Muere linchado en San Martín Mexicápam; Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Muere linchado en San Martín Mexicápam; Oaxaca

“Vamos amarrarlo en el poste y lincharlo para que aprenda a respetar las cosas ajenas”, gritó una mujer.

Muere linchado en San Martín Mexicápam; Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Vecinos de la colonia Azucenas de San Martín Mexicápam, retuvieron, amarraron y golpearon con saña a Feliciano, de 43 años de edad, acusado de entrar a robar, con otros dos, una vivienda; uniformados se enfrascaron en una gresca con los pobladores al rescatar al detenido, quien falleció cuando era atendido de las lesiones que le provocaron.

Serían las 06:30 horas cuando vecinos de la octava calle de Las Rosas de la colonia Azucenas escucharon ruidos adentro de una casa. Salieron a investigar qué es lo que sucedía y descubrieron a tres hombres en el interior, por lo que empezaron a gritar para pedir ayuda.

Los vecinos de la calle al escuchar los gritos se concentraban en minutos, en tanto los tres salieron de la casa para escapar. Dos lo lograron, ya que uno de ellos fue retenido.

Aseguran que cuando lo retuvieron llevaba unas sillas que pretendía robar, por lo que, con tal de escapar, los enfrentó.
Sin embargo, fue sometido y enseguida comenzaron a golpearlo hasta cansarse.

“Vamos amarrarlo en el poste y lincharlo para que aprenda a respetar las cosas ajenas”, gritó una mujer.

Sin pensarlo mucho, con un mecate comenzaron a sujetarlo de las manos, pies y cuerpo, para atarlo al poste. A pesar de que su rostro estaba manchado de sangre, los vecinos lo golpeaban en la cara.

Atado al poste suplicaba que lo dejaran de golpear, con el rictus del terror volteaba la mirada y levantaba la cabeza, veía con temor a las personas que lo rodeaban y amagaban con lincharlo.

Elementos de las diferentes corporaciones policíacas llegaron al lugar al dialogar con los vecinos y no cometer un delito, sino por el contrario, poner al detenido a disposición de la Fiscalía General del Estado.

Tras renegar un poco, los vecinos accedieron, a regañadientes, por lo que los policías trataron de desatarlo.

Sin embargo, no lo lograron, ya que en eso llegaron más vecinos e incluso mototaxistas, quienes les pidieron a los policías que se retiraran del lugar.

Los gritos salieron a relucir y se escuchaban amenazas de muerte.

“Vamos a lincharlo para que entienda que en esta colonia no tienen por qué entrar a robar, vamos a bañarlo de gasolina y lo quemamos”, advertían.

Los vecinos decidieron que recorriera caminando las calles de la colonia Azucenas, atado de las manos y sin playera.

Sangrando de la cabeza y el cuerpo el hombre se quejaba de dolor mientras cumplía el castigo impuesto.

Los vecinos lo pasearon gritándole y por ratos recibía golpes en el rostro y el cuerpo, mientras el “sentenciado” sollozaba por la tortura.

Después de recorrer las cuadras de la colonia, llegaron a la calle Las Rosas, donde elementos de la policía nuevamente decidieron intervenir, tratando de dialogar con los inconformes para que entregaran al detenido, quien estaba muy lesionado, pero los vecinos no entendieron razones y siguieron golpeándolo.

Los uniformados decidieron terminar el castigo y llevarse al detenido.

Entre golpes, empujones, pedradas y palazos, los policías lograron rescatarlo, lo subieron a una patrulla y lo pusieron a salvo. En la gresca, tres elementos policiacos resultaron con lesiones.

Enseguida, trasladaron al detenido al hospital de la Cruz Roja donde se quedó recibiendo atención médica.

En la sala de urgencias dijo llamarse Feliciano, de 43 años de edad y con domicilio en la calle Benito Juárez de la colonia Jacarandas, de la agencia San Martín Mexicápam. Se quejaba de dolor en diferentes partes del cuerpo.

Los médicos de la Cruz Roja diagnosticaron que sus lesiones eran de gravedad y necesitaban que le tomaran radiografías en las costillas y la cabeza.

Sin embargo, el paciente dijo que no podría pagar los gastos ni había nadie para firmar de responsable y responsabilizarse de los pagos que se generaran al brindarle atención médica.

En eso estaban cuando llegaron familiares al hospital, quienes reiteraron que no tenían dinero, sin embargo, tenían Seguro Popular, por lo que pidieron que lo trasladaran, pero en la Cruz Roja les dijeron que no contaban con ambulancia en ese momento, por lo que decidieron esperar.

Después de tres horas de ser rescatado y estar en el hospital, ante las lesiones que presentaba en el cuerpo entro en paro. Los médicos trataron de reanimarlo dándole RCP, pero debido a la gravedad de sus lesiones en la cabeza y el cuerpo falleció.
Los médicos salieron y dieron la noticia a los uniformados y a los familiares que esperaban.

Horas después, al lugar llegaron elementos de la Agencia Estatal de Investigación, en compañía de peritos de la Fiscalía quienes realizaron las diligencias correspondientes, al término ordenaron el levantamiento del cuerpo sin vida y el traslado al anfiteatro de la ciudad para la práctica de la necrocirugía de ley.

Se inició el legajo de investigación en contra de las personas que participaron en el linchamiento del detenido.

Respecto al tema, el comisionado de Seguridad Pública y Vialidad Municipal, Jorge Alberto Guillén Alcalá, aseveró que el actuar de los elementos se implementan en estricto apego a la ley y en pleno respeto a los derechos humanos de las personas.

Aseguró que la policía actuó con base a los protocolos establecidos, para rescatar al retenido, quien fue trasladado a la Cruz Roja, para recibir atención médica oportuna debido a la gravedad de las lesiones ocasionadas por los vecinos de la colonia Azucenas.

Afirmó que la policía se encuentra preparada para que en todo momento se preserve el orden. Confirmó que para garantizar los derechos humanos del acusado se exhortó a los inconformes a liberarlo y presentar una denuncia ante las instancias correspondientes pero se negaron.

“En Oaxaca no podemos aplicar la ley por nuestra propia mano”, aseveró, al tiempo de hacer un llamado para anteponer el diálogo y la concordia, a favor del orden y la paz social en la ciudad.

Rechazó cualquier tipo o expresión de violencia, que atenten contra la integridad física de las personas.

“La única misión de los elementos de la policía municipal es, brindar apoyo y seguridad a toda la sociedad y sobre todo hacer guardar las leyes”, aseveró.