2021, el año más crítico por escasez de agua | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

2021, el año más crítico por escasez de agua

10 municipios de la zona conurbada sufren por la falta del líquido; SAPAO enfrenta una cartera vencida de 89 millones de pesos de casi 20 mil usuarios


2021, el año más crítico por escasez de agua | El Imparcial de Oaxaca

La zona conurbada de Oaxaca padece la mayor de sus crisis por la escasez de agua potable. Para abastecer de este recurso a 350 colonias de 10 municipios, 300 de ellas en Oaxaca de Juárez, Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO) cuenta con tan solo 420 litros por segundo. La cifra es apenas el 42 por ciento del ideal de suministro, que se estima en mil litros.

De la producción actual, 400 litros provienen de 39 pozos profundos y solo 20 del manantial de San Agustín, Etla. Aunque antes había agua proveniente de San Andrés Huayápam y de San Felipe del Agua, el de San Agustín es el único que sigue dotando a una parte de la zona metropolitana, pero que por el estiaje y la falta de lluvias apenas ha alcanzado poblados cercanos y para la agencia de Pueblo Nuevo, una de las 13 de la capital. El líquido no llega más a Santa Rosa, a la que abastecía hasta 2020. 

Pese a este panorama, el organismo asegura que “ninguna colonia (de las 350) se queda sin servicio”. Lo que ha pasado, reconoce Miguel Ángel Morales y Morales, “es que se ha espaciado el servicio; entre uno y otro, en un promedio de 20 días”.

El encargado del despacho de la dirección en SAPAO dice que las esperanzas para saciar la “sed” de 10 municipios en el futuro próximo quedan en las lluvias, con las que se espera revitalizar los bosques y mantos freáticos. Pero también en la conciencia social para el buen uso y reutilización del líquido, y en la renovación de infraestructura que supla a las añejas que datan de casi cuatro décadas. Así como en el cuidado del medio ambiente, especialmente de los bosques.

Junto a la Comisión Nacional del Agua, el organismo analiza un plan hídrico para la ciudad de Oaxaca, la mayor demandante del servicio. Sin embargo, no tiene fecha para concretar la atención a la demanda de una ciudad con más de 270 mil habitantes. 

Producción y extracción, en niveles críticos 

En 2020, la producción y extracción más baja de agua se había establecido en 500 litros por segundo en los pozos profundos y en 55 en el manantial de San Agustín, con el que históricamente se habían obtenido hasta 100 litros, explica Miguel Ángel Morales y Morales.

El encargado del despacho remarca que el actual es el año más crítico por la escasez de agua. Si bien en cada año los niveles han sido más bajos que sus anteriores, nunca se habían tenido descensos como los de ahora en temporada de estiaje.

En 89 mdp, la deuda de 20 mil usuarios 

Entre sus casi 80 mil usuarios de agua potable, cerca de 20 mil arrastran una deuda de aproximadamente 89 millones de pesos. “Una cuarta parte de la población no ha cumplido de manera puntual con sus pagos”, explica Morales y Morales, quien establece entre tres y cuatro años el promedio de tiempo en que estos usuarios no han pagado por el servicio.

Tener una cartera vencida, explica Morales y Morales, limita el trabajo del organismo. “Si no tenemos recursos, tampoco podemos invertir en calidad (de agua) y si no la hay, la gente no quiere pagar”.