Budweiser Machaca Fest 2017; Avalancha de hits | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Budweiser Machaca Fest 2017; Avalancha de hits

Más de 80 mil personas asistieron a la doble jornada del encuentro musical regio que cerró ayer con Juanes, Residente, Pepe Madero y Café Tacvba


Budweiser Machaca Fest 2017; Avalancha de hits | El Imparcial de Oaxaca

Sin duda que Café Tacvba es una avalancha de éxitos. Rubén, Joselo, Quique y Meme merecen todos los aplausos por grabar temas inéditos cada que pueden, pero anoche en el Parque Fundidora, durante el Budweiser Machaca Fest 2017, quedó claro que lo
suyo está escrito en las páginas de oro del rock mexicano.

Las flores bajó las estrellas, Cómo te extraño invocó el alma de Leo Dan y Las batallas (un tema infaltable después de tantos años), hizo recordar lo bonito que es abrir la novela flaca de José Emilio Pacheco. Ahí se fueron 20 minutos para celebrar la existencia de cuatro chicos que han dado la cara por un país tan rico. ¿Quién no recuerda a Carlitos cometer tanto pecado en las páginas del difunto escritor?

A Café Tacvba hay que hacerlo suyo cada martes, pero en un domingo caluroso de Machaca hizo falta una cerveza, amigos, slam y toda la actitud de 40 mil personas que estaban endiosadas con los reyes del arrabal, la paz, la buena vibra y los defensores de la naturaleza.

Hasta los que bebían cerveza dejaron que se calentara con tal de ver a los tacvbos en acción y eso se valió, porque no todos los fines de semana se ve tocar a cuatro genios del orgullo nacional.

Ya ni hablar de los que estaban dormidos y se perdieron tan tremendo set, que incluyó nuevas canciones de su disco Jei Beibi, que los músicos estrenaron hace unas semanas en El Plaza Condesa de la Ciudad de México.

Volver a comenzar regresó el ambiente de la nostalgia a una calurosa noche, mejor dicho, a una ciudad cuya oscuridad es igual de candente que cuando hay luz natural.

La noche se prolongó y Rubén Albarrán, vocalista de la banda, seguía derrochando energía, porque hasta el cierre de esta edición Café Tacvba estaba tocando La Chilanga Banda, compuesta por Jaime López, entre otros temas.

Antes, durante la jornada de ayer, Juanes, Los Claxons, Porter, Coda y Cuca, pusieron el ritmo en el Parque Fundidora

Lo mejor es que los pies reaccionaran para librarla ayer en el Budweiser Machaca Fest 2017, con todo y que José Madero, Juanes, Residente y Café Tacvba eran lo mero bueno del cierre de la doble jornada.

Los Claxons, Porter, Coda y Pepe Madero le dieron la bienvenida a Juanes quien celebró el Día del Padre con un Disco de Oro que Universal Music le entregó por 30 mil copias vendidas de su reciente disco Mis planes son amarte, publicado hace un mes.

Y como sucedió con Pesado, los fans experimentaron la locura con el colombiano quien anduvo feliz por saber que México sigue apoyándolo en su carrera. Así cantó A Dios le pido y Fuego.

Lo interesante fue observar a las chicas derritiéndose por el cafetalero. El envase de chela no les alcanzó para acumular su enajenamiento. Una de ellas llevó las boobies tatuadas con el nombre de Juanes en cursivas. De esos tamaños es querido el cantante.

Del otro lado estuvo el rock de la vieja escuela con Cuca, con quien la mayoría de la gente bailó y se tambaleó con sus canciones en el escenario Budweiser.

La paga fue una de las más sabroseadas por las chavas más bonitas, quienes se colgaban del cuello de sus novios o amigos cariñosos para cantarles al oído. Una bandera colombiana se alzó para hacerse presente en territorio mexicano y siguió Mala gente para que los operadores de los food trucks también le entraran.

