Formas de restar calorías a tus platos para adelgazar
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nutrición

Formas de restar calorías a tus platos para adelgazar

Además de la elección de alimentos, para restar calorías también debemos tener en cuenta una serie de aspectos para evitar la ansiedad por comer y así no arruinar la dieta. Conoce algunos tips en este artículo.

Formas de restar calorías a tus platos para adelgazar | El Imparcial de Oaxaca

Para adelgazar no es necesario vivir permanentemente practicando un plan alimentario restrictivo. Basta con saber cuáles alimentos son saludables para darles prioridad. No es necesario excluir los postres. Para lograr una buena combinación entre ellos aquí te diremos cómo restar calorías a tus comidas.

Por supuesto que es necesario recurrir a la planificación y organización de una dieta balanceada.

Sin embargo, no se trata de vivir con ataduras: las dietas son una herramienta que te aporta beneficios que vas adquiriendo día a día, hasta que se convierten en algo orgánico y natural.

Recuerda que comer de una forma saludable debe ser un estilo de vida y no una penitencia. Por eso, no debes dejar de consumir los alimentos que más te gustan, que normalmente son los que aportan más calorías.

Existen maneras de restar calorías a tus platos y sumar más nutrientes. Te lo explicamos a continuación.

Consejos para restar calorías y cocinar con más nutrientes
Tu objetivo es el siguiente: que en cada comida haya más nutrientes que calorías. De esta manera, tu organismo estará optimizado para cumplir sus funciones diarias y la grasa desaparecerá de tu cuerpo poco a poco.

Asimismo, tendrás más energía para realizar todas tus actividades y alejarás las enfermedades.

Si lo que deseas es restar calorías debes seguir estos consejos en cuanto a la composición de los platos:

1. Agrega más verduras y frutas frescas
Esta es una gran idea para engañar a tu cerebro, porque verás más volumen en los platos. Además, aportarás más fibras, minerales y vitaminas. Eso sí, recuerda que con la cocción estos alimentos pierden sus propiedades.

2. Evita los alimentos congelados y precocidos
Nos referimos a los productos industrializados. Desde un principio se deben tratar de eliminar porque son fuentes de grasas malas, sodio y azúcares que se traducen en muchas calorías. Elige cocinar en casa: tendrás platos más ricos y saludables.

3. Nada de frituras
Al freír los elementos les restas propiedades, vitaminas y minerales y al mismo tiempo sumas calorías con las grasas. Procura cocinar al horno o al vapor.

4. Cuida la cantidad de aceites que usas
Los aceites crudos y puros son una excelente opción, como el de oliva. Sin embargo, cuando lo sometes a cocción se vuelven dañinos. El aceite puede servir para condimentar ensaladas y platos.

Recuerda que cualquier cuerpo graso se debe consumir con moderación. Por más natural que sea, todo en exceso hace daño.

5. Disminuye la cantidad de azúcar
Esto te debe sonar conocido. Ya sabes que la azúcar en exceso hace daño y se traduce en enfermedades. Entonces, cámbiala por edulcorantes naturales como la estevia. De esta manera, podrás restar calorías y obtener platos muy sabrosos.

Ahora bien, para restar calorías también debes considerar algunos tips en tu alimentación general. Con ellos podrás organizar tu dieta diaria y asegurar el aporte de nutrientes. Son los siguientes:

6. Haz 5 comidas diarias
Las meriendas deben ser ligeras, con esto podrás controlar las cantidades de las comidas principales, ya que no sentirás mucho apetito. Además, comenzarás a comer en porciones más pequeñas. No evites el desayuno y procura que la cena sea mínima.

7. Organiza la dieta en menús equilibrados
Para esto es bueno seguir la dieta mediterránea, con la cual puedes optar por alimentos naturales y de temporada. Destacan las frutas y verduras y las formas más conocidas de cocinar son al horno, a vapor o a la plancha.

8. No te cohíbas de nada
No hace falta que suprimas de tu dieta ningún alimento porque con esta decisión solo generarás ansiedad. De vez en cuando come un postre o ese dulce que tanto añoras. Quizás aporta muchas calorías pero, después, tendrás tiempo de recuperarte.

No te prives de las cenas con tus amigos, de las fiestas o eventos de la oficina. Hasta en esas ocasiones puedes optar por comidas saludables.

9. El primer plato es importante
Elige las comidas saludables como las verduras, sopas, purés, huevos o ensaladas. Lo importante es que sean platos con poca densidad calórica.

10. De segundo plato elige las carnes blancas
Aquí debes evitar las grasas. Por eso elige carnes como las de aves, pavo o pescados blancos. Prepáralos al vapor o al horno.

11. Las frutas son una buena opción para los postres
Después de controlar lo que comes en el primer y segundo plato, debes prestar mucha mayor atención al postre. Sabemos que sueles elegir dulces, tartas, helados o flanes, todos ellos ricos en azúcar. Pero esa es una mala decisión si no estás en tu día de “permitido”.

Te recomendamos las frutas de temporadas, ya que le darán dinamismo a tu dieta. También puedes elegir los lácteos desnatados o los zumos naturales.

12. Disminuye la ingesta de pan
Para restar calorías a tus platos es indispensable que limites el consumo de pan. Esto se debe a que aporta muchos carbohidratos que se pueden transformar en grasa corporal. Puedes optar por los integrales, ya que tienen un elevado nivel de fibra.

Estos han sido 12 consejo fáciles y sencillos. Ya ves que solo se trata de tomar conciencia sobre los alimentos. Permítete algún que otro postre, pero recuerda que el secreto para restar calorías es consumir alimentos naturales y saludables.