Las Brumas de Ruth Ramos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Las Brumas de Ruth Ramos

Ruth Ramos está en su momento cumbre de la plástica oaxaqueña


Las Brumas de Ruth Ramos | El Imparcial de Oaxaca
Ruth Ramos está en su momento cumbre de la plástica.
InText ADEQ

Dolores Jiménez

Desde hace tiempo conozco a Ruth Ramos, cuando aún tomaba un curso en la Casa de la Cultura Oaxaqueña. Después le hice la primera entrevista porque ya se había superado un poco más; sin embargo, le faltaba mucho por aprender, pero su persistencia nunca la dejó. Buscó otros cursos con otras técnicas para mejorar su obra plástica; así fue creciendo su interés hasta encontrar maestros de la talla de Conrado Álvarez, Fortino Lázaro y Josué Vásquez. Pues aunque ella había estudiado Administración de Empresas Turísticas, en el Instituto Tecnológico de Oaxaca, su inclinación siempre fue la pintura. Transcurrió el tiempo con la insistencia en la creatividad sobre la plástica. Un día no muy lejano echó a volar su imaginación al grado de realizar una buena búsqueda que plasmó en el lienzo. No conforme con sus pinceladas buscó la forma del grabado con la maestra Gisela Sánchez; es aquí donde se desarrolla con temas muy apropiados que le han servido para exponer en forma colectiva.

Ella se ha realizado como profesionista, como esposa y como madre. Sin embargo, sentía un vacío porque desde niña dibujaba flores, árboles, paisaje, símbolos y todo lo que a la mente le venía. Fue una época de la vida privada, en que atravesó diversos problemas familiares que no le permitían ser ella. Pero el tiempo la llevaba de la mano para mostrarle que sus emociones podían sanar con la pintura, una forma de expresión que nunca ha dejado; al contrario, se ha vuelto más creativa en la búsqueda de temas surrealistas que hoy le permiten expresar que tiene madera de artista, demostrándolo en su nueva exposición en Casa 100, donde su obra está a la vista del público; admirablemente con temas nuevos que sorprenden en la bruma de más de 25 cuadros expuestos a la vista pública.

Con esto demuestra que ha trabajado con grupos de ayuda a familiares con problemas de alcoholismo y drogadicción. En 2016 decidió participar en el proyecto Resiliencia Integrarte sin Etiquetarte, colectivo que busca a través del arte generar una conciencia en la población sobre las enfermedades mentales.

Artísticamente para nosotros, Ruth Ramos está en su momento cumbre de la plástica oaxaqueña: ha encontrado la estética, la elasticidad en la forma humana, las combinaciones del color con la extraordinaria dimensión para colocarse dentro del grupo de buenos pintores oaxaqueños. Por este lado ella sigue trabajando en su taller privado, abierto al público. Continúa participando en forma colectiva con otros grupos, pero hoy la tenemos en una forma individual, y esto da motivo a la superación de un mejoramiento en el arte plástico. Deseando que continúe en su búsqueda hasta donde ella ha deseado llegar, por lo que ya es conocida en la república mexicana y, seguramente, con proyecto hacia el extranjero.

CRÍTICA

En lo personal he encontrado a una Ruth Ramos muy diferente a la que hace tiempo conocí, ya que su obra la sentía rutinaria; hoy me atrevo decir que es revolucionaria, persistiendo en la creatividad e imaginación del surrealismo propio. Y desde este espacio mis sinceras felicitaciones en tanto avance plástico. Y la insto a continuar plasmando los nuevos acontecimientos en la estética de la creatividad, para llegar a la meta propuesta que ella tiene de ver hacia adelante.