reconoce que las lluvias han propiciado anegaciones, inundaciones y demás efectos en la ciudad


Red sanitaria de Oaxaca está rebasada por lluvias | El Imparcial de Oaxaca

Las lluvias “atípicas” propiciadas por fenómenos naturales, la antigüedad de la red sanitaria y su uso mixto han propiciado anegaciones y colapsos en la ciudad de Oaxaca, como ha sucedido recientemente.

De acuerdo con el encargado del despacho de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), Miguel Ángel Morales y Morales, el sistema de drenaje en la ciudad de Oaxaca es mixto. En “época normal en toda la ciudad está trabajando y no hay problemas”, explica, al tiempo de reconocer que sí existen problemas en “lugares específicos”, pero estos se deben  a la antigüedad de la tubería, que es la que propicia colapsos.

Sin embargo,  con las lluvias de la temporada, ahonda Morales y Morales, los problemas en la red son inevitables, debido a que su capacidad es rebasada por el volumen de las precipitaciones y su duración. Por ejemplo, durante el paso de alguna tormenta cuyos efectos se resienten en la capital, como sucedió este fin de semana con el huracán Grace, que ya en territorio oaxaqueño pasó debilitado a tormenta, aunque mantuvo sus afectaciones.

Los encharcamientos e inundaciones en calles del Centro Histórico y la zona sur fueron inevitables, como sucedió en la avenida Universidad y las calles García Vigil, Manuel Bravo y Reforma, entre otras aledañas al zócalo y el exconvento de Santo Domingo.

“No hay diámetro suficiente para captar el agua de lluvia y eso provoca que de repente veamos que está saliendo agua de los pozos, se botan las tapas, que las alcantarillas son insuficientes, que se inundan y anegan algunas calles, casos más complicados es que empieza a salir el agua por las rejillas de los vecinos, eso es complejo”, explica el funcionario.

A decir de Morales y Morales, este tipo de “lluvias atípicas” por el paso de un fenómeno son las que propician la caída y acumulación de gran volumen de agua en poco tiempo. Esto, a su vez, retrasa su desalojo por las tuberías y genera problemas en la infraestructura, como la saturación de redes, de canales y de rejillas, sumado a la contaminación, que tapa las alcantarillas.