¿Conviene comprar alimentos enlatados?
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Nutrición

¿Conviene comprar alimentos enlatados?

Descubre si los alimentos enlatados realmente son buenos, ¡te sorprenderás!

¿Conviene comprar alimentos enlatados? | El Imparcial de Oaxaca

Muchas personas piensan que los alimentos enlatados no convienen debido a su cantidad de conservadores y sodio.

Sin embargo, existen varios alimentos que comprueban que los enlatados son buenos y muy convenientes a la hora de hacer las compras.

Algunos de estos alimentos enlatados son:

JITOMATES

Los jitomates contienen un antioxidante llamado licopeno y puede ayudar a combatir el cáncer, así como evitar enfermedades cardiovasculares. Si consumes jitomates enlatados es muy probable que logres absorber hasta el doble de este antioxidante gracias a que no tiene sales añadidas.

ATÚN Y SARDINAS EN LATA

El atún o sardinas son productos muy consumidos en esta presentación ya que duran por varias semanas en excelentes condiciones, además de aportar un alto contenido de Omega 3, proteínas y ácidos grasos.

En tu casa nunca debe de faltar por lo menos una lata de atún.

FRIJOLES

Los frijoles enlatados, son  productos que nos facilitan la vida. Los puedes usar en menos de 30 segundos sin necesidad de lavarlos y esperar para cocinarlos. Además, estos contienen mucha fibra y carbohidratos alfa-galactósidos, estos sirven como fuente de energía para las buenas bacterias en el tracto digestivo, evitando el estreñimiento.

PIMIENTOS Y CHILES

Los chiles enlatados son una forma sencilla de darle sabor a la comida y acelerar el metabolismo. La capsaicina, es el compuesto que les da a los chiles su picor y tiene numerosos beneficios terapéuticos, uno de ellos es la pérdida de peso. Así que no dudes en comprar varias latas de chiles.

En conclusión, los alimentos enlatados no generan cáncer, no contienen plomo, preservan sus vitaminas, minerales, sabor y son más nutritivos que los no enlatados.

Ahora que ya lo sabes, no tendrás de qué preocuparte y podrás consumirlos sin temor.