"Seremos una sociedad mucho peor": Leila Guerriero
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

“Seremos una sociedad mucho peor”: Leila Guerriero

La periodista argentina observa una estigmatización hacia las personas contagiadas, historias invisibilizadas o romantizadas y considera que la xenofobia se verá multiplicada


“Seremos una sociedad mucho peor”: Leila Guerriero | El Imparcial de Oaxaca

¿Cambiaremos como sociedad a raíz de la pandemia de Covid-19? “Seremos una sociedad mucho peor, creo”, responde rápidamente la periodista Leila Guerriero, quien no vaticina un panorama tan optimista al ver que, por ejemplo: a los adolescentes se les ha visto como un problema o a las personas contagiadas como irresponsables. O en donde el miedo a los demás se ha formado desde los discursos de gobiernos, del personal de salud y del periodismo. Y en el que “hay un montón de cuestiones invisibilizadas”.

Para la cronista, autora de Los suicidas del fin del mundo, la pandemia ha tenido varios momentos. Al principio hubo un optimismo por estar en casa con la familia o por ser una sociedad menos estresada, pero al final uno infundado y negador, “en el que solo los burgueses podían estar contentos”, mas no quien vive de salir a vender aguacates o ni siquiera tiene un techo o servicios básicos. 

De ahí sobrevino el transformarse en “cámaras espías de lo que está haciendo el vecino” y un sistema de denuncia. Y la creación de un “campo semántico” en torno a la enfermedad, por las palabras dictadas desde la ciencia y un discurso de control: sospechoso, aislamiento, por ejemplo.

Invitada de la edición 40 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), Leila Guerriero (Argentina, 1967) señala que todo esto aumentó actitudes ya existentes como el miedo al migrante, al extranjero. “La xenofobia está a la orden del día y todo eso se va a ver multiplicado. Ahora el extranjero no es solo el tipo que puede quedarse con su trabajo, es también el que le puede traer una infección”. Aunque también dejará una huella imborrable en las sociedades, similares a las dejadas por el 11 de septiembre.

Desde el periodismo, en el que se ha decantado por el género literario o narrativo, Leila señala que en todo lo que se vive ahora hay gran responsabilidad del oficio. Tanto por dejar de lado algunas historias como por romantizar (idealizar) las situaciones de pobreza, al mirarlas como un ejemplo de superación, cuando no debieran de ser vistas así. “Romantizar esos temas y no mostrar la profunda frustración de esas historias me parece agresivo, me parece que es tratar de impostar un optimismo que en realidad tiene matices”.

Leila será parte de un conversatorio junto a la también periodista Alma Guillermoprieto, como parte de la FILO. Frente a ello, adelanta otras reflexiones sobre el periodismo, del que considera que el narrativo o literario estará afectado como siempre. Pero que con la pandemia se ha acentuado el género o vertiente más tradicional: “Ese trabajo está súper afectado. Lo estaba antes de la pandemia y creo que lo está aún peor”. 

También reflexiona sobre los movimientos feministas, los que en los últimos tiempos han tomado las calles y del que algunas movilizaciones cobraron mayor fuerza al inicio de la pandemia. “Extrañé que se pusiera más en discusión, desde los feminismos, el tema de cómo se ha transformado el cuerpo, que es uno político siempre, en un peligro… Me alarmó ver cómo el cuerpo del otro se transformaba en un cuerpo peligroso, me hubiera gustado ver una discusión al respecto”.