Elabora mascarillas con té | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuidados y Belleza

Elabora mascarillas con té

Una taza de esta bebida es buenísima para tu salud, pero el té también puede usarse para mejorar el aspecto de tu piel


Elabora mascarillas con té | El Imparcial de Oaxaca
Foto: hogarmania.com

Prepararte un té es una de las formas más fáciles de self-care. Además de relajarte, las hierbas tienen otros beneficios para tu bienestar pero no creas que solo te los brindan cuando los bebes; por eso te compartimos estas mascarillas o tratamientos que puedes hacer con té.

 

Té verde para el cutis graso

La característica principal de la piel grasa es la acumulación excesiva de sebo. Generalmente se trata de un tema hormonal o genético que requiere un tratamiento especial. Este té no te va a aliviar si tienes acné, pero puede ayudar a controlar los brillos que odias.

Ingredientes

3 cucharadas de Té verde

3 cucharadas de harina de arroz

1 cucharadita de jugo de limón

Prepara una taza de té verde y separa 3 cucharaditas para esta mascarilla. Mézclalas con 3 cucharaditas de harina de arroz y una cucharada de jugo de limón. Lava tu cara, seca y después aplica la mascarilla. Déjala actuar por 20 minutos y enjuaga con agua fría. Humecta tu cara con una buena crema facial para finalizar.

 

Matcha quita años

El matcha contiene 10 veces más nutrientes y antioxidantes que otros tés, la miel de abeja suaviza y la canela estimula el flujo sanguíneo, lo que hace a esta mezcla un excelente rejuvenecedor.

Ingredientes

1 cucharada de té matcha

1 cucharadita de miel de abeja

1 pizca de canela

1 cucharadita de agua hervida

5 gotas de aceite esencial de sándalo

En un recipiente mezcla los ingredientes secos y agrega el agua lentamente sin dejar de mezclar y hasta que alcance una textura lo suficientemente espesa para aplicar. Ya que esté listo, agrega las gotas de aceite esencial de sándalo. Aplica uniformemente en el rostro y cuello (evitando la zona de los ojos) y deja actuar por 20 minutos. Enjuaga con agua tibia y aplica crema humectante.

 

Exfoliante de té rojo

El té rojo, también conocido como pu-erh  tiene propiedades antioxidantes y ayuda con la hidratación de la piel. Las mascarillas exfoliantes sirven para eliminar todas las células muertas para nutrir la piel y mantenerla sana. El té rojo actúa como astringente y humecta la piel, la miel suaviza el cutis y la avena será el ingrediente que actúe como exfoliante.

Ingredientes

2 cucharadas de té rojo

2 cucharadas de miel

2 cucharadas de avena

Prepara el té, déjalo enfriar y toma de él dos cucharadas. Viértelas en un recipiente y agrega la miel y posteriormente la avena. Mezcla bien hasta que se integren entre sí. Aplícala sobre tu rostro con movimientos envolventes y circulares, masajeando cuidadosamente el cutis. Deja actuar por 20 minutos y enjuaga con agua fría.

 

Exfoliante de manzanilla

Esta receta alivia, exfolia e hidrata. La manzanilla elimina el enrojecimiento de la cara. Además, combate las irritaciones por acné, mientras que la avena elimina células muertas.

Ingredientes

1 taza de agua destilada

1 bolsa de té de manzanilla

½ taza de avena

1 cucharada de miel

Poner a hervir agua con la bolsita de té y dejar reposar por 5 minutos

Pon el té caliente en la avena hasta que se forme una pasta. Deja reposar durante 5 minutos. Si la pasta esta demasiada espesa, puedes añadir otro poco de té hasta que llegue a la consistencia deseada. Agrega la miel y mézclalo perfectamente. Da masajes suaves sobre la cara limpia y cuello con movimientos circulares.

 

Vapor cierra poros de té negro

El vapor es buenísimo para limpiar y destapar poros. Y el té negro está lleno de antioxidantes que protegen a tu piel del estrés oxidativo.

Ingredientes

Agua caliente

Una bolsa de té negro de hojas enteras.

Prepara el té negro y déjalo reposar 5 minutos. Quita la bolsa y cuando esté a una temperatura que puedas tocar sin quemarte, moja una toalla en el té y exprímela para quitarle el exceso de agua. Pásala por tu cara limpia y seca y enjúagala con agua tibia. Termina el tratamiento con crema humectante.