En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación

Portadores del virus viven entre la delgada línea de la exclusión y el respeto

  • En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación
  • En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación
  • En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación
  • En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación
  • En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación
  • En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación
  • En Oaxaca pacientes con VIH sufren discriminación

Las personas diagnosticadas con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) atraviesan aún baches como la exclusión y la estigmatización, esto por encima de los avances en la concientización para el respeto de los derechos humanos de este sector.

Aunque el servicio médico avanzó en la aplicación de protocolos que ayudan a brindar una atención sin discriminación, existe cierto temor en los hombres y mujeres con tratamiento antirretroviral en aceptar abiertamente que adquirieron el virus por el temor a las opiniones de los demás.

De acuerdo con datos oficiales, de 2012 a junio de 2018, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) analizó 301 casos de discriminación, de los cuales 41 por ciento habían ocurrido en el ámbito laboral.

Por eso, Mickey (nombre ficticio) decidió ocultar en su trabajo que tiene este síndrome para evitar especulaciones o cierto rechazo. “Yo estoy bien de salud y tampoco me interesaría mucho lo que digan de mí, pero mejor me reservo el comentarlo en mi trabajo, sólo mis amigos saben y saben que estoy bien”, expresó.

Asimismo, según la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017, el 36 por ciento de los mexicanos cree que convivir con personas con VIH o Sida “siempre es un riesgo”, por lo que ellos se negaría a rentar una habitación de su hogar a alguien con el diagnóstico.

Al presentarse el primer virus en 1986, se desataron los mitos y las armaduras para protegerse, incluso en el sector médico que está en constante contacto con personas con diversas enfermedades.

Ahora 33 años después, la xenofobia ha cobrado la vida de cientos de personas homosexuales que tienen el virus por el odio sumado a este sector.

Frente a tantos mitos, las autoridades en materia de salud confirman que únicamente existen 3 vías de trasmisión: vía sexual, transfusiones sanguíneas y la perinatal, es decir, de madre a hijo o hija.

En Oaxaca hay 3 mil 600 personas vivas con el virus cuya esperanza de vida puede rebasar los 30 años, dependiendo del cuidado y del suministro de los antirretrovirales.

 

Del informar o callar que tienes VIH ante el personal médico

Hace 20 años cuando el diagnóstico de Mickey fue cero positivo –unos 13 años después de la aparición del primer caso en esta entidad–, aún existía el estigma y el rechazo para atender a las personas con VIH.

No obstante, ya se gestaba en mayor medida la difusión por el respeto, la tolerancia y por comprender qué era un resultado seropositivo.

“Al principio tienes la duda de informar o no, que eres cero positivo por el trato que te pueden llegar a dar o que te rechacen; afortunadamente, los médicos que me han atendido han realizado su trabajo bajo el respeto, aunque uno no lo hizo de esa manera”, contó el hombre que ahora tiene 50 años de edad.

Fue en una ocasión cuando un médico se cubrió de un traje especial para darle la atención a esta persona y eso molestó e hizo sentir incómodo a Mickey.

En otro momento, un dentista le negó el servicio al conocer su condición.

“Aunque el personal médico sabe de qué forma se contagia del VIH, el hecho que te llegue un paciente te hace pensar cosas y te ganan los mitos”, confesó una enfermera del Hospital Civil.

A ella, lo que más le preocupa es pincharse el dedo con la aguja que picó al paciente y que eso pueda ser riesgoso, aunque sabe que el virus transmisor es débil a los efectos del medio ambiente.

Contó que cuando acude una persona con este signo, el personal se alerta, se cuentan y se dicen que deberían tener cuidado al momento de tratarlo.

 

Buena atención de médicos

No obstante, para tres personas con VIH, la atención que reciben en el sector médico, llámese Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o ISSSTE, ya está capacitado y se manejan con respeto.

“Quienes me atienden en el Coesida-Capasits han sido personas agradables y siempre tratan con respeto y con amabilidad; no hay discriminación, todos son muy atentos a la atención” dijo Angélica, una mujer que recibió este diagnóstico después de tener a su hija.

En este mismo contexto coincide Mickey y Fernando Ramírez, quienes están en constante revisión médica, uno de ellos en el IMSS y otro en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

“El trato ha sido de respeto, me atienden como cualquier otra persona aunque sí me percato del cuidado que asumen en el momento de revisarme o inyectarme”, expresó el señor de 50 años.

Por su lado, Fernando Ramírez vive desde hace un año con esta noticia y aunque del trato del Consejo Estatal para la Prevención y Control del Sida (Coesida) no se queja, sí tiene planeado interponer una queja en contra de una empresa de laboratorios donde le dieron resultados erróneos.

“Primero fui a esa empresa, muy conocida que se localiza en el parque San Francisco de la ciudad de Oaxaca y me dijeron que no tenía nada, me practicaron el examen del VIH y que tampoco lo tenía”, comentó.

La molestia de este joven se debe a la falta de seriedad de este tipo de negocios puesto que estuvo a punto de morir debido a que su tratamiento dependía de los resultados del laboratorio.

 

Sólo una vez faltó medicina

Aunque los usuarios del servicio médico dijeron que es esporádica la falta de medicamentos para su tratamiento, Fernando Ramírez contó que durante estos 12 meses que tiene en el Coesida, solo en una ocasión no le llegó el tratamiento y erogó cerca de 14 mil pesos para adquirirlo.

“La medicina es muy cara, porque es el que va a provocar que tu carga viral no se exceda y tú puedas seguir en buenas condiciones de salud, además de otras acciones que debes asumir”, señaló.

Mickey recuerda que en alguna ocasión le demoró la llegada de esta medicina, sin embargo no pudo adquirirlas por los altos costos que ésta tiene, por lo que tuvo que esperar a que el sistema del IMSS se lo surtiera.

No obstante, coincidieron que en este caso no ha sido recurrente la falta de los retrovirales y esperan seguir contando con el apoyo gubernamental para sus recetas.

 

Personas con VIH ocultan ser cero positivos

Angélica tiene 24 años, su pareja no le informó que tenía VIH y ella se enteró que se había infectado después de tener a su niña que ahora cuenta con cinco meses de edad; afortunadamente, en las tres pruebas que le han practicado a la menor, los resultados han sido negativos.

“A veces a las parejas les da temor decir abiertamente que son portadores, yo en mi caso les digo y no me da miedo que me vean, porque no es una enfermedad contagiosa con solo saludarnos, nos tenemos que cuidar con en todo”, dijo. También Mickey en su caso, a sus parejas les informa de su situación serológica y que está en tratamiento, para evitar propagar más el virus que puede ser mortal si no existe un control adecuado.

Angélica recibió respeto en sus derechos humanos, no la discriminaron y tampoco le dieron malos tratos. En el Coesida la han dotado de leche y pañales completamente gratis para su hija y le apoyan con el costo de sus pasajes de Tehuantepec a la ciudad para recibir su tratamiento.

Para ella, el estar informados de este padecimiento significa salvar muchas vidas. Explica que hay personas que piensan que es el fin o que están próximos a morir, pero con un tratamiento adecuado la salud en buenas condiciones se puede prolongar.

RECOMENDACIONES

El VIH se propaga a través del semen, las secreciones vaginales, la sangre y la leche materna es por ello que debes tomar en cuenta algunas recomendaciones para evitar el contagio.

1.-Protégete cada vez que tengas relaciones sexuales con condón, esta es una de las medidas más eficaces contra el contagio.

2.- No compartas agujas con nadie. El uso de estos objetos debe ser totalmente personal y debe ser desechado adecuadamente. Esto aplica en el caso de realizarte algún tatuaje. El tatuador deberá mostrarte una aguja nueva al momento de iniciar su trabajo.

Mitos sobre el VIH

• A la primera relación sexual sin protección con una persona con VIH no puedo adquirir el virus.
• El VIH lo adquieren únicamente las personas homosexuales.
• Si tienes relaciones orales no contraes el VIH.
• Si te pica un zancudo o mosquito que antes ha picado a una persona con VIH te puede transmitir el virus.
• Si compartes el baño y\o una piscina te contagias.
• Una persona puede adquirir el VIH al estar en contacto con el sudor de una persona con VIH.
• El VIH puede contagiarse por medio del contacto físico (saludos, abrazos, caricias) con una persona que vive con VIH.
• La manipulación de alimentos por parte de una persona que vive con VIH, es de alto riesgo.
• Comer de la misma manzana, u otro alimento que previamente ha sido mordido por una persona viviendo con VIH es una forma de adquirir el VIH”.
• Si una persona muere por causas asociadas al SIDA, su ataúd debe ser sellado para evitar la trasmisión del virus.

 

Relacionadas: