Cómo vestir de negro, blanco y gris todos los días sin verte aburrida | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuidados y Belleza

Cómo vestir de negro, blanco y gris todos los días sin verte aburrida

Pocas cosas nos causan tanta paz como la sensación de ver todo perfectamente ordenado


Cómo vestir de negro, blanco y gris todos los días sin verte aburrida | El Imparcial de Oaxaca

No se trata de que los elementos que componen un espacio estén acomodados siempre en un lugar específico, más bien es cuestión de que cada pieza que cubra nuestro campo visual guarde una perfecta armonía con el ambiente y atmósfera.

Hablando de la decoración de espacios minimalistas, actualmente el feng shui es un punto importante para lograr esa armonía, no sólo visual, sino energética que se impone con fuerza a estilos un tanto más barrocos. Mismos que saturan la vista hasta llegar al punto en que no se le puede prestar atención a ningún elemento en específico, debido a que al tratar de verlos a todos como un “conjunto” es imposible, pues encontrar equilibro en tan dramáticas diferencias entre ellos distraen al observador.

 

 

Con la moda pasa algo similar, a pesar de que algunas personas optan por outfits llenos de patrones y colores como modo de expresión a través de la ropa, también hay quienes prefieren portar looksmonocromáticos, cuya sencillez lejos de perderse entre colores llamativos, resalta por mantener una línea específica en cuanto a las tonalidades que van a usarse.

Al emplear colores como el negro, blanco y gris, cualquiera podría pensar que outfit resultante será un atuendo que transmita seriedad; no obstante, hay formas de evadir esa monotonía y llevar un look basado en sólo tres colores, sin la necesidad de caer en esa imagen de absoluta sobriedad que generalmente se relaciona con estos tonos.

 

En ocasiones vestir de un solo color es considerado una zona de confort, no obstante, para que esto en realidad funcione es necesario encontrar las prendas indicadas, pues al no hacerlo está la posibilidad de que llevar un outfit uniforme se convierta más en una señal de pereza que de buen gusto. Para comenzar, puedes probar con faldas y gabardinas o tops largos. Si la elección es la correcta, incluso puede parecer que el conjunto es en realidad una sola pieza.

 

 

 

Si no quieres luir un look totalmente plano, puedes intentar incorporar los tres colores por capas, teniendo siempre un especial cuidado del gris. Éste deberá ser más menos intenso, dependiendo de su proximidad con el negro o con otros tonos grisáceos.

 

 

No todo se trata de colores planos. Existe una variedad casi infinita de patrones que se basan en estos tres tonos para darles un giro totalmente alejado de la formalidad. Incluso las coloridas camisas alohase han adaptado a estos colores para demostrarnos que dentro de ese minimalismo que transmiten, su presencia en un outfit también puede ser divertida.

 

 

 

 

Si bien los puntos anteriores hacen referencia a looks más serios, al hablar de minimalismo no podemos dejar de lado los atuendos que con sólo dos piezas dan la sensación de estar frente a un outfit completos. En ocasiones sólo basta una playera o polo de algodón con algo negro en la parte de abajo para llevar estos colores hacia su lado menos sobrio.

 

 

Para no llevar un all in black o un total white, puedes utilizar los zapatos como esa ligera diferencia en las tonalidades. Al estar en la parte baja del cuerpo, este cambio drástico en el color de un outfit no resalta mucho a la vista, al contrario, genera una alteración de matices que resulta agradable a la vista.

 

Aunque se trate del look monocromático más casual, la posibilidad de hacer que éste sea más visible sin que se afecte su perfecta armonía está en un par de buenos tacones. Aunque sean del mismo color, el atractivo está en la elegancia que otorga este calzado cuando se le incluye en cualquier outfit.

 

En looks con paletas de colores limitadas, la presencia de accesorios es de suma importancia para darle vida al outfit, y no portarlo como una versión seria de nuestra personalidad. Desde cinturones hasta gafas, cualquier pieza que contraste con el resto del atuendo es perfecta para que la persona aumente su presencia.