Partidocracia |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Partidocracia

 

El PRI, el otrora partidazo que hoy se debate entre la vida y la muerte, prepara la elección de su dirigencia nacional, pero sus militantes no se ponen de acuerdo. Unos quieren votar con el viejo padrón, otros proponen la lista de los nuevos afiliados. Están tan trenzados que la elección puede terminar en tribunales.
Los del grupo “Atracomulco” cuyo cabecilla es el magnate Carlos Salinas, quieren ir a la votación interna con el viejo padrón de 6 millones de simpatizantes. Los opositores a este grupo dicen que el viejo padrón es ficticio y exponen sus razones: si esa cifra fuera realidad, José Antonio Meade hubiera obtenido mucho más que sus tristes 7.6 millones de votos.

Se reunen
Dicen que no hay peor ciego que el priista que no quiere ver la desgracia de su partido. Sumidos en la desgracia que significa el menor número de votos en su historia, no se ponen de acuerdo, siquiera, en cómo renovarse o morir.
Entre estas contradicciones estaba programada la sesión de Consejo Político priista para ayer lunes donde fijarían las condiciones.
Resuelta la disyuntiva y lanzada la convocatoria se abrirá la competencia.
Alejandro Moreno gobernador de Campeche y el ex rector de la UNAM, José Narro, tienen posibilidades reales. Los otros suspirantes Ivonne Ortega y Ulises Ruiz se quedarán en eso, en el suspiro. El campechano recibe el espaldarazo de la mayoría de los gobernadores priistas como quedó demostrado en la cumbre del Estado de México hace unos días. La cargada de búfalos es con Alejandro Moreno.

Decepcionantes
El Morena, aunque arrasó con más de 30 millones de votos, empieza a caer. Dicen las encuestas que bajó 43.5 por ciento. Con el efecto Peje aún, y a pesar del notorio abstencionismo, se adjudicó dos gubernaturas y la mayoría en dos congresos locales, pero ya no aplanó.
El PAN se consuela con sus victorias municipales en Durango y Aguascalientes, en el congreso de Tamaulipas y por haber obtenido más votos que Morena en Puebla, aunque haya perdido gracias a los votos de los partidos coaligados con el “me canso ganso” poblano.
El PRI se anima por ser segunda fuerza política en Durango.
Dicen que en política “no se puede ganar todo y nunca se pierde para siempre”. Eso dicen los ilusos, pero la realidad es que el sistema de partidos -la “partidocracia”- resultó una gran frustración.
El llamado partido “de la esperanza” (Morena) empieza a caer en los mismos vicios y desvíos que sus competidores. En este momento, por ejemplo, dos presidentes municipales (Oaxaca y Pochutla), se pitorrean del llamado del presidente AMLO de “no más viajes al extranjero con cargo al erario” y se van de pinta con acompañantes y viáticos de primer mundo.
El PAN con su cinismo abyecto critica al Morena los mismos abusos y yerros que cometió en el poder.
El PRD en la picota pagando los excesos en que incurrieron sus tribus cuando se repartían el poder.
¿Dónde quedan los partiditos morralla como MC, PT, PES? En el repudio de los electores.
Está bien. Son las expresiones de repudio que la partidocracia se ha ganado a pulso. El riesgo es que el abstencionismo electoral seguirá creciendo y México podría llegar a la contingencia de tener gobiernos y representantes ilegítimos.

El salto del chapulín
Algunos de los relevos en el gabinete del gobernador Alejandro Murat, no gustaron. En un tono que rompe con la disciplina partidista del PRI, el diputado por Cosolapa Gustavo Díaz “El gato” -único tricolor que ganó en las pasadas elecciones-, dijo estar “emputado” por la llegada de Sofía Castro a la Secretaría de Agricultura.
Censuró el relevo en los momentos en que abren las ventanillas para la entrega de apoyos al campo porque esto “causará más problemas y mayor marginación del campo porque todos los trámites se detendrán” hasta que Sofía adquiera experiencia y reconozcan su firma.
En otra acción inusitada, “El gato” hizo circular en redes su protesta e invitó a su compadre también diputado, Alejandro Avilés, a tomar hoy las oficinas de la Sedafp.
Otro relevo que causó sorpresa fue el de la Secretaría del Medio Ambiente donde el juchiteco Samuel Gurrión ex candidato del PAN a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez, releva a José Luis Calvo cuya estadía en el cargo parecía tener asegurada por su cercanía con empresarios influyentes como Díez Morodo.
Iba bien hasta que filtraron sus negocios particulares con las concesiones del relleno sanitario y sus ligas empresariales con el presidente municipal ausente, Oswaldo García Jarquín.
Su sustituto Samuel Gurrión fue designado, entre otras cosas, por su ascendencia entre los zapotecos del Istmo y su actitud conciliatoria entre sus paisanos siempre dados a los conflictos en torno a los parques eólicos.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter:
@escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com