Mendigando justicia; lo desterran, le queman su casa y privan de la libertad a su padre |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Mendigando justicia; lo desterran, le queman su casa y privan de la libertad a su padre

Una queja laboral provocó que lo expulsaran del pueblo, le quemaran su casa en San Juan Atepec Ixtlán y privaran de la libertad a su anciano padre; las autoridades investigan el caso

Mendigando justicia; lo desterran, le queman su casa y privan de la libertad a su padre | El Imparcial de Oaxaca

César Manzano, comunero de San Juan Atepec Ixtlán y desterrado por haber denunciado ciertos abusos y violaciones a sus derechos humanos, se reencontró ayer con su padre, quien le fue entregado durante una audiencia.

Resulta que además de ser desterrado, las autoridades le interpusieron una demanda de carácter familiar porque supuestamente había abandonado a sus familiares.

En entrevista declaró que en ningún momento abandonó a su padre Antonio, ni a su esposa o hijos, sino fue obligado por caciques del pueblo a salir. “Querían tener como rehén a mi padre para que regresara y aplicara mi propia justicia”.

Aseguró que en septiembre pasado, pobladores decidieron expulsar a César Manzano Morales y destruirle su vivienda.

Explicó que todo comenzó desde que solicitó que se le pagara el reparto de utilidades por los servicios forestales que presta la localidad.

No recibió este beneficio al que tiene derecho, además de haber cumplido con los cargos que se le asignan en la localidad.

Confirmó que presentó algunas denuncias por lo ocurrido y se le otorgó la razón jurídica, a pesar de ello, se le señaló de provocar gastos a la comunidad por las demandas.
Hace ocho días aprovechando que salió del pueblo, los habitantes acudieron a su domicilio y lo destruyeron, además, impidieron que su esposa y su padre salieran del pueblo, además, colocaron barricadas en los accesos para impedir su regreso.

Interpuso una denuncia, pero solicitó la intervención de las autoridades estatales para que se eviten situaciones más graves y que se mantenga la violación a sus derechos humanos.

“En mi pueblo no existe la ley y bajo el pretexto de que son un pueblo que se rige por usos y costumbres se cometen actos delictuosos y se toman determinaciones por fuera de las leyes que los rigen a todos los pobladores en nuestro país, pareciera ser que somos un pueblo fuera de contexto legal, que debe existir para vivir con armonía y paz”, aseveró.

“En mi pueblo las autoridades y algunos caciques son unos delincuentes que cometen delitos y tienen atemorizados a la población, el día de ayer al ser entregado mi padre en el Juzgado Mixto de Ixtlán de Juárez, con presiones, movilizaron a 150 personas y digo con presiones porque al que no fuera a protestar les cobrarían mil pesos de multa”, declaró ante representantes de diferentes medios de comunicación.

La información fue confirmada por un representante de derechos humanos, quien dijo que fueron a sacar al señor de una cárcel bastante insalubre.

“El problema con el señor César inicia cuando reclama sus derechos laborales; el de la empresa le reclama a los caciques del pueblo y es que deciden tomar represalias”, retoma.
Añade que el día que quemaron la casa del señor César se encontraron a su padre, un señor de 86 años de edad y lo encerraron.

Al denunciar e intervenir la Fiscalía para ir a rescatarlo, lo encontraron en una cárcel bastante rústica, con piojos, chinches y heces fecales.

Ahora se espera que la investigación realizada por la Fiscalía General del Estado avance para que pueda determinar lo procedente conforme a derecho.