Continúan los abusos del delegado regional de la Policía Vial Estatal en la Cañada |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Continúan los abusos del delegado regional de la Policía Vial Estatal en la Cañada

Las multas van de mil 500 a 3 mil pesos, pero no entrega boleta de infracción

Continúan los abusos del delegado regional de la Policía Vial Estatal en la Cañada | El Imparcial de Oaxaca

Después de cuatro meses de haber sido corrido de las oficinas regionales de la Policía Vial Estatal por diferentes organizaciones del servicio público y nuevamente regresar al municipio de Teotitlán de Flores Magón, donde se ubica esta dependencia estatal, los señalamientos de abusos de autoridad, excesos e irregularidades que constantemente comete Jaime Gerardo Ramírez Cruz, han hartado a los pobladores, los cuales están solicitando la intervención del ejecutivo estatal Alejandro Murat Hinojosa; el Secretario de Seguridad Publica, José Raymundo Tuñón Jáuregui; así como del director general de la Policía Vial Estatal, José Guzmán Santos.

Los denunciantes señalaron “salimos de nuestra población (Cuicatlán) para efectuar distintas actividades en el vecino municipio de Teotitlán, todo de manera legal. Desafortunadamente, el jefe policiaco Jaime Gerardo Ramírez Cruz prácticamente nos está vigilando y por cualquier pretexto pretende infraccionarnos sin entregar el respectivo comprobante. Uno de los afectados aclaró que para poder ser liberado el vehículo pagamos la cantidad de mil 500 pesos y 150 pesos del corralón, en otro caso más se pagaron 3 mil pesos a un trabajador del volante en verdad es una injusticia, una arbitrariedad”.

Y agregó “lo único que estamos solicitando es el cambio del delegado de la Policía Vial Estatal en la Cañada no estamos dispuestos a continuar permitiendo más extorciones, amparadas en el cargo que ostenta, trabajamos de manera honesta y nuestras pequeñas ganancias son para el servidor público estatal”, concluyeron los inconformes.

 

Relacionadas: