Cómo hacer tarta de requesón sin horno
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Hogar y Familia

Cómo hacer tarta de requesón sin horno

Al no ir al horno es muy importante que incluyamos en nuestra receta ingredientes que nos ayuden a darle consistencia y cuerpo a la tarta de requesón.

Cómo hacer tarta de requesón sin horno | El Imparcial de Oaxaca

Esta es una elaboración dulce deliciosa, compacta, cremosa y suave. La tarta de requesón sin horno ha tenido un lugar destacado en la mesa; es ideal para cualquier ocasión: postres, celebraciones, eventos, etc. Por eso es una de las más famosas del mundo.
Para cocinar un delicioso postre sin recurrir al horno, esta receta de tarta de requesón es una buena opción. ¿Cómo elaborarla?

Recetas para hacer tarta de requesón sin horno

Ingredientes
1 ½ paquete de galletas María (300 g)
2 tazas de requesón (400 g)
2 vasos de nata para montar (400 ml)
½ taza de azúcar (100 g)
2 sobres de cuajada (24 g)
½ taza de mantequilla (unos 120 g)
3 hojas de gelatina (45 g)
¾ taza de mermelada de frutos rojos (250 g)

Preparación

Trituramos las galletas. Podemos hacerlo con la mano, un mortero o con la batidora; esta última es la ideal para que los trozos sean realmente pequeños. Reservamos.
En una sartén a fuego medio derretimos la mantequilla. Agregamos las galletas trituradas, mezclando hasta que se integren.
Extendemos esta mezcla en un molde forrado con papel de horno. Presionamos para obtener una textura compacta y refrigeramos durante dos horas.
Paralelamente, colocamos el requesón y el azúcar en un recipiente apto para la batidora. Reservamos.
Derretimos la mitad de la nata en una olla a fuego medio.
La otra mitad de la nata se coloca en un bol junto con la cuajada. Batimos hasta que se integren por completo.
Cuando la nata que está al fuego comience a hervir, agregamos la otra mitad y revolvemos constantemente hasta que hierva nuevamente. Apagamos el fuego y revolvemos durante 30 segundos más.
Vertemos esta mezcla en el recipiente donde habíamos colocado el requesón y el azúcar. Batimos hasta obtener una crema sin grumos.
Colocamos el relleno sobre la base de galletas que teníamos en el refrigerador, cubriendo toda la superficie. Llevamos nuevamente a la nevera durante otras dos horas.
Esta tarta se sirve con una cobertura de la mermelada de preferencia, previamente disuelta en una cucharada de agua para hacerla menos compacta.

Tarta de queso, leche condensada y yogur sin horno

Ingredientes
1 paquete de galletas María o digestive (200 g)
1 ¼ taza de queso crema Philadelphia (300 g)
½ taza de mantequilla unos 100 g)
4 yogures griegos (125 g cada uno)
1 1/5 taza de leche condensada (250 g)
1 cucharadita de esencia de vainilla (5 g)
12 hojas o dos sobres en polvo de gelatina sin sabor

Preparación
En recipiente mezclamos la mantequilla, previamente derretida, y las galletas trituradas. También pueden colocarse las galletas en una bolsa y pasar el rodillo con intensidad para pulverizarlas. Mezclamos a mano hasta lograr que los ingredientes se unan totalmente.
En un molde forrado con papel de hornear se distribuye la mezcla uniformemente. Presionamos para que la base quede compacta. Se refrigera durante 30 minutos.
Las láminas de gelatina, previamente hidratadas, se colocan en el microondas hasta que se fundan. Dejar enfriar.
En un recipiente aparte se baten el queso crema, el yogur griego, la leche condensada y la esencia de vainilla.
A continuación, se agrega la mezcla a la gelatina y se revuelve hasta obtener una crema homogénea.
Si en lugar de láminas se usa polvo de gelatina, se siguen las instrucciones de elaboración, pero utilizando el mínimo de agua para diluirla.
Colocamos el relleno dentro del molde que teníamos en el refrigerador y lo llevamos al frío nuevamente, al menos durante seis horas.

Tarta de queso y oreo sin horno

Ingredientes
400 gramos de galletas Oreo
4 cucharadas de mantequilla (80 g)
3 vasos de leche (600 ml)
1 taza de azúcar (200 g)
2 tazas de queso de untar (450 g)
2 cucharadas de vainilla (30 g)
200 gramos de chocolate para postre

Preparación
Colocar 240 gramos de galletas Oreo en una bolsa plástica y triturarlas con ayuda de un rodillo.
Agregar la mantequilla previamente derretida y revolver hasta que se mezclen totalmente.
Refrigerar durante 20 minutos.
En un recipiente se baten 2 vasos de leche (400 ml), el azúcar, el queso untable y la vainilla hasta lograr una crema homogénea.
Trituramos el resto de galletas oreo y las incorporamos a la mezcla anterior de nata, azúcar, queso y vainilla.
Este relleno se coloca sobre la base que estaba en el refrigerador y se lleva al frío por otros 20 minutos.
En el microondas derretimos el chocolate para postre en el vaso de leche restante, durante 30 segundos. Cubrimos la tarta que teníamos en el refrigerador y la llevamos otra vez al frío durante seis horas.
La retiramos del molde y la adornamos con galletas Oreo enteras.