“Oaxaca no es el Lunes del Cerro”: Jaime Martínez | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

“Oaxaca no es el Lunes del Cerro”: Jaime Martínez

El intelectual zapoteco apunta que ningún organismo debe atribuirse el poder para elegir o excluir a una delegación del programa oficial


“Oaxaca no es el Lunes del Cerro”: Jaime Martínez | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / En estos Lunes del Cerro, los municipios serranos estuvieron ausentes

Para el pensador zapoteco Jaime Martínez Luna es importante que la sociedad tenga muy claro que “Oaxaca no es el Lunes del Cerro”, que la guelaguetza, palabra que se usa para nombrar a las fiestas de julio organizadas por el gobierno estatal, implica una práctica que da identidad a las comunidades.

Pero también apunta que aun en el programa oficial nadie debe tener el poder de elegir o excluir a una comunidad. Sin embargo, expone que la manera en que se organizan los Lunes del Cerro muestran que el estado está gobernado por “una mentalidad totalmente lucrativa” que solo beneficia a unos cuantos.

En entrevista, el intelectual, trovador y escritor habla sobre la fiesta que en este año tuvo una promoción sin precedentes y en la que los candados de la convocatoria terminaron por limitar la participación de la región Sierra Norte. Una de las ocho de la entidad y de la que es originario.

Oaxaca tiene como sustento de vida la guelaguetza”, señala Martínez sobre la palabra que significa ayuda mutua, recíproca, y que se practica en las comunidades indígenas durante alguna celebración o compromiso.

 

Oaxaca es guelaguetza, por lo tanto ningún organismo debe atribuirse el poder para elegir o excluir a una delegación que lo que hace es dar su ser, su hacer de la vida en conjunto, en comunidad”, añade.

El hecho de que se hayan colocado candados en la convocatoria, dice, “no explica nada más que la cuadratura que impera en la mentalidad de los que organizan ese evento (el Lunes del cerro)”.

Al recordar que la entidad tiene la libertad de organizar sus eventos “cuantas veces y en donde quiera”, en tanto esto es resultado de su manera de ser, de su manera de pensar, Martínez también explica que sus manifestaciones no deben ser controladas “por un gobierno ni por una comisión institucional, mucho menos orientarla hacia fines eminentemente lucrativos”.

 

Jaime Martínez dijo que los serranos no necesitan de auditorio para demostrar lo que son / Los candados de la convocatoria terminaron por limitar la participación de la región Sierra Norte. Fotos: Adrán Gaytán

En estos Lunes del Cerro, los municipios serranos estuvieron ausentes, luego de un proceso en el que el Comité de Autenticidad señala que no hubo inscripciones de tal región entre las 62 recibidas.

Pero para el pensador zapoteca, “los serranos no necesitan de auditorio para demostrar lo que son” y que “demostraron el (pasado) día domingo en las calles”.

Las fiestas de Guelaguetza, que se extienden de julio a agosto con otros eventos como la Feria del Mezcal, la del Tejate y el Tamal, el festival de los moles, entre otros, se retomaron tras dos años suspendidas por la pandemia.

Sin embargo, desde la perspectiva del intelectual, la forma en que se han realizado los Lunes del Cerro durante varios años demuestran “que Oaxaca está gobernado con una mentalidad totalmente lucrativa, mercantil”. Aunque aclara que no con eso pueda haber un beneficio general. Pero terminan en “el beneficio particular para las empresas dedicadas al turismo de manera exclusiva”.

Finalmente, expone que “para que el turista conozca Oaxaca debe entender que Oaxaca es una civilización, otra, originaria, que tiene su fundamento no solamente en el respeto a la naturaleza sino en hacer las cosas mediante su comunalidad”.


 

Relacionadas: