Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca

Las tres principales presas de la entidad mantienen el 56 por ciento de su capacidad, sin embargo, 219 municipios de Oaxaca son afectados por sequía

  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca
  • Amenaza la sequía a poblaciones de Oaxaca

Tras un camino sinuoso cubierto de tierra y piedras se esconden dos pequeñas presas, La Rosita y La Mina. El municipio de Santo Domingo Tomaltepec las alberga, “en época de lluvias esta presa está llena”, dice un lugareño, señalando el bajo nivel del agua.

A pesar de que las tres presas más importantes del estado de Oaxaca almacenan agua al 56 por ciento de su capacidad en plena época de estiaje, 219 municipios de la entidad son afectados por la sequía, ocho de ellos padecen sequía severa.

La presa La Rosita, en Santo Domingo Tomaltepec, es un pequeño cuerpo de agua artificial que alimenta los cultivos de los campesinos de esta zona del Valle de Oaxaca, su nivel es inferior al 30 por ciento de su capacidad.

El Monitor de Sequía de México del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) señala que el Istmo de Tehuantepec y la Mixteca son las regiones de Oaxaca más son afectadas con sequía.

“No hemos sentido tanta la falta de agua como en otros años”, explica uno de los guardias de las presas, “aunque todavía no llegamos al límite de la época seca”, señala mientras explica que está prohibido bañarse, pescar y cazar patos en esta zona.

De acuerdo al Monitor de Sequía hasta el 31 de marzo 131 municipios de Oaxaca se encuentran anormalmente secos, 80 con sequía moderada y ocho con sequía extrema. Lo anterior significa que el 25.8 por ciento del territorio oaxaqueño es anormalmente seco, 15.9 por ciento padece sequía moderada y el 5.3 por ciento sequía severa.

Avanzando 15 minutos en vehículo por laderas y siguiendo el cauce del río Grande, que en esta época es un pequeño arroyo que se forma del desfogue de los almacenamientos de agua, se ubica la presa La Mina.

A nivel nacional más del 50 por ciento de los municipios, mil 411, padecen algún nivel de sequía, de los cuales 913 son anormalmente secos, 413 tiene sequía moderada, 90 padecen sequía severa y tres sequía extrema.

La presa La Mina fue construida en 1967 por el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz. Ahora, casi cinco décadas después, ésta luce abandonada, sin embargo, aún tiene la capacidad para almacenar agua.

“En base a la lámina nacional promedio, marzo de 2019 registró lluvias ligeramente por arriba de lo que normalmente llueve y se clasificó como el vigésimo sexto marzo más húmedo desde 1941 a la fecha”, resalta el reporte del SMN.

Al igual que su hermana menor, La Mina no supera el 50 por ciento de su capacidad de almacenaje. Aunque esto es suficiente para atraer a gran cantidad de fauna, sobre todo aves que aprovechan, la soledad de estas presas.

Ocasionan inundación

Descansado bajo la sombra de un pequeño árbol que adorna a la presa La Rosita, Eleazar y su esposa pasan un buen rato, aunque se asombra de que el nivel de ésta esté tan bajo y rememora que el desfogue de esta presa ocasionó que su casa, ubicada en Santa Lucía del Camino, se inundadara.

“Los vecinos nos llamaron y dijeron que sacáramos nuestras cosas porque el río Salado se estaba desbordando, no les creímos y fuimos a ver y era cierto, cuando nos dimos cuenta el agua nos llegaba a las rodillas”, recuerda Eleazar junto a su esposa e hijos “esto ocurrió hace cuatro años o cinco”.

Aunque explica que las autoridades nunca aceptaron que la causa de la inundación fuera por el desfogue de estas presas, “nosotros lo supimos, llovió por dos días, pero el río subió de nivel demasiado rápido.”

Las tres presas más grandes de la entidad

De acuerdo a datos del Organismo de Cuenca Pacífico Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) son tres las principales presas de la entidad: la presa Presidente Alemán, ubicada en San Miguel Soyaltepec; la presa Miguel de la Madrid Hurtado, construida en San Lucas Ojitlán y la presa Presidente Benito Juárez, de Santa María Jalapa del Marqués.

La presa más grande es la Presidente Alemán, la cual tiene una capacidad de ocho mil 119.09 hectómetros cúbicos (hm³) y es la que más ha resentido la época de sequía pues hasta el 20 de abril apenas alcanza cuatro mil 444.70 hm³ de nivel, el más bajo del año.

La segunda presa en importancia es la Miguel de la Madrid Hurtado con una capacidad total de dos mil 599.51 hm³; hasta el 20 de abril reportó mil 562.67 hm³ de su capacidad. La presa Presidente Benito Juárez reporta una capacidad total de 720.32 hm³; actualmente tiene 430.81 hm³.

Por otra parte, las principales presas de los Valles Centrales son El Estudiante, en San Andrés Huayápam, la de Chichicápam, en Ocotlán, además de la Licenciado Matías Romero, ubicada en San Pablo Huitzo; en total son 13 presas las consideradas menores en la entidad.