Participa personal médico en simulacro y toma selfis del momento |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Participa personal médico en simulacro y toma selfis del momento

Personal médico y de enfermería del Hospital Civil participan en el macrosimulacro

Participa personal médico en simulacro y toma selfis del momento | El Imparcial de Oaxaca

El sonido de la alerta sísmica se deja escuchar justo a las 10:00 horas en inmediaciones del Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”, donde la mayoría apenas si se mueve en los primeros 10 segundos.

En la entrada principal del nosocomio los familiares de pacientes y vendedores ambulantes permanecen en sus sitios, pero la mirada se dirige a aquellos que en el interior deciden caminar por instrucciones del personal médico y de seguridad.

Algunos con bebés en brazos o niños tomados de la mano, caminan con el resto al patio central del Hospital a paso lento, al mismo tiempo que escuchan la orden de formar hileras de al menos 12 personas.

Cinco minutos pasan y los rayos del sol que ya lastiman la piel obligan a algunos taparse con las manos, carpetas u hojas de papel que llevan en mano, en espera de más instrucciones.

Algunas mujeres dicen en voz baja que ya quieren volver a los pasillos donde la sombra los aguarda, en la espera de saber cómo están los pacientes de las distintas áreas, y que han sido enviados a otros patios en el interior del Hospital.

A los 8 minutos el sol se mantiene en la cara y la impaciencia de varios piden regresar a sus sitios, al mismo tiempo que un grupo de jóvenes residentes juegan con sus celulares y piden selfies del momento.

A un costado de la reja, un hombre con botes en mano no deja de gritar que vende pomadas para el dolor de hueso y espalda, mientras familiares cerca de la acera conversan entre sí sobre los estudios que deben llevar y la medicina que deberán comprar.

Del otro lado del inmueble, casi a 10 minutos de haber iniciado el simulacro, un hombre en camilla, que llegó justo a las 10:00 de la mañana, se mantiene afuera mientras decenas lo observan en espera de que concluya el simulacro.

Las cocineras del nosocomio también suspenden sus actividades y conversan entre sí en la Fuente de las 8 Regiones, donde personal del Hospital indica con las manos que ya pueden entrar.

Despacio, en orden, personal médico y de enfermería acompañan a los pacientes que salieron en bata a regresar a las áreas médicas, para continuar con los chequeos o la hospitalización.

 

Relacionadas: