Multiplica talleres para ayudar a niñas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Multiplica talleres para ayudar a niñas

Lucy Miller ayuda a niñas de escasos recursos desde 2017

Multiplica talleres para ayudar a niñas | El Imparcial de Oaxaca

Lo que inició como un apoyo para niñas damnificadas de Juchitán de Zaragoza luego del sismo de gran magnitud en septiembre de 2017, se convirtió en una red de ayuda encabezada por la emprendedora Lucy Miller, en beneficio de las personas en extrema pobreza.

Originaria de Monterrey, Lucy Miller decidió ayudar con la elaboración y entrega de vestidos a niñas de ese municipio de Oaxaca, impactada por las imágenes que vio en televisión de la destrucción de varias viviendas, donde un gran porcentaje de damnificados fueron niños y niñas.

Esta mujer, que radica en Monterrey, decidió juntar dinero en apoyo a los damnificados de Oaxaca. Primero empezó con el envío de carpas y luego se puso a coser vestidos, con el propósito de enviarlos y entregarlos a las menores que perdieron viviendas o familiares.

Desde aquel fuerte sismo, la mujer emprendedora y jubilada empezó a ayudar; su labor generó eco no solo en personas que quisieron ser voluntarias para la elaboración de vestidos, sino también en asociaciones civiles y fábricas que empezaron a donar telas.

La mujer altruista que dice sentirse entusiasmada y con ganas de continuar con la ayuda a los más necesitados, afirma que desde esa iniciativa viajó a la Ciudad de Oaxaca, donde logró más apoyo e impulsó un taller de costura para enviar los diseños a Juchitán, donde no ha podido acudir por diversas razones.

El primer taller lo logró con apoyo de Arely Barroso Pérez, quien le abrió las puertas de su casa para iniciar el proyecto y elaborar los vestidos para niñas desde temprana edad hasta los 12 años.

Durante su visita a la entidad, Lucy Miller cuenta que en un primer momento envió 300 vestidos que fueron entregados con igual número de pares de zapatos, de los cuales, algunos fueron comprados por ella y otros más fueron donados.

Su labor altruista para Juchitán de Zaragoza mereció una entrevista de un medio de comunicación de su estado natal, cuya publicación generó más donaciones no solo de telas sino de máquinas de coser.

Fue así como empezó también la creación de un segundo taller de costura, pero en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, donde contó con el apoyo de la Fundación “Huellas que trascienden”, para donar vestidos y generar capacitación y autoempleos en beneficio de mujeres indígenas.

Para febrero de este año, luego de darse cuenta de que en Monterrey también hay una gran presencia de personas en alta marginación, Lucy Miller abrirá otro taller con la donación y respuesta que ha obtenido desde 2017.

Desde niña ella aprendió a coser por iniciativa de su madre, que le generó el gusto por el diseño y la elaboración de vestidos. “Me gusta mucho”, insiste Lucy que desea acudir algún día a Juchitán de Zaragoza, cuando el tiempo y la salud se lo permitan.

Finalmente, consciente de la necesidad de apoyar a los más necesitados, hizo un llamado a la iniciativa privada para apoyar en este tipo de causas, al considerar que muchas personas no solo requieren de alimento, sino también de ropa, como niños y niñas.

En apoyo a Lucy Miller, con la continuidad del taller en Oaxaca, el Centro de Asistencia para Embarazadas del Municipio de Oaxaca de Juárez decidió ayudar en esta noble causa.