“He tenido la fortuna de interpretar a mujeres fuertes”: Sofía Espinosa | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

“He tenido la fortuna de interpretar a mujeres fuertes”: Sofía Espinosa

La actriz y productora mexicana prestó su voz para la película Coco; este fin de semana compartió en Guelatao El brassier de Emma


  • “He tenido la fortuna de interpretar a mujeres fuertes”: Sofía Espinosa
  • “He tenido la fortuna de interpretar a mujeres fuertes”: Sofía Espinosa
  • “He tenido la fortuna de interpretar a mujeres fuertes”: Sofía Espinosa

Sofía Espinosa es una actriz mexicana que además de interpretar a mujeres que enfrentan los problemas de sus épocas y están en busca de su identidad ha incursionado en la producción y el doblaje. Su último trabajo fue para la película Coco (2017). Actualmente produce la película Bruma, junto al cineasta Max Zunino.

En esta última, retoma la historia de Martina, una chica que al descubrir que está embarazada entra en un conflicto existencial, uno que tiene que ver con que no se siente cómoda en su realidad, con su pareja o con su trabajo.

“No sabe dónde quiere estar, no se halla en el mundo”, explica Espinosa sobre el personaje que con el pretexto de buscar a su papá –un alemán al que nunca conoció- huye a Berlín para descubrir quién es ella y qué quiere de su vida, de su embarazo, qué quiere ser y elegir la familia que quiere tener.

Al igual que los personajes que Espinosa ha interpretado, Martina es una mujer fuerte que lucha contra el medio en el que vive y por encontrar su propia identidad, defender lo que quiere sin importar lo que el resto de la gente espera de ella.

El brassier de Emma fue la segunda película que Sofía hizo hace ya 11 años, con Marisa Sistach (directora con la que también realizó su primer filme). Este año, se cumplen 10 del estreno de esa producción y Sofía acudió a Guelatao como invitada especial del primer aniversario del Cine Too y para presentar su película, una que recuerda como muy especial y bonita, pues tiene tintes de comedia y habla de una época (finales de los 60) cuando estaban cambiando muchas cosas (en esa década sale al mercado la píldora anticonceptiva).

En la película, Sofía interpreta a Emma, una niña de 13 años a quien le empiezan a crecer los senos y “vive con ese miedo a crecer, pero al mismo tiempo se da cuenta de lo que significa ser mujer. Su madre tiene conflictos con su pareja y también está tratando de ser mujer más independiente”.
“Creo que es esa transición que existió en e esa época, que sigue sucediendo, sigue habiendo una lucha de la mujer por la igualdad (…), habla de ese brinco de ser una niña a ser una adolescente y empezar a descubrir el mundo en un momento histórico en donde muchas cosas están cambiando”, refiere Espinosa a 10 años del estreno del filme.

-Partiendo desde esta película hasta Gloria, con la cual se te da más proyección, ¿cómo percibes tu trayectoria?
-Creo que he tenido la gran fortuna de interpretar personajes de mujeres fuertes, donde el personaje femenino toma decisiones, tiene conflictos, no es nada más la acompañante del hombre ni nada. Creo que desde La niña en la piedra (2006) y varias películas más me ha tocado transitar por estos personajes de mujeres que están definiendo qué quieren, que están luchando por lo que quieren, que de una u otra manera… Sí, Gloria (2014) es bastante compleja, porque todos conocen la polémica, pero finalmente es alguien que logra salir adelante a pesar de todo lo que sucede a su alrededor, de lo que forma parte o no.
Aunque en muchas de las ocasiones existan papeles “más importantes para hombres”, Sofía piensa que también los hay para mujeres, pues hay cineastas mujeres “haciendo un cine muy interesante y también hay fotógrafas. De ahí que considere que cada vez están más equilibradas las cosas.

-Además de la actuación, has incursionado en la producción, ¿cómo te ha ido en esa faceta?
-Es todo un mundo, ha sido un poco por necesidad, a partir de Los bañistas (2014), una película que dirige Max Zunino donde escribimos juntos, que nos tocó producirla porque no tuvimos apoyo del Estado. Tenemos una casa productora que se llama Películas Avestruz y con eso hicimos una película muy guerrillera, juntamos gente muy padre que se quiso sumar al proyecto y se sumaron otros productores también, pero es distinto porque es estar en todos los procesos del cine, desde la escritura de guion, la preproducción… como actor preparas y haces toda tu chamba y ves la película dos años después. Y aquí es estar en todas esas etapas (…) y luego sigue ver de qué manera haces que tu película salga a las salas, que es una de las mayores luchas del cine mexicano e independiente, justo esta competencia con el cine hollywoodense que acapara todas las salas y por eso lugares como el Cine Too son tan importantes, porque son como un oasis donde llegar a ver películas ciertas películas.

-En el Festival de Cine de Morelia se hablaba de un auge por el documental y en México, en los últimos años, algunas ficciones han tendido a la comedia, parecida a Hollywood, ¿cómo percibes el desarrollo del cine en el país?
-Creo que cada vez somos más personas y cada vez hay más historias que contar, por suerte siempre hay muchas historias, cada vez hay más cineastas y cada vez las formas de hacer cine han ido cambiando (…), ya es más accesible y creo que por eso también el cine de ficción se ha mezclado con el cine documental (…). Y por otro lado, se vale que exista este cine comercial que apela a las masas. Ha habido una respuesta, de pronto creo que sí podría tener temáticas más interesantes, pero esa es un cuestión de gustos porque se vale y está bien que exista ese cine porque si no haces una película con alguien ultra famoso o con una temática un tanto profunda, de pronto no puedes acceder a esa cantidad de salas ni a esa misma cantidad de gente, creo que esa es la batalla.

Recientemente, Sofía volvió al cine gracias al doblaje en la película Coco, en la que hizo la voz de la mamá del niño, Miguel Rivera. Del filme, Sofía piensa “que acerca un poco a los latinos que viven allá y a las distintas comunidades a volver a las raíces, a las tradiciones. Creo que es importante no perder esas tradiciones y creo que es importante crear esos lazos entre las dos culturas y el mundo realmente donde hoy en día se abran más puentes y no barreras”.
En su carrera, explica que fue muy interesante hacer doblaje en dos idiomas, en inglés y español, además de que con el doblaje hay algo del personaje animado que se parece al actor.
Entre sus proyectos, está la película Bruma, que espera estrenar en 2018 “de manera bastante guerrillera”, aunque también quiere llevarla a salas comerciales y que recorra el país. Con su compañía teatral, Conejo con prisa, tiene un proyecto titulado Cómo aprendí a manejar, que ha presentado este año y planea llevar a más lugares del país.

El Cine Too, un oasis

Sofía explica que es importante sacar el cine mexicano y el cine del mundo “de la gran ciudad”, para llevarlo a proyectos como el Cine Too.
Venir a Guelatao, dice, le resulta muy inspirador al ver que el cine y el proyecto de Agenda Guelatao tengan seguimiento. “No se han rendido (los integrantes) y siguen trayendo gente, siguen invitando a cineastas, actores y productores a presentar las películas, a platicar con los chavos; al final para eso hacemos las películas, para que lleguen a la gente y entablar un diálogo con los demás”.

Su participación en Coco

Sofía Espinosa prestó su voz para la cinta Coco. La voz de esta joven formó parte de la producción tanto en la versión original en inglés como en la que se escuchará en América Latina.

Espinosa le da vida, con su voz, a la mamá de Miguel Rivera, un niño que sueña con convertirse en un músico reconocido, a pesar del drama que su anhelo representa adentro de la historia, debido a la incomprensible prohibición a la música que desde hace varias generaciones rige la vida de su familia.

La actriz y cantante en una entrevista reciente contó que su participación en Coco y el hecho de que haya podido formar parte tanto de la versión en inglés como en español la llevó a trabajar directamente con la gente de Pixar, y por ello explicó cómo dicho estudio de animación construyó su personaje “un poco en base al actor“. Sofía recalcó que la animación está basada en sus gestos y expresiones.


 

Relacionadas: