Proliferan bares, cantinas y centros nocturnos en la capital de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Proliferan bares, cantinas y centros nocturnos en la capital de Oaxaca

Pese a los operativos que mantienen las autoridades y el clima de inseguridad que enfrentan los propietarios de bares, cantinas y centros nocturnos, estos establecimientos proliferan en la capital de Oaxaca.

Proliferan bares, cantinas y centros nocturnos en la capital de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Las cifras

2 mil

Licencias autorizadas para comercios con venta de bebidas alcohólicas en Oaxaca de Juárez.

45

Establecimientos tienen licencias con venta de bebidas alcohólicas en San Jacinto Amilpas.

28

Establecimientos con giro de bares, centros botaneros, centros nocturnos, cervecerías o restaurant-bar en Santa Cruz Xoxocotlán.

96

Licencias para venta de bebidas alcohólicas en Santa Lucía del Camino.

Pese a los operativos que mantienen las autoridades y el clima de inseguridad que enfrentan los propietarios de los giros comerciales como bares, cantinas y centros nocturnos, estos establecimientos proliferan en las Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO).

Las nuevas administraciones municipales que iniciaron durante el mes de enero de 2019 en los municipios de Oaxaca de Juárez, Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino y San Jacinto Amilpas, se encuentran en proceso de actualización y regularización del padrón de todos los establecimientos mercantiles.

Del universo de licencias expedidas en las administraciones anteriores, al menos un 70 por ciento de los establecimientos que operan con venta de bebidas alcohólicas se han acercado a renovar la continuidad de sus operaciones, el resto se desconoce si aún operan en la irregularidad o definitivamente bajaron sus cortinas ante el clima de inseguridad.

Oaxaca de Juárez

En el primer balance realizado por las autoridades del municipio de Oaxaca de Juárez, se encontraron más de 2 mil licencias autorizadas para comercios con venta de bebidas alcohólicas por mayoreo y por menor, esto incluye tiendas, misceláneas y centros comerciales.

De este universo se han detectado 145 establecimientos conocidos como giros negros, como son bares, cantinas y centros nocturnos, ubicados en las diferentes colonias, agencias municipales y principalmente en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

“No sabemos todavía el número exacto de todas estas licencias que están operando, son más de 2 mil que están dados de alta pero eso no quiere decir que todos estén operando, puede ser que estén operando más o que sean menos porque pueden haber muchas que tengan la licencia y que no la estén utilizando, otros pudieron haber cambiado de domicilio o de propietario, pero son estas poco más de 2 mil las que tienen autorización”, señaló José Manuel Vásquez Córdova, regidor de Desarrollo Económico, Emprendimiento, Modernización Administrativa y Servicios Ciudadanos.

Explicó que el ayuntamiento capitalino se encuentra en proceso de revisión del padrón fiscal municipal, en donde se realizará un trabajo de depuración para conocer las que están activas, tuvieron alguna modificación o que no han cumplido con el pago de sus derechos.

“Estamos por realizar un programa de actualización para el efecto de tener una radiografía exacta, todos los establecimientos que comercialicen bebidas alcohólicas deben tener su licencia otorgada por el ayuntamiento, otros aspectos importantes es que deben cumplir con las normas de seguridad, sanitario, de protección civil y ecología, de lo contrario no pueden operar”.

El regidor detalló que una de las principales demandas de la ciudadanía, es la regularización de los establecimientos que operan como bares, cantinas y centros nocturnos, ya que las mayores denuncias se reciben por los hechos de inseguridad y escándalos que se registran en estos lugares.

“Es un tema muy sensible para la ciudadanía por eso queremos cuidar que estos establecimientos estén en orden y regulados, hemos recibido muchas quejas, en algunas situaciones también es porque las misceláneas que deben vender bebidas alcohólicas en botella cerrada lo están vendiendo en botella abierta, a veces llega gente a ingerir bebidas en la banqueta y eso genera molestia a la ciudadanía”.

“Hay quejas de los que tienen música viva por el ruido que generan, eso perturba la paz social, sobre todo los que tienen servicio nocturno, estos deberían cerrar a más tardar a la 1 de la mañana, pero muchos cuentan con horarios extraordinarios que se les aprobaron en anteriores administraciones, nosotros no hemos aprobado nada”, expuso Vázquez Córdoba.

Refirió que a través de la Dirección de Normatividad se han recibido denuncias de comercios que tramitan licencias con venta de alimentos, pero de la noche a la mañana cambian o duplican de giro sin la autorización de la autoridad.

Según el reglamento municipal, dependiendo de la gravedad de las faltas que cometan los propietarios que cuentan con alguna licencia, pueden ser acreedores de una amonestación, posteriormente a una multa y en caso de reincidencia la suspensión temporal o incluso la clausura o cancelación de licencias.

Para poder contar con una licencia comercial con venta de bebidas alcohólicas, una vez que se cumpla con los requisitos en materia de seguridad, protección civil, sanitario y ecología, el costo para su operación va desde los 6 hasta los 12 mil pesos.
En 2014, el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), registró un censo 138 centros nocturnos, bares, cantinas.

En 2019, el número de estos giros aumentaron en 223, sin contabilizar las tiendas, misceláneas y centros comerciales que tienen licencias con ventas de bebidas alcohólicas.

San Jacinto Amilpas

El Ayuntamiento de San Jacinto Amilpas tiene un padrón comercial de 750 a 800 establecimientos comerciales de ellos 45 tienen licencias con venta de bebidas alcohólicas, de los cuales 6 son bares, 14 centros botaneros, así como 25 marisquerías.
A pesar de que la autoridad municipal ha cancelado algunos centros nocturnos que operaban en esta comunidad, existen algunos que cuentan con permisos de anteriores administraciones.

“Podemos decir que San Jacinto dejó de ser el corredor de giros negros que abundaron en años y administraciones anteriores, para mantener el orden comercial se realizan con frecuencia operativos para regularizar y en su caso normalizar la operatividad de los comercios”, señalaron las autoridades.

El censo del DENUE del INEGI en 2019, reporta la operación de 15 centros nocturnos, bares y cantinas, sin contar con los centros comerciales, tiendas y misceláneas.

Santa Cruz Xoxocotlán

En el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, las autoridades reportaron 28 establecimientos con giro de bares, centros botaneros, centros nocturnos, cervecerías o restaurant-bar.

Informaron que la administración municipal realiza periódicamente operativos para verificar que dichos establecimientos cumplan con los requerimientos que señala la normatividad vigente, siendo motivos de suspensión la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, uniformados, así como por no cumplir con horario de cierre e irregularidad de operaciones.

El rango de multas va desde los 40 hasta los 90 mil pesos de acuerdo a la gravedad de la falta y en caso de reincidencia, la clausura definitiva.

Santa Lucía del Camino

En Santa Lucía del Camino, se tiene un registro de 96 licencias para venta de bebidas alcohólicas y actualmente se lleva a cabo un programa de regularización para detectar cuántos establecimientos operan como centros nocturnos.

“Lo que estamos haciendo en estos momentos es brindar desde el gobierno la posibilidad de que ya no se expidan nuevas licencias, a partir de esta administración las solicitudes de licencia para estos giros deben pasar por el cabildo para que así ya no sea solamente un tema de la Dirección de Comercio Municipal”, señaló el presidente municipal de esta comunidad, Dante Montaño Montero.

Explicó que en administraciones anteriores proliferaron estos giros “porque no había control de cómo se estaban dando las licencias, detectamos algunas licencias que fueron autorizadas en los últimos días de la anterior administración”.

“Seguramente fue un tema de corrupción donde posiblemente hayan participado ex funcionarios, por eso estamos haciendo un trabajo de reordenamiento porque pudieran haber más, los que tenemos registrados son los que ya se acercaron con sus respectivas licencias a realizar el pago de la continuación de operaciones”.

El edil expuso que durante la implementación del operativo Centinela, donde participan elementos de la Policía Municipal, Estatal y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), se han revisado algunos establecimientos que operan como centros nocturnos.

“Los que exhibieron sus licencias y cumplen con seguridad y la norma de protección civil, pueden operar, pero existen muchos que están de lado de la legalidad, en el caso del Faraón se encontró un arma de fuego a un cliente, se encontraron adolescentes dentro del establecimiento por eso se procedió a la clausura definitiva, además era una exigencia de la ciudadanía que ya no operara cerca de una unidad habitacional”, destacó Dante Montaño.

Refirió que en los establecimientos donde se detecta algún delito, las instancias encargadas como la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), toman cartas en el asunto.

“No podemos violentar el derecho que tiene cada empresario, si están en regla podrán seguir operando, en los operativos trabajamos con la unidad de Mujer Segura para atender a las mujeres que pudieran estar siendo violentadas”, apuntó.

Inseguridad

Datos de las autoridades de seguridad pública refieren que en los últimos 6 años, se han contabilizado 8 ataques contra las instalaciones de los centros nocturnos, muchos de ellos han cerrado sus puertas o los propietarios decidieron vender o cambiar de giro.

“Vender bebidas alcohólicas, sobre todo si es un centro nocturno se ha convertido en una actividad muy peligrosa en la Zona Metropolitana de Oaxaca, tuve que vender mi licencia porque tiene uno que pagar muchas cosas, las autoridades saben de eso pero no hacen nada, ellos ya no se meten y los que siguen operando tienen que pagar cuotas muy altas tanto a los gobiernos municipales como de otro tipo”, expuso en el anonimato un empresario que se vio obligado a bajar sus cortinas por la inseguridad.

Dijo que hace más de una década la lucha entre los grupos delictivos se enfocaba por la venta de drogas, “pero ahora ya piden muchas cosas, a veces no vale la pena arriesgar la vida de los mismos trabajadores y lo más conveniente es vender o traspasar las licencias”, comentó.

En el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca, los ciudadanos han denunciado la apertura irregular de bares y cantinas, incluso ante la falta de vigilancia policiaca señalan que en los fines de semana el Andador Turístico de convierte en una enorme cantina.

“En los fines de semana podemos encontrarnos a jóvenes ingiriendo bebidas embriagantes en la vía pública, algunos hacen sus necesidades y escándalos”, denunció una de las vecinas que habita en inmediaciones del templo de Santo Domingo de Guzmán.

Otra de las inconformidades es la apertura de terrazas en la misma zona, pese que el reglamento del ayuntamiento no permite con estas características en el primer cuadro de la ciudad, los comercios con giros de restaurantes y bares se han extendido hasta la azotea para expandir los locales.