Primera Persona del Singular | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Primera Persona del Singular

Quienes gustan de adentrarse en el mundo de los libros, seguramente se han encontrado ya con algún libro de la colección Andanzas, que publica el sello TusQuets, pues ahí han…


Primera Persona del Singular | El Imparcial de Oaxaca

Quienes gustan de adentrarse en el mundo de los libros, seguramente se han encontrado ya con algún libro de la colección Andanzas, que publica el sello TusQuets, pues ahí han desfilado desde 1981 los máximos exponentes de la literatura contemporánea, mujeres y hombres que han consagrado con prestigio su nombre dentro del universo de las letras. Este mes de octubre han llegado a su título No. 1,000 y en cajas edición especial distribuyeron Primera Persona del Singular (2021) el nuevo libro de Haruki Murakami, el eterno candidato al Nobel, que se vuelve a entregar a sus lectores, esta vez con un libro de relatos.

Con una llamativa portada, nos da la bienvenida esta obra de 279 páginas conformada por ocho textos sueltos, que no siguen una cronología y dan la impresión de haber sido escritos según el recuerdo de la caprichosa memoria, pues hilvanando juegan entre la ficción y la biografía, en la que por momentos de asoma de manera muy personal su autor.

Nunca se nombra, sin embargo, el lector, fácilmente puede deducir que habla de sí, por la forma en que son contadas las historia: en primera persona. Murakami construyó relatos largos, que no llegan a ser tediosos, pues, aunque a primera vista, podrían parecer simples, denotan el gran dominio de las palabras con las que cuenta el escritor japonés.

Los nombres de los textos son: Áspera piedra, fría almohada, Flor y nata, With the Beatles, Primera persona del singular y Charie Parker Plays Bossa Nova, en este último, así como Borges se inventaba novelas para reseñarlas en sus cuentos, él se inventó un disco que le atribuyó fantasiosamente al extinto jazzista Charlie Parker.

Pero también tienen otros títulos como Antología Poética de los Yankult Swallows donde repasa su gusto por el Béisbol y su inalterable afición por el equipo de su estado, que, aunque hace décadas no gana campeonatos, sigue admirando por el puro gusto del deber, a ellos les escribe una serie de poemas que de joven publicó en una edición de autor, la cual pasó sin pena ni gloria, pero hoy son toda una joya para los coleccionistas de libros.

Hay otros textos como Confesiones de un mono Shinagawa, en el que pone en duda sus recuerdos al aseverar que ha conocido a un viejo mono que sabe hablar y que roba el nombre de sus amores platónicos, o Carnaval, donde habla de la mujer “más fea” que ha conocido, que sabía sacar provecho de sus únicas gracias, mientras dice, las “bonitas” no hacían más que sentirse mal por sus únicos defectos.

Tenemos, pues, una serie de relatos bien narrados, en donde aparecen en todo momento mujeres, que son primero descritas por su físico, luego por su intelecto u otros elementos repetitivos para el autor como la música, desde la clásica hasta la de aquellas bandas que marcaron su época y un sinfín de obsesiones en las que Murakami navega.