Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán

El Templo de San Vicente Ferrer y la Casa de la Cultura se mantienen al margen de la reconstrucción de edificios dañados por los sismos del año pasado

  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán
  • Reflejan monumentos desastre histórico en Juchitán

Símbolos del orgullo, la identidad y la cultura de Juchitán, los templos de San Vicente Ferrer y la Casa de la Cultura se mantienen al margen de la reconstrucción de edificios dañados por los sismos, sin poder ser utilizados como espacios para el encuentro de los pobladores de esta ciudad devastada.

Incertidumbre, desconfianza y descomposición social rodean estos espacios icónicos que han servido para apreciar una pintura de Francisco Toledo, para escuchar una disertación de Carlos Monsiváis o para celebrar al máximo patrono de Juchitán, San Vicente Ferrer, símbolo de fe y rebelión.

Hasta ahora los pobladores desconocen cuál es el proyecto para restaurar y rehabilitar estos espacios de la cultura local, desconocen si hay presupuesto asignado, cuándo comenzarán a ejecutarse las obras y a cargo de quién están.

Elvis Jiménez, arquitecto integrante de una de las dos sociedades de vela que reguardan el templo de San Vicente, construido en el siglo XVI, señala que el diagnóstico está completo, se conoce cuáles fueron las partes dañadas y qué partes requieren más atención.

“A pesar de lo muy dañado que se ve siento que no es como para que esté en riesgo el templo, lo que cayó fueron las intervenciones que se hicieron en otro tiempo, por ejemplo, las torres que se restauraron en 1955, esas intervenciones se hicieron con los criterios de los arquitectos de entonces, seguramente no había especialistas, esas intervenciones son las que hicieron que se dañara el templo, la nave principal está bastante bien.

“El apuntalamiento es bueno, sí es posible salvar la cúpula y la bóveda, estuvo con nosotros un arquitecto, Ramón Aguirre, que nos ha demostrado con todo el trabajo que ha hecho que las bóvedas son altamente resistentes, en muchos otros templos que se han dañado se han podido restaurar. El problema es dónde está la gente que está restaurando, no están, no han estado, si han estado en todo el año a lo mejor es un 20 por ciento, el otro 80 por ciento se la han pasado fuera de aquí”, acusa el arquitecto Jiménez.

Permanecen cerrados 20 templos católicos por sismos en Oaxaca

De los 160 templos que sufrieron daños graves a causa de los sismos de septiembre pasado, aún permanecen cerrados 20 de la Arquidiócesis de #Oaxaca debido a un largo proceso de restauración llevado a cabo por el Instituto Nacional de Antropología e Historia Más información en: https://bit.ly/2oKEjqA

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Wednesday, September 5, 2018

 

Pendiente reconstrucción en la Casa de la Cultura

En la Casa de la Cultura, un referente del arte regional e internacional desde su fundación en 1972, el panorama es el mismo. “El trabajo no se ha iniciado, primero se hizo el apuntalamiento de las paredes, la recuperación de las tejas y el retiro de escombros, eso se llevó un mes después del sismo, entre septiembre-octubre, de ahí en febrero trabajaron otros 30 días, hicieron un diagnóstico sobre lo que va a consistir la reconstrucción y el presupuesto, ese es el trabajo que se ha hecho, la reconstrucción no se ha dado”, asegura el director del recinto, Vidal Ramírez Pineda.

La poeta Natalia Toledo, integrante del consejo consultivo de cultura del estado de Oaxaca, señala que la intervención de estos espacios se ha retrasado injustificablemente a pesar de que las autoridades federales han asegurado que hay avances en los proyectos.

“A la Casa de la Cultura y la iglesia no le han hecho absolutamente nada, siguen apuntaladas, se supone que ya había un presupuesto. En una reunión del consejo consultivo estaba María Cristina Zepeda (secretaria de Cultura federal), pasaban videos donde decían que desde el primer momento estuvieron en contacto, se lo dije, desde el primer momento ni si quiera estaba acordonada la Casa de la Cultura, ahí están todavía las piezas arqueológicas.

“Hace poco me hicieron ahí una entrevista y mientras caminábamos vimos un bordado de una artista de aquí, de Juchitán, tirado entre el escombro, ni si quiera lo recogieron y estaba antes en la dirección, así está todo, viendo la casa de la Cultura y la iglesia tú ves un símil de lo que somos, un desastre”.

El 25% de viviendas en el Istmo siguen en ruinas

De acuerdo con cifras oficiales, de las 26 mil 949 viviendas con daño total registradas en la entidad tras el sismo del 7 de septiembre, solo 753 están concluidasMás información en: https://bit.ly/2yh7LHr

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Wednesday, September 5, 2018

 

Templo, rebelión y fe

San Vicente Ferrer es además del patrono de la religión católica de este municipio zapoteca, un símbolo utilizado en una tierra donde la independencia y la autonomía han sido una aspiración de siglos.

Este templo, cuenta Elvis Jiménez, estuvo sin deidad alrededor de 100 años, solo había una cruz monumental que aún se mantiene.

“Aquí se veneraba a la cruz. Después de 100 años se decide construir el retablo y entonces aparece San Vicente Ferrer. En los cuentos de la historia de Juchitán se decía que antes la patrona era Santa Teresa, por eso el lago en la época colonial se llamaba lago de Santa Teresa, ahora es la laguna superior”.

En 1880, continúa, la figura traspasa el ámbito religioso para colocarse en el centro de una disputa entre el gobierno central de Oaxaca y los juchitecos.

“Después de un alzamiento que se da por los altos impuestos del Gobierno del Estado hacia los juchitecos, Félix Díaz decide prohibir que se hiciera un convite de flores que hasta la actualidad practicamos.

“Díaz decide que esa actividad no era cristiana, que era una festividad pagana y decide que no se realice. Los juchitecos deciden ir con un líder, Aquino Jiménez, e inicia la rebelión, el gobierno del estado la reprime fuertemente, los rebeldes salen de la ciudad. Entra el ejército estatal, a la cabeza venía Félix Díaz, que arrancó del retablo la imagen de San Vicente, la arrastra y la destruye, el motivo por el que es histórico este hecho es que no quedó ahí.

“A los dos años Félix Díaz se levanta en armas en contra de Juárez para apoyar a su hermano Porfirio Díaz y los juchitecos se alzan en favor de Juárez.

Pierde la rebelión Félix Díaz y es perseguido hasta Chacalapa, quería embarcarse en Puerto Escondido, desde ahí le cobran venganza los juchitecos, lo hacen caminar sobre brasas hasta que muere. Esa historia es recordada no solo en Juchitán, sino en todo el estado. Fue un sisma, empezó el divisionismo, los juchitecos siempre han sido separatistas.

“En 1880 el jefe político Francisco León Hernández decide construir el edificio que ahora es el palacio municipal, que estaba enfrente del Centro Escolar Juchitán, construye el palacio para que sea sede del gobierno del Istmo de Tehuantepec, con la idea de separarse del estado. Ha habido muchos intentos por separarse de Oaxaca y la imagen de San Vicente ha sido la bandera con la que se encabezaron estas rebeliones”.

Inmuebles del Istmo con daños, nulo avance en reconstrucción

A casi un año del sismo del 7 de septiembre del 2017, inmuebles históricos como el palacio municipal de Juchitán o templos como el de San Vicente Ferrer en Juchitán, se mantienen inhabilitados por parte del INAH, que asegura que aunque han avanzado en el desarrollo de proyectos, el inicio de obra aún no tiene fecha programadaMás información en: http://bit.ly/2wBc9la

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Tuesday, September 4, 2018

Deudas con Juchitán

A pesar del desastre persistente en este municipio, los pobladores encuentran un espacio para continuar con las reivindicaciones que han mantenido desde hace 15 años, una de ellas el reconocimiento como fecha nacional del 5 de septiembre de 1866.

“La Fundación Histórico Cultural ha luchado porque esta fecha sea reconocido a nivel nacional en los libros de texto, en primaria y secundaria, mínimo. Esta fecha es con la que se inicia la caída del imperio francés en México, desgraciadamente como Porfirio Díaz no participó en esta batalla, muy poca importancia se le ha dado, pero año con año desde 1867 se ha recordado”, reclama José Manuel Valencia, impulsor de esta iniciativa.

La propuesta se ha presentado en dos ocasiones ante el Poder Legislativo federal en dos ocasiones y el viernes pasado firmó de recibido el senador por Oaxaca Salomón Jara Cruz. “Hasta ahora la han echado no sé si al cesto de la basura o de reciclaje, pero nunca tenemos ninguna respuesta, deseamos que en esta ocasión se pueda lograr”.

 

 

Relacionadas: