Exponen influencia del muralismo mexicano en Hacer Noche - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Exponen influencia del muralismo mexicano en Hacer Noche

Las obras de Rufino Tamayo, Ibrahim El-Salahi, Lola Álvarez Bravo, David Alfaro Siqueiros, Kamala Ibrahim Ishaq, Elizabeth Catlett y Lola Cueto forman parte de la exposición que vincula a todo el programa


Exponen influencia del muralismo mexicano en Hacer Noche | El Imparcial de Oaxaca
La exposición abarca cerca de 100 piezas, entre fotografías, documentos, dibujos, pinturas en óleo y acuarela

La influencia del muralismo mexicano en el mundo, principalmente en Medio Oriente y los países considerados del “sur” se muestra en la exposición central del programa Hacer Noche, en el Museo de las Culturas de Oaxaca.

Desde este sábado y hasta diciembre, la exposición aproxima al público a las obras de artistas mexicanos como Lola Álvarez Bravo, Rufino Tamayo, Lola Cueto, David Alfaro Siqueiros y cómo su quehacer tuvo ecos o respuestas en Sudán, con los artistas Kamala Ibrahim Ishaq e Ibrahim El-Salahi, por ejemplo.

El cómo su legado tiene resonancias en la actualidad o con generaciones más recientes es otra de las cualidades de la exposición de la edición “Promised Land”. También el que esta exposición funciona como eje de todo el programa y las muestras inauguradas en sitios como el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), el Jardín Etnobotánico, la Casa de la Cultura Oaxaqueña, el Archivo General del Estado de Oaxaca o el Museo textil.

Francisco Berzunza, director de Hacer Noche, explica que la exposición curada principalmente por Elvira Dyangani Ose (directora del Museo de Arte Contemporáneo de Brcelona) abarca cerca de 100 piezas, entre fotografías, documentos, dibujos, pinturas en óleo y acuarela, así como gráficas en diversas técnicas, realidad aumentada, textiles y escultura.

Todo parte de este espacio, todas las ideas; que son conceptos que Elvira delineó precisamente, como solidaridad, colectividad, historia, todo parte de aquí y van cruzando varias de las sedes”.

La exposición abre con dos fotografías de Lola Álvarez Bravo sobre una serie sobre la proyección del futuro y la influencia del constructivismo ruso, pero con la línea del arte posrevolucionario de México. “Lola realiza por encargo de la hoy Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en su edificio sede, una serie de foto murales que es el primer ejercicio de este tipo en México”.

Del oaxaqueño Rufino Tamayo, se trajo una pieza del Museo Nacional de Arte, Munal. “Terror cósmico”, título de la misma, sintetiza “las ideas Tamayo después de la Segunda Guerra Mundial y la explosión de la bomba atómica”.

Es el preludio de toda su serie de galaxias”, cuenta Berzuna sobre la obra que se muestra al lado de una de Ibrahim El-Salahi, “el primer pintor africano en la historia en tener una retrospectiva” en el Tate Modern. El Salahi, agrega Berzuna, llega a México en los años 50 del siglo pasado y logra un encuentro con Tamayo, a quien admiró y con quien convive durante dos semanas.

Tras su obligado retorno a su país y la muerte de su padre, Ibrahim pinta “El último sonido”, de la misma colección que el cuadro que se expone en el Museo de las Culturas de Oaxaca y que se considera la primera obra de arte moderno abstracto en África. “Salahi le atribuye el nacimiento de la Escuela de Khartoum, la mamá del modernismo en África, a su encuentro con Rufino Tamayo, el haber visto los murales de Tamayo en el Palacio de Bellas Artes”.

La exposición trae por primera vez a Oaxaca y México, incluso a América Latina, la obra de la artista sudanesa Kamala Ibrahim Ishaq, “la gran pintora viva en África. “Ella funda el movimiento cristalista, el movimiento de arte conceptual más importante de esa parte de África”, comenta Berzunza y añade que la trata de reflejar en su obra las preocupaciones de las mujeres en un mundo dominado por los hombres.

En esta exposición cada pieza está contando una historia y entre las historias van construyendo distintas narrativas, no solo en Santo Domingo sino hacia afuera, refiere Francisco. Y quien remarca que en la mayoría de los casos, es la primera vez que se presentan algunos artistas juntos en México.

Lola Álvarez Bravo, Ibahim El-Salahi, Rufino Tamauo, David Alfaro Siqueiros, Kamala Ibrahim Ishaq, Elizabeth Catlett y Lola Cueto son algunas de las figuras cuyas obras forman parte de la exposición que vincula a todo el programa en Oaxaca. También a Wendy Cabrera Rubio, Berenice Olmedo, Daniela Rosell, entre otros. Estos últimos como nuevas generaciones que se ven influidas o conectadas por la obra de los primeros.

José Luis Noria, director del Museo de las Culturas de Oaxaca, señala que la exposición es una manera en la que el recinto se abre a “propuestas innovadoras” y así acercar a las personas a otro tipo de expresiones desde un museo que ha sido referente de estado y capital.

Y que a su vez permite conocer las conexiones o líneas de comunicación del muralismo mexicano con Medio Oriente.

La exposición se distribuye en tres salas del museo (Refectorio, Domina y Antecoro), sitio que ya en 2018 fue parte de la primera edición del programa Hacer Noche.


 

Relacionadas: