Ana Frank: la historia detrás del diario de una niña judía
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Internacional

Ana Frank: la historia detrás del diario de una niña judía

Poco antes de tener que esconderse, Ana recibió un diario personal como regalo de cumpleaños, en el que comenzó a escribir.

Ana Frank: la historia detrás del diario de una niña judía | El Imparcial de Oaxaca
Anne Frank, Zesde Montessorischool, Amsterdam, 1941.

Ana Frank nació el 12 de junio 1929 en la ciudad alemana de Fráncfort del Meno. Su historia sigue trascendiendo el tiempo, gracias a que por su tenacidad, plasmó en su diario pensamientos acerca de un periodo histórico que cimbró  a la humanidad.

Debido a la crisis económica, el surgimiento de Hitler y el creciente sentimiento antisemita en la sociedad, la familia Frank decidió dejar Alemania.

Los esposos Otto y Edith tienen dos hijas, Ana y Margot, con las que se mudan a Ámsterdam, donde el padre funda una empresa.

Cuando la amenaza de la guerra en Europa aumentó, Otto intentó emigrar con su familia a Inglaterra o a Estados Unidos, pero dichos intentos fracasaron.

El matrimonio Frank decidió esconderse en la «casa de atrás» del edificio donde funciona su fábrica, por lo que Otto preparó ahí un recinto donde esconderse.

La familia Frank pasó a la clandestinidad y se unieron a su escondite la familia Van Pels y el dentista Fritz Pfeffer, quienes durante más de dos años permanecieron escondidos en la “Casa de Atrás”.

Poco antes de tener que esconderse, Ana recibió un diario personal como regalo de cumpleaños, en el que comenzó a escribir. Durante el periodo en que estuvo escondida, Ana escribió sobre lo que ocurre en la “Casa de Atrás” y sobre sí misma.

El diario fue un gran apoyo para Ana, quien también escribió en él cuentos cortos y coleccionó citas de escritores.

El 4 de agosto de 1944, los escondidos fueron arrestados y enviados a campos de concentración. El único sobreviviente fue Otto Frank, quien se dio a la tarea de publicar el diario de su hija y se dedicó al trabajo por los derechos humanos.

El 25 de junio se editó el diario bajo el título de «La Casa de Atrás», en una tirada de 3 mil ejemplares. Le seguirían muchas reimpresiones, traducciones, una pieza teatral y una película.

 

Fuente: annefrank.org

 

 

Relacionadas: