México: En 2018 se registraron 425 mil accidentes laborales en el sector construcción | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

General

México: En 2018 se registraron 425 mil accidentes laborales en el sector construcción


México: En 2018 se registraron 425 mil accidentes laborales en el sector construcción | El Imparcial de Oaxaca

El sector construcción es considerado uno de los trabajos más vulnerables y con mayores riesgos. Los datos establecidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía mencionan que en México hay cerca de 2.4 millones de albañiles, donde solo el 11 % de personas cuenta con contrato por escrito y el 88.4 % bajo un acuerdo verbal.

De acuerdo con Javier Ribas, portavoz de POWETOOLS, respecto a las jornadas laborales, la  informalidad es un factor que agrava la situación. ‘’El 90 % de los albañiles no tienen acceso a beneficios como prestaciones de seguridad social y salud. Este sector laboral representa un constante riesgo ya que existe un contacto directo con herramientas. Probablemente, ni siquiera exista un protocolo de capacitación sobre el manejo de éstas, esta situación es realmente preocupante’’, declara.

Cabe recalcar que, el promedio laboral es de 45 horas. No obstante, casi el 40 % de los albañiles ocupan más de 48 horas semanales en este oficio. La edad promedio de un trabajador es de 37 años, pero de 100 personas, 33 tienen entre 14 y 29 años; 48, entre 30 y 49 años; y 18 personas tienen más de 50.

Por su parte, en un trabajo que demanda mucha energía y capacidad física, no solo está inmerso el sexo masculino porque actualmente una nueva generación de mujeres ya labora en el sector construcción. Esta situación se debe al desempleo en el país, por ello, las personas se ven a obligados a seguir este oficio, porque no tienen más alternativas.

En muchas ocasiones, las condiciones de trabajo son lamentables. Los instrumentos básicos como las botas de seguridad y arneses para los trabajadores en altura, son negados por los patrones a pesar de que por ley están obligados a utilizarlos. Debido a esto, los accidentes y muertes en la obra son una constante realidad problemática que cobra muchas vidas.

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en 2018 se registraron 425 mil accidentes laborales y murieron 1107 trabajadores, de los cuales, 37 mil accidentes y 220 muertes corresponden a empleados de la obra y construcción. Esto evidencia que las compañías nacionales y extranjeras, el gobierno y las burocracias sindicales, generan grandes ganancias a costa de la vida de otras personas.

Por esta razón, se están proponiendo medidas para disminuir los accidentes laborales en el sector construcción. Ricardo Béjar Herrera, delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno Federal, mencionó que firmarán un convenio con las cámaras Mexicana de la Industria de Construcción (CMIC) y con la Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) para capacitar cada área.

“Firmaremos un convenio de coordinación para fortalecer las áreas de prevención, para que se reduzca el índice de accidentes en el sector de la construcción; durante enero hubo dos fallecidos y una lesionada de gravedad, por lo cual continuaremos aplicando medidas preventivas”, destacó el funcionario.

Además, el funcionario federal comentó que durante 2015 se redujo las cifras de accidentes laborales al registrarse en el sector construcción, de los cuales hubo 10 muertes; asimismo, se continuó en la aplicación de estrategias, aunque aún hay más trabajo por hacer.

Béjar Herrera también agregó que estarán pendientes de las novedades para que en los próximos días dialoguen con el Ayuntamiento de Mérida y la Dirección de Obras Públicas con el objetivo de  que haya coordinación en la autorización de las licencias de construcción y se fiscalice la capacitación. “Se busca que los particulares que construyan tengan el conocimiento de las normas de seguridad y salud que se deben aplicar”.