Mototaxistas del Istmo piden cese a hostigamientos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Mototaxistas del Istmo piden cese a hostigamientos

Afirman que las multas que reciben son muy altas, por lo que no les quedan ganancias


Mototaxistas del Istmo piden cese a hostigamientos | El Imparcial de Oaxaca

Mototaxistas insistieron en que los operativos que realiza la Policía Vial del Estado, en coordinación con otras corporaciones, deben de ser parejos y no solo a un cierto grupo con la intención de amedrentarlos.

Apenas hace una semana, nuevamente dos mototaxistas fueron detenidos por no traer supuestamente la licencia y conducir en estado de ebriedad cuando eran menores de edad los que conducían las unidades.

Aun así, cuando se presentaron los dueños de las unidades, los policías optaron por poner a disposición a ambas unidades y remitirlas al corralón. Esto molestó a los transportistas, quienes demandaron se aplique la ley parejo.

En Tehuantepec circulan poco más de 400 mototaxis que prestan el servicio en las diversas colonias y barrios de esa población tehuana, en donde algunos se disputan las rutas y ha generado confrontaciones.

Aparte de estar lidiando constantemente con el personal de la Policía Vial que los azuza con el fin de detenerlos por cualquier observación que se hagan.

Mario López, mototaxista, denunció que ha habido hostigamiento por parte de los elementos viales y policiacos para impedirles trabajar honradamente.

“Si ven que no traes un faro te sancionan o si vienes con aliento alcohólico la multa es de cinco mil pesos y aparte se llevan la unidad al corralón donde también les cobran por recuperarlos”, denunció.

Y agregó que no pueden seguir trabajando solo para mantener a los agentes de vialidad del estado y municipal que cometen una serie de arbitrariedades y son solapados por su jefes inmediatos.

Por lo que pidieron un cese a estos hostigamientos y que cumplan con su trabajo sin estar multándolos con cobros elevados que les afecta a ellos que viven al día.