En derechos humanos no hay tregua ni descanso: Rodríguez Alamilla |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

En derechos humanos no hay tregua ni descanso: Rodríguez Alamilla

Oaxaca tiene un nervio social muy fuerte y en función de eso son muchas las demandas, señala el próximo titular de la DDHPO

En derechos humanos no hay tregua ni descanso: Rodríguez Alamilla | El Imparcial de Oaxaca

En el largo plazo lo único que va a impedir que se violen los derechos humanos son el fortalecimiento de las instituciones y la capacidad de los ciudadanos para que ellos mismos se vuelvan defensores de sus propias garantías acompañados de las instituciones, afirmó José Bernardo Rodríguez Alamilla, próximo titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Tras delinear las acciones que emprenderá a partir del 9 de mayo cuando asuma de manera oficial esa responsabilidad, estableció que como en todo el país, es necesario que las autoridades en su actuar vigilen que se respeten los derechos humanos.

“El gran problema en México ya no es el reconocimiento jurídico de los derechos humanos es su implementación, como se hacen estos derechos humanos de carne y hueso para las personas. Ahí es nuestra apuesta, generar estos procesos para que el cuidado de a pie se vea beneficiado”.

En entrevista con EL IMPARCIAL, reconoció el gran reto de atender las demandas de la población, Oaxaca tiene un nervio social muy fuerte y en función de eso son muchas las demandas, tenemos una población indígena muy fuerte a la cual se debe de atender con una forma de entender los derechos humanos de forma distinta.

“Qué pasa en los sistema normativos internos y qué pasa en los pueblos que se rigen por ellos, por un lado hay una serie de leyes que regulan y respetan los derechos colectivos y por otro lado los derechos individuales. A veces tienen muchos conflictos y por eso la institución debe dialogar y servir de puente entre la parte colectividad y la individual para conciliar”.

Tras subrayar que ese es uno de los grandes retos que diferencia a Oaxaca del resto del país, dijo que se debe de generar un constante diálogo en los más de 400 municipios bajo el sistema de normativos internos, partir de un principio de pluralismo jurídico, que existen sistemas normativos distintos al occidental.

Maestro en Derecho, egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), sostuvo que en el tema de derechos humanos no hay tregua ni descanso.

Por ello, anunció el fortalecimiento institucional en la parte interna para generar las capacidades en términos del propio personal para que cuente con las herramientas para poder generar buenos procesos de investigación y documentación de violaciones a los derechos humanos.

Contar con las herramientas para que las resoluciones que se emitan sean sólidas, objetivas y dignas de una Defensoría de derechos humanos y que no estén en el vaivén de la parte política.

Mientras que en lo externo, lograr el fortalecimiento de las capacidades de los ciudadanos, generar competencias y habilidades no solo con los funcionarios, sino de la sociedad.

Con experiencia en desarrollo de metodologías para la implementación y evaluación de políticas públicas en materia de derechos humanos, formulación de proyectos de modificaciones legislativas y reglamentarias para una mejor protección de los derechos humanos en el Estado de Oaxaca, así como implementación de proyectos de capacitación en materia de derechos humanos a servidores públicos estatales y municipales, así como organizaciones de la sociedad civil, admitió que esta responsabilidad es su mayor reto.

De ahí el compromiso de generar confianza, pues el aliado permanente debe ser la sociedad; en tanto, anunció que recorrerá las ocho regiones para brindar un fuerte impulso a las 14 oficinas regionales de derechos humanos y atender sus carencias de recursos materiales y humanos.

“Vamos a repensar como están funcionando y vamos a mantener un contacto muy cercano para conocer qué está pasando y alcanzar la reivindicación de los derechos humanos”.

Coordinador de atención a grupos vulnerables de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Oaxaca, coordinador de estrategias educativas formales, no formales e informales con el objetivo de promover en los servidores públicos y los diversos sectores de la población, la cultura de la paz y el respeto a los derechos humanos, expresó su compromiso inmediato:

“Vamos a buscar tener un diagnóstico específico para empezar a atender y generar líneas de acción, qué ha funcionado y qué se necesita fortalecer, conocer la estructura, los trabajos que se desarrollan, las quejas y cuales con las autoridades más señaladas en función de los derechos humanos”.

Rodríguez Alamilla ha acompañado a víctimas de violaciones de derechos humanos ante las diversas autoridades para la presentación de sus casos, documentado y elaborado de quejas por violaciones a derechos humanos ante la Comisión Nacional y Estatal de Derechos Humanos. Así como la elaboración y solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otras actividades.