Incendios forestales amenazan a la capital oaxaqueña debido a la actividad humana | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Incendios forestales amenazan a la capital oaxaqueña debido a la actividad humana

En la actual temporada se han registrado al menos 25 eventos en las que la actividad humana es la principal causa, ya sea por la quema de basura o por fogatas para cocinar, en el caso de personas en situación de calle


Incendios forestales amenazan a la capital oaxaqueña debido a la actividad humana | El Imparcial de Oaxaca

Aunque en menor medida, debido a la baja cantidad de zonas boscosas, la ciudad de Oaxaca es propensa a los incendios forestales, los que tienen como causa principal la actividad humana. 

Desde la segunda quincena de diciembre de 2020 a la fecha, autoridades locales, estatales y federales han atendido 25 incidentes de este tipo, causados por la quema de basura o por el encendido de fogatas para preparar alimentos. Esto último, por parte de personas en situación de calle, pero que han hecho de las riberas del río Atoyac, en inmediaciones del mercado de abasto, su morada.

“El 90 por ciento de los factores (causas) de los incendios tienen que ver con el desarrollo humano”, apunta Fausto Martínez, de Protección Civil de Oaxaca de Juárez. En el caso de la quema de basura, las afectaciones han sido mayores en la agencia de San Juan Chapultepec o la colindancia con la zona arqueológica de Monte Albán.

En coordinación con dependencias estatales y federales como la Comisión Estatal Forestal, el Heroico Cuerpo de Bomberos y la brigada de la zona arqueológica de Monte Albán, Protección Civil municipal ha atendido este tipo de eventos no solo en la zona del Atoyac, la más frecuente según sus reportes.

El Cerro del Fortín, a la altura del “Ojito de agua”, pastizales en la carretera hacia la agencia San Luis Beltrán o la colonia Del Maestro (en la agencia Santa Roza Panzacola), figuran como otros de los puntos donde se han presentado incendios.

Uno de los últimos incendios ocurrió el pasado 21 de febrero en los límites con el municipio de Santa María Atzompa. “En la ciudad de Oaxaca no tuvimos afectaciones, pero me parece que en Atzompa sí las hubo”, detalla Martínez.

Se espera que con la temporada de calor, que se agudiza en marzo y abril, hasta parte de mayo, se incremente el número de eventos y llegue al centenar que se ha contado en temporadas previas.

Hasta ahora, los incidentes se han presentado en inmediaciones de la Central de Abasto o agencias como San Juanito, Santa Rosa Panzacola. Para Protección Civil municipal, que la capital tenga incendios es en menor medida, comparado con otros municipios de Valles Centrales, Sierra Sur e Istmo, los que en últimas fechas han tenido que ser contemplados en declaratorias de emergencia.

“Afortunadamente, el municipio de Oaxaca de Juárez cuenta con pocas zonas boscosas. En su mayoría han sido incendios de arbolado muy bajo, en otras partes es hojarasca, y por esto podríamos decir que se facilita la atención”, refiere.

Pero esa fortuna, añade, es relativa, pues siempre es necesario, como en todo, que los incendios sean atendidos de la manera más rápida posible para controlarlos.