Juanes no tuvo problemas ni complejos para dedicarle, a la que le rompió el corazón en algún momento, el coro de la canción: “Y en el infierno enterita, enterita, te vas a quemar”. Hasta las chavas, sin pensar, le aplaudieron.

Incluso Tatiana llegó con su cervecita para bailar Camiseta negra y pasar bien el rato en el festival de su tierra.

Y otra vez, como con Pesado, Juanes volvió a rendir homenaje a Juanga, pero ahora con Querida y así fue dando lugar a que Residente subiera a la tarima.

René Pérez Joglar Residente recurrió al legado de Calle 13 para ayudarse en este viaje a través de Monterrey. Baile de los pobres y El aguante fueron dos rolas que pusieron a la banda potente, pero con la particularidad de que salió sin su hermano y, los puristas, pudieron percatarse de que sus músicos iban un poco por debajo del nivel que Eduardo Cabra impone en los discos de Calle 13. Calma pueblo llegó también para apaciguar a los mala copas, hasta que su protesta acabó.

Previo a Juanes, se presentó Pepe Madero, quien a pesar de que vive en el estado de la Sultana del Norte, tampoco aguantó el calor, pero así se subió a tocar con su pedestal lleno de rosas.

Lunes 28 y Noche de brujas fueron la introducción a Noche, su próximo álbum que se estrena a finales de julio. No fue necesario que cantara rolas de su alineación osezna, tampoco requirió de las improvisaciones de Magnolia y los No me olvides, porque la muchachada se supo completas las rolas de su etapa solista que empezó con Carmesí el año pasado.

El pájaro vio el cielo y se voló fue el cover con el que rindió honor a Los Auténticos Decadentes, en especial a Jorge Serrano Perro viejo el autor de la canción.

Así dejaron listo el escenario para el gran cierre del festival.

 

SE PONEN HEAVY

MONTERREY.

La ley de la banda que vale lo que pesa es la que se impuso en Monterrey y quién iba a imaginar que lo iban a dejar claro en pleno Budweiser Machaca Fest 2017.

Quienes se embriagaron sacaron el sentimiento y los sobrios se quitaron complejos y se olvidaron que su playera era de La Maldita Vecindad o de Café Tacvba y se pusieron la de Pesado.

Con los ojitos pispiretos, los pómulos hinchados de tanto alcohol, los ojos rojos y la chela tibia, vieron salir a Juanes para sumarse al tributo a Juan Gabriel con Te lo pido por favor.

Tocó el turno a otro hijo pródigo de la Sultana del Norte: José Madero, exvocalista de PXNDX, quien hizo suya una rola, quizá la más pegadora de la alineación: Ojalá que te mueras, una letra de ardor, que retumbó tanto que quienes estaban derrumbados, ebrios y devastados en el césped, se levantaron para cantar.

Las chamaconas también la cantaron, sin pensar mucho en la letra que tiene deseos oscuros como Ingrata, de Café Tacvba, que dejaron de tocar para no fomentar feminicidios.

Pero los regios, con la mentalidad de que esto es sólo parte de un show, la disfrutaron ya sin el tortuoso sol.

Antes, La Maldita Vecindad mandó su mensaje de amor, paz y unidad como acostumbra y por fin llegó el momento de hacer slam. Cuando acabó Solín los que se metieron al despapaye terminaron bañados, literalmente. Fue mejor alejarse de los de greña larga que se sacudieron para secarse mojando a los demás.

Pachuco y Kumbala, las clásicas. Evidente setlist que no deja de ser cool, sobre todo por la aparición de pachucos con todo el outfit, cual Roco Pachukote.

El escenario Takis se puso villero con los argentinos Damas Gratis, una celebración anticipada de rumba, juerga y pambolerismo, como sus rolas.

Más slam con Todos tus muertos y su versión de Gente que no, ya contemporánea y diferente a la de Los Auténticos Decadentes. Jumbo trajo la nostalgia con Fotografía, Siento que, Rockstar y Monotransistor sonaron en su tierra, en el escenario Bud Light cuyos alrededores ya tenían hombres derrumbados por la cebada.