Caos en proceso interno de Morena en Puerto Escondido |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Caos en proceso interno de Morena en Puerto Escondido

Varios militantes acusaron a Salomón Jara y Carmen Bautista Peláez de controlar la elección distrital.

  • Caos en proceso interno de Morena en Puerto Escondido
  • Caos en proceso interno de Morena en Puerto Escondido

El fin de semana, militantes de Morena se dieron cita en la Unidad Deportiva del sector 200 en Puerto Escondido, con el fin de llevar a cabo una asamblea distrital, donde se elegirían consejeros distritales.

Había malestar entre los militantes, pues una vez iniciada la asamblea cerraron la reja principal, por lo que 200 personas quedaron afuera. Varios militantes acusaron a Salomón Jara y Carmen Bautista Peláez de controlar la elección distrital, ya que —aseguran— habían acarreado gente en urvans, microbuses, incluso autobuses, los militantes aseguraban que Carmen Bautista operó desde el interior, y pagaba el voto a buen precio.

Los militantes se amotinaron en la reja principal, para exigir que los dejaran ejercer su derecho a votar; los de adentro argumentaron que se acordó cerrar la reja a determinada hora, y que así se hizo.

Los quejosos señalaron que llegaron desde lugares retirados, pero había militantes que ya tenían la acreditación, y por no haber entrado a tiempo los dejaron fuera. Muchos de ellos aducían que les dejaron fuera por ser opositores de Carmen Bautista y Salomón Jara, desde dentro le gritaban a Bautista Peláez que nada tenía que hacer ahí, pues su lugar estaba en el Congreso.

Era tal la molestia al escuchar que los organizadores les dijeron que no podrían entrar aunque fuesen militantes, que empezaron a forzar la reja para abrirla y entrar por la fuerza. Se vivieron momentos de tensión, pues se escuchaba que si lograban entrar harían desmanes para que el proceso se cancelara, pues aseguraban que Carmen Bautista tenía a algunos miembros de su familia inscritos como candidatos a consejeros distritales, se podían escuchar los gritos de muchos militantes acusando de corrupción a Carmen Bautista y a Salomón Jara, pues habían organizado un acarreo masivo, y habían dejado fuera a muchos militantes que no eran de su agrado, negándoles su derecho a votar con el fin de salir triunfantes.

Los militantes aseguraban que por negarles el derecho a votar, Carmen Bautista y Salomón Jara los estaban orillando a buscar otro partido, lo cual aseguraron lo harían y hacían responsables a este par de “servidores públicos”.

 

Relacionadas: