Las tribus urbanas en el paso del tiempo |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Las tribus urbanas en el paso del tiempo

Algunos jóvenes buscan un sentido de pertenencia en la sociedad y llegan a integrarse a alguna subcultura, mejor conocida como tribu urbana, pero ¿aún existen las tribus urbanas en nuestro país?

Las tribus urbanas en el paso del tiempo | El Imparcial de Oaxaca

Cuando apenas comenzaba el auge de las redes sociales, surgió un acto de intolerancia que hasta la fecha sigue en la memoria de muchos: el enfrentamiento de tribus urbanas en México.

En 2008 comenzó a circular por internet una convocatoria donde se invitaba a “exterminar” a la comunidad emo por parte de otras tribus urbanas. El aviso se propagó a través de Facebook, My Space y YouTube donde el principal objetivo era agredir a todo sujeto ligado a la escena emo.

Las agresiones comenzaron a presentarse en diferentes estados de la República, especialmente en Querétaro, donde el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred) reportó la aglomeración de más de mil jóvenes en la Plaza de Armas para agredir a los emos.

De igual manera, en la Glorieta de Insurgentes, del entonces llamado Distrito Federal, jóvenes identificados como dark, metaleros, skatos, pachucos, skaters y punks protagonizaron una agresión contra casi 200 jóvenes emo que finalmente terminó debido a la intervención policíaca.

El auge de estas agresiones puso en el foco mediático el tema de las tribus urbanas, un fenómeno sociocultural, que por lo general se presenta en la adolescencia, cuando las personas buscan definir una identidad propia, pero a la vez demandan un sentido de pertenencia, ser parte de un grupo social donde se sientan seguros, motivados y en una zona de confort.

Especialistas en sociología y antropología, coinciden en que las agresiones contra el movimiento emo fueron una clara muestra de la intolerancia, machismo y discriminación que viven las minorías en México.

Otros más señalaron que la convocatoria en redes sociales fue emitida por grupos católicos, conservadores y políticos, a manera de desprestigiar el movimiento de cualquier tribu urbana y algunos aseguran que se trató de una cortina de humo para dispersar la atención sobre la situación político económica del país en ese año.

Debido a estas diversas teorías, días después, los antiemos, especialmente darks y punketos, llenaron los vagones del metro del Distrito Federal para dirigirse a Insurgentes, desplegar una bandera blanca y firmar la paz entre todas las tribus urbanas porque ya no querían ser más víctimas de la discriminación.

Tribus urbanas en el tiempo

Las tribus urbanas o subculturas aparecen en el mundo a partir de los años 50, la mayoría de estas surgen mediante un movimiento histórico social. Estos grupos coinciden en demandas sociales específicas. Por ejemplo, los hippies exigían paz en una época de guerra, los punks se oponían al sistema político y económico, mientras los emos buscaban igualdad.

Al principio, algunas tribus urbanas fueron asociadas al pandillerismo, pero con el avance de los años se clasificaron de acuerdo a su estilo de vida, gustos musicales o simplemente moda.

En México el auge de las tribus urbanas ocurrió en 2008 con los darks, cholos, góticos, metaleros, skatos, skaters, punks y emos, pero con el paso de los años se fueron agregando más a la lista: floggers, chacas, hípsters, rockabillys, otakus, cosplayers, lolitas, etc.

TRIBUS URBANAS EN MÉXICO

  • Pachucos: Surgen en la década de los cuarenta por la interacción fronteriza entre mexicanos y chicanos. Tenían como características principales el gusto por el swing, el danzón y el mambo.
  • Punks: El estilo punk fue el corazón simbólico de la generación de los ochenta, que tuvo mayores adeptos entre ciertos jóvenes. Esta cultura juvenil fue la primera en insertarse en una identidad que manifestaba su rechazo al sistema social y cultural. El cabello en puntas y de colores, la mezclilla y la piel, las botas y cadenas simbolizaba el rechazo al sistema.
  • Cholos: Esta subcultura tuvo sus orígenes entre los mexicanos de la zona fronteriza del país. Cuentan con una estética exagerada: pantalón bombacho, camiseta holgada, tenis, a veces tirantes y paliacates.
  • Darks / Góticos: Sus integrantes escuchan rock gótico. Usan ropa oscura y tienen preferencias marcadas por la muerte y temas afines.
  • Metaleros: Su apariencia es similar a los góticos o dark, pero su principal diferencia es que tienen una predilección por escuchar o interpretar música relacionada en el género metal o alguna de sus variantes.
  • Skaters: A estos jóvenes se les reconoce por practicar el patinaje, sobre todo en patineta, además algunos también se caracterizan por realizar pintas o grafitis. Su vestimenta consiste en ropa holgada, gorras de béisbol y tenis anchos de suela grande.
  • Skaters: Esta tribu urbana es un híbrido entre los skaters y aquellos a quienes les gusta la música ska.
  • Emos: Su nombre se debe al acento emocional que le colocan a todo lo que hacen. Los emos son personas con una actitud triste, visten prendas negras y ajustadas, además de usar maquillaje oscuro alrededor de los ojos y flecos a medio rostro.

TRIBUS MÁS RECIENTES

  • Chakas: Se trata de jóvenes que no superan los 22 años de edad y conjