Difunden festivales, riqueza cultural de la mixteca baja
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Difunden festivales, riqueza cultural de la mixteca baja

Para contribuir con el desarrollo de los pueblos se promueven y comercializan los productos regionales, música y gastronomía

Difunden festivales, riqueza cultural de la mixteca baja | El Imparcial de Oaxaca

Con el fin de contribuir con el desarrollo de los pueblos nativos de la Mixteca baja de Huajuapan, se difunden sus riquezas naturales y culturales a través de la realización de festivales, donde se promueve y comercializan sus productos regionales, música y gastronomía.

En este año, la comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI, en coordinación con las autoridades llevaron a cabo 5 festivales que promovieron en la comunidad los valores culturales y las riquezas con las que cuentan.

En este año 2018, en el mes de febrero, se llevó a cabo el festival de pan artesanal y la tortilla en la comunidad de San Marcos Arteaga, en mayo, la feria de la pitaya 2018 en Santiago Chazumba, San José Chichihualtepec, Santo Domingo Tianguistengo, Santa María Camotlán y La Trinidad Huaxtepec.

En el mes de agosto pasado el trail del Coyote en Asunción Coyotepeji, donde concentró a corredores de diversas poblaciones, además degustaron de la gastronomía, las obras de arte y de la música, así también el primero y dos de septiembre se llevó a cabo el segundo encuentro biocultural en la comunidad de Zapotitlán Palmas, también con el enfoque de generar la comercialización regional y la difusión de estos lugares turísticos.

Anastasio Villarreal Díaz, director del Centro Coordinador de la Cdi en Silacayoapan, dio a conocer que se está aprovechando cuatro elementos fundamentales, la naturaleza, cultura, los procesos organizativos y productivos de cada una de las poblaciones, ejes fundamentales de riqueza para generar el turismo y la derrama económica.

Por ejemplo en la comunidad de Zapotitlán Palmas, Huajuapan, este primero y dos, el segundo encuentro biocultural, fue con diversas actividades, amenizaron con música prehispánica, conciertos de artistas que regresan a la tierra que los vio nacer, este ya se volvió un foro para los migrantes que dan sus aportaciones.

El dos, el trial de la palma de 10 kilómetros a campo traviesa tuvo su aportación a la cultura porque a los ganadores se les dio una obra de arte hecha de cucharilla a forma de trofeo, una acción que genera bienestar a los artesanos de este producto regional.

Se presentó un cantautor chocholteco, lengua en peligro de extinción, en la parte gastronómica, el mole del tambor, la barbacoa de palma, esta es una comunidad que trabaja tejiendo la fibra sintética, pero que conserva amplia cultura como riqueza máxima.

Con los festivales se trata de posesionar a esta región en una zona turística, el fortalecimiento de las economías comunitarias, además de la gastronomía, ya que participan los platillos más característicos de cada una de las localidades y desde las artesanías que se hacen en estas poblaciones.

La realización de cada uno de estos eventos han dado muy buenos resultados, entre ellos la producción que se demuestran en cada uno de los festivales, el regreso de los migrantes y la comercialización de los productos regionales.

El servidor público hizo la invitación para que visiten las comunidades donde están proyectando los corredores bioculturales con festivales, aprovechado los dones de la naturaleza, la cultura, los procesos organizativos y productivos, cuatro elementos de riqueza que debe conocer la comunidad y los turistas nacionales.