¿La inflación seguirá siendo transitoria? | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

¿La inflación seguirá siendo transitoria?

El gasto de los consumidores estadounidenses aumentó en septiembre, a pesar de la expiración de las prestaciones por desempleo mejoradas. Desafortunadamente impactará en los precios mexicanos.


¿La inflación seguirá siendo transitoria? | El Imparcial de Oaxaca

Mientras tanto, los trabajadores vieron sus mayores aumentos de compensación en al menos 20 años, según los nuevos datos del gobierno publicados el viernes. Asimismo mostraron que el gasto de los consumidores también aumentó en septiembre, a pesar de la expiración de las prestaciones por desempleo mejoradas.

Esto es preocupante porque impactará en los precios mexicanos. Los informes apuntan a una recuperación atrapada entre la robusta demanda de los consumidores y la grave escasez de oferta, lo que lleva a un rápido repunte de la inflación.

También presionaron a los funcionarios de la Reserva Federal mientras se preparan para reunirse la próxima semana. Una inflación persistentemente alta podría contrarrestar el aumento de los salarios y empeorar la situación de los hogares. También podría obligar al banco central a subir las tasas de interés para mantener los precios bajo control. Tal movimiento podría, a su vez, desacelerar y poner en riesgo la recuperación económica cuando la tasa de desempleo sigue siendo más alta que antes de la pandemia.

 

Los funcionarios dicen que esperan que el reciente estallido de la inflación sea temporal, pero también han planteado la posibilidad de retirar el apoyo a la economía más rápido de lo previsto. El indicador de inflación referente de la Fed, el índice de precios de los gastos de consumo personal, subió un 4.4% en septiembre con respecto al año anterior, el ritmo más rápido desde 1991. El índice subió un 0.3% en septiembre respecto al mes anterior.

Excluyendo las categorías de alimentos y energía, que tienden a ser más volátiles, el índice subió un 0.2% durante el mes y un 3.6% durante el año. El índice de costo del empleo, una medida de compensación laboral que incluye tanto los salarios como los beneficios, subió 1.3% en el tercer trimestre comparado con el segundo, el ritmo más rápido desde al menos 2001, informó el Departamento de Trabajo.

Los trabajadores de los sectores del ocio, la hotelería y el comercio minorista vieron aumentos de compensación particularmente altos, ya que los empleadores luchaban por cubrir los puestos vacantes. Los consumidores también anticiparon en octubre la tasa de inflación anual más alta desde 2008 con un 4.8%, según la encuesta de sentimiento. Las mayores expectativas de inflación al consumidor son una preocupación para los responsables de la formulación de políticas porque podrían impulsar a las empresas y los trabajadores a aumentar los precios y las demandas salariales en el futuro, haciendo que las expectativas se cumplan por sí solas.

Aproximadamente el 62% de los adultos estadunidenses está trabajando o buscando trabajo, la tasa más baja desde la década de 1970. Esos factores se han combinado para empujar la inflación muy por encima del objetivo del 2% de la Fed. Los economistas dicen que esperan que la inflación se mantenga elevada hasta que se calmen las perturbaciones relacionadas con la pandemia, quizás en algún momento del próximo año.

Se espera que el banco central anuncie la próxima semana que comenzará a reducir sus compras de activos en noviembre. Los funcionarios han apuntado a un aumento de la tasa de interés el próximo año una vez que se complete la reducción. La mayor preocupación en este momento son los persistentes problemas de suministro, que mantendrán los precios elevados.

El gasto del consumidor aumentó a una tasa anual ajustada estacionalmente del 0.6% en septiembre, por debajo del 0.8% en agosto, ya que los precios más altos, la escasez de productos y un aumento de los nuevos casos de covid-19 causados por la variante Delta moderaron las compras. Los ingresos personales cayeron un 1% el mes pasado, impulsados por una disminución del 72% en los beneficios del seguro de desempleo que compensaron un aumento del 0.7% en los salarios y beneficios, según el informe. Las espadas inflacionarias están en todo lo alto: ¿es transitorio o no? Veremos que dice la Fed esta semana que empieza.