Despiden a Luz Ma. Gonzáles
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Despiden a Luz Ma. Gonzáles

Casi un centenar de personas dieron el último adiós a la escritora cuya vida fue celebrada con melodías que se interpretaron durante la misa católica

Despiden a Luz  Ma. Gonzáles | El Imparcial de Oaxaca

Casi un centenar de oaxaqueños se dio cita ayer en la capilla ecuménica de una funeraria de la Colonia Reforma se rindió el último adiós a Luz Ma. Gonzales Esperón con una misa de cuerpo presente en la que se rezó por su descanso eterno.

Los asistentes ataviados de luto, mostraban su aflicción y consternación por la partida de la escritora cuya vida fue celebrada con melodías que se interpretaron durante la misa católica, 14:01pm estaba culminando el acto religioso y se procedió a exclamar discursos en voz de sus hijos y familiares “Con gentil poesía, con mil melodías de canto y de llanto, porque a la mujer dio como muchos y tantos, por no olvidar ni un recuerdo, por rescatarlos”.

Por su parte su hijo Félix claramente conmovido exclamó “Fuiste una mujer muy querida y apreciada en Oaxaca. Con el Don de la gente, con carisma y poder de convocatoria. Ejemplo vivo de que los sueños si se pueden concretar. En tu caso materializar tu sueño de escribir y publicar libros siendo ya una mujer pasados tus 60 años. Por tu gran y excepcional memoria, por tu increíble facilidad de la palabra, por tus monólogos de antología”.

Al finalizar la intervención su hija Alicia Alejandra tomó la palabra para agradecer a todos los asistentes el estar presentes y haber acompañado a su madre durante las diferentes etapas de su vida, “Ella no quería un funeral sin música, quiso misa con canto” reconociendo además que su madre murió en un día muy especial, un 14 de febrero en el que se celebra el amor y la amistad, misma que su madre siempre brindó a todo aquel interesado por Oaxaca sin distinción de clases sociales, concluyó diciendo “Buen viaje mamá, hasta pronto, fuiste un ejemplo”.

Pasadas las 2 de la tarde, comenzaron a sonar los violines y como ella siempre lo quiso y lo expresó muchas veces en vida, se entonó el Dios Nunca Muere con el que los presentes se pusieron de pie, conmovidos por tan solemne momento en el que se despedía una institución de la crónica social oaxaqueña.

Al concluir el himno, los asistentes comenzaron una ovación de aplausos que se prolongó durante varios minutos mientras el féretro de madera café era retirado del lugar. A la salida de la capilla, recibieron el pésame sus hijos y su hermana Dolores. Mientras los restos de doña María de la Luz Sara Gonzales Esperón eran conducidos en carroza fúnebre a su destino final, la cremación que ella misma pidió.

¡Hasta siempre Luz María! ¡Hasta siempre Güera Gonzales!