César Herros presenta una “obra del aire” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

César Herros presenta una “obra del aire”

La serie fotográfica se centra en el cuerpo humano como un transmisor de emociones, a través de bailarines de danza aérea


César Herros presenta una “obra del aire” | El Imparcial de Oaxaca

Desde 2015, César Herros se dedicó a registrar las actuaciones de bailarines de danza aérea. Lo que comenzó como un simple trabajo se volvió una pasión por el cuerpo humano como transmisor de sensaciones, así lo relata el autor que desde el pasado viernes y hasta el 25 de octubre comparte su obra en la galería Alfonso Rivas, de la Casa de la Cultura Oaxaqueña.

Herros, quien presenta una serie en blanco y negro, titulada “Aeris opus” (“Obra del aire”), refiere que además de las sensaciones, los cuerpos retratados transmiten pensamientos y deseos. En el aire, con las extremidades envueltas en telas, estos cuerpos también denotan fuerza, equilibrio, resistencia y otras cualidades. Ya sea en un espectáculo público o en escenarios privados, los destinados a los ensayos, estas imágenes intentan, “humildemente, mirar y mostrar un poco más allá de lo que la luz tiene a bien rebelarnos”, explica César.

Y agrega que “con un poco de empatía, la catarsis del momento de la creación escénica puede mostrarnos al ser humano pleno y metafóricamente desnudo en comunión con lo más sagrado de la vida: la libertad. Esa libertad que solo se logra entregando todo, abandonando todo”.

De la danza, tema esencial en esta muestra en torno al cuerpo, el fotógrafo también destaca que se trata de una arte en donde la fuerza y la expresividad son resultado de la disciplina y entrega de sus ejecutantes. Asimismo, de un ejercicio que permite conocer las habilidades y límites del cuerpo que se habita.

La exposición que consta de más de una decena de piezas, y creada en los últimos tres años, fue abierta la tarde del viernes en el recinto ubicado en González Ortega 403, Centro de la ciudad de Oaxaca.