Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca

La demanda de fosas es alta, de acuerdo con la autoridad municipal, dada la carencia de lugares y la saturación que registran los camposantos.

  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca
  • Hasta 50 mil por fosa en ciudad de Oaxaca

Los números

50

mil pesos por fosa en Ciudad de Oaxaca

800

mil fosas sujetas a recuperar

30

mil pesos por fosa en Ixcotel.

22

mil fosas hay en panteones de la ciudad. La mitad adeuda pagos

8 y 13

mil costo anual de perpetuidad

Sin capacidad para recibir a quienes emprenden el viaje a la eternidad, los cinco panteones de esta capital, General, San Miguel, Jardín, Xochimilco y Marquesado, han cumplido con su vida útil.

Ya no tienen espacios para recibir a quienes fallecen y solo se soluciona utilizando la sepultura de algún familiar o logrando la cesión de derechos de alguna tumba que llega a tener un costo de hasta 50 mil pesos.

El ayuntamiento de Oaxaca de Juárez administra cuatro panteones, los cuales actualmente se encuentran saturados: el Panteón San Miguel (General), Ex Marquesado, Xochimilco y Panteón Jardín.

Si bien la dirección de Panteones del Gobierno Municipal considera que podrían rescatarse entre 800 y mil tumbas que se encuentran abandonadas en el Panteón General y el Panteón San Miguel, la falta de espacios es cada día mayor.

De acuerdo con el Reglamento de Panteones de la municipalidad durante siete años se puede poseer la fosa sin ningún contratiempo, pasando este periodo se debe refrendar y pagar derechos.

El regidor de Bienes, Panteones y Servicios Municipales y de Mercados y Comercio en VíaPública, Luis Arturo Ávalos Díaz Covarrubias dio a conocer la realización de un censo para saber cuántas fosas disponibles hay en los panteones.

Existen 22 mil fosas en los panteones, de los cuales más del 50 por ciento se encuentran al corriente de sus pagos, en tanto que el resto no ha cumplido con sus obligaciones municipales.

Corresponderá a la Unidad de Panteones realizar el censo para saber cuáles de las fosas no están al corriente y actuar conforme a la ley, ya que si no están al corriente de sus plagios durante siete años, se pueden iniciar los procedimientos para el retiro del mismo.

Si bien existe desde 2016 la intención de crear un nuevo panteón que atienda la demanda en nuestra capital, no hay información detallada, amen de que se necesita contar con trabajos coordinados a través de diversas dependencias, tanto de salud, ecología, desarrollo urbano, obras públicas y medio ambiente.

Debido a que los panteones poco a poco se fueron saturando, desde la década de los 70, funciona el Panteón Jardín, que lo mismo permite el sepelio de difuntos capitalinos y de municipios conurbados, como San Andrés Huayápam y San Agustín Yatareni.

Su capacidad está prácticamente rebasada pues están registradas más de 11 mil tumbas, a pesar de ser el segundo más grande del municipio de Oaxaca de Juárez.

Panteón San Miguel, un lugar lleno de historia

Acompañanos en este recorrido que El Imparcial de Oaxaca y Oaxaca Paranormal realizó en el Panteón San Miguel, un lugar lleno de muchas historias y el descanso de personajes ilustres de la historia de #Oaxaca.

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Thursday, October 31, 2019

Rehabilitan Cementerios

Humberto Benítez Contreras, director de Servicios Municipales del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, destacó que para atender la rehabilitación de los panteones General, San Miguel y Anexo, se han destinado 1.8 millones de pesos de recursos propios.

Se brinda atención a zonas perimetrales y apuntalamientos en pasillos y columnas de los cementerios, así como el apuntalamiento de muros que colindan al norte del panteón de San Miguel.

Indicó que como parte del proyecto de restauración y rehabilitación de la calzada del Panteón, que estima una inversión de 12 millones de pesos; con ello se generarán mejores condiciones de acceso para vecinos, visitantes, transeúntes y automovilistas.

Aunado a ello, confirmó que en los cementerios bajo esa administración se realizan trabajos de rehabilitación, entre ellos, el Panteón Jardín.

Ahí se realiza un pozo de absorción y biodigestor para evitar los malos olores de los baños, así como la atención a otras necesidades del lugar. Además se revisará el horno crematorio que existe pero que desde hace muchos años no es utilizado.

A través de una revisión puntual se podrá conocer su actual condición y la posibilidad de que pueda funcionar, ya que sería de una gran utilidad para atender las inhumaciones que no se pueden atender en los panteones que maneja el gobierno municipal.

Sin embargo, obtener una fosa en los panteones de la capital se ha convertido en un reto titánico, por lo que la cremación es una alternativa.

Tal como sucedió con Jovita López, quien a pesar de no ser originaria de Santa Lucía del Camino, consiguió un espacio en el panteón de Santa María Ixcotel, tras pagar 30 mil pesos.

Vecina de la colonia Las Flores, admitió que a pesar de ser un gasto muy fuerte para su economía, resultó lo mejor ante la falta de espacios en los panteones de la capital.

“Gracias a una vecina que conocen a los de la funeraria se pudo hablar con las autoridades y se hizo el sepelio. Al final, se pudo enterrar que era lo que queríamos”.

 

Descanso de Personalidades

El 1 y 2 de noviembre, el Panteón General y San Miguel recibe a quienes recuerdan a sus muertos, al margen de que ahí descansan las almas de 20 hombres ilustres de Oaxaca.

Entre ellos, el coronel José María Díaz Ordaz, quien murió en la batalla de Santo Domingo del Valle el 25 de enero de 1860, declarado por el Congreso el 31 de octubre de 1860 “Benemérito del Estado”.

También está Félix Díaz Mori, “El Chato”, quien fue gobernador de Oaxaca, a partir del 1 de diciembre de 1867 al 9 de noviembre de 1871. Arrastró, pateó y decapitó en presencia de los juchitecos una imagen de San Vicente, por lo cual cuando regresó a Juchitán fue hecho prisionero, torturado y ejecutado.

Otro personaje muy querido para los oaxaqueños es el doctor Aurelio Valdivieso, quien estudió la carrera de médico en la Escuela Nacional de Medicina; ocupó los cargos de director del Instituto de Ciencias y Artes de Estado, director del Hospital General, que en la actualidad lleva su nombre.

Fue el primer médico que en el país, sin elementos técnicos, ni laboratorios adecuados, diagnosticó la meningitis cerebroespinal.

También descansan los restos del músico y compositor, Macedonio Alcalá, autor del “Dios Nunca Muere” que es toda una solemne profesión de fe.

Jorge Meixueiro fue político que en tres ocasiones llegó a diputado federal, causó conmoción por suicidarse en la tribuna de la Cámara de Diputados en la Ciudad de México.

Los restos de Ramón Pardo descansan en el cementerio, en el año de 1900, el 25 de julio, aplicó la primera raquianestesia en el Hospital de Caridad, hoy “Padre Ángel Vasconcelos”.

También está Eduardo Mata, desde muy joven director de orquesta: residente en la Festival del Berkshire Music Center (1964); permanente de la Sinfónica de Guadalajara y artístico de la Sinfónica de la Universidad, entre otras.

Tradición de panteones

Como parte de las fiestas de “Todos los Santos”, el próximo lunes 4 de noviembre inicia la visita a los cuatro principales panteones municipales de la ciudad, con el Ex Marquesado, seguirá el de San Martín Mexicapam, después el de San Juan Chapultepec y terminará con el de Xochimilco.

Jorge Bueno Sánchez, Cronista de la Ciudad, indicó que cada lunes de noviembre, estos camposantos son visitados por miles de familias y cada uno de ellos se visten de color y algarabía, con música, rezos, flores, veladoras.

Ubicado en el barrio del Ex Marquesado, fue construido entre 1949 y 1950, luego de que el antiguo panteón que se encontraba en el atrio del templo católico de Santa María del Marquesado, quedó inundado al desbordarse el río Atoyac. Destruyó decenas de sepulcros y muchos cuerpos fueron arrastrados por la corriente.

En el tradicional escenario de los llamados “Lunes de Panteones” que se celebran en la ciudad de Oaxaca durante noviembre, en este lugar reposan los restos de la mayoría de los lugareños que han habitado dicha zona de la capital, muchos de ellos artesanos, panaderos y trabajadores ferrocarrileros, por encontrarse establecida en este barrio la antigua estación del ferrocarril.

Según registros tiene mil 500 fosas, las cuales son visitadas anualmente por los familiares de quienes ahí reposan; es en el primer lunes, pasada la celebración del 1 y 2 de noviembre, cuando es más visitado.

El panteón de Xochimilco es tan antiguo como el propio barrio, el cual tiene sus orígenes alrededor de 1486 por soldados mexicas y su nombre proviene del náhuatl que significa campo de flores.

El cementerio se ubicó frente al templo erigido en honor de Santo Tomás que data del siglo XVII, cuando los dominicos convirtieron a los pobladores al catolicismo.

Con el paso de los años se fueron asentando familias de artesanos, principalmente de manteleros y de hojalateros, quienes comenzaron a poblar esta comunidad.

Con más 850 sepulcros, totalmente rebasado por la demanda, los oriundos encuentran en ampliar sus tumbas las posibilidades de poder enterrar a familiares que fallezcan.

 

Patrimonio “valioso”

El valor de las fosas en los panteones de la ciudad de Oaxaca y la zona conurbada es alto, no solo por la nula oferta de espacios, sino que el costo de la perpetuidad no es accesible para todos los bolsillos.

De acuerdo con la Ley de Ingresos 2019 del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, los ciudadanos que ya disponen de una fosa deben pagar una cuota anual de al menos 8 mil 449 pesos, para conservar el derecho sobre ese espacio.

La perpetuidad en el Panteón Sn Miguel es la más alta. Asciende a 13 mil 518 pesos anuales.

“La Tarifa deberá ser cubierta durante los tres primeros meses de cada año por los contribuyentes que cuenten con perpetuidad o arrendamiento de fosa, nicho, gaveta o cripta en los distintos panteones de esta municipalidad, el incumplimiento de esta disposición causará el 2% de interés mensual por fosa, nicho, gaveta o cripta”, advierte esta Ley municipal.

Por el traslado de derechos sobre perpetuidad entre particulares, el Ayuntamiento de Oaxaca cobra, en este año, 2 mil 534 pesos.

#AlMomento recorrido de leyendas en el panteón San Miguel o Panteón General #Oaxaca

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Thursday, October 31, 2019

 

Relacionadas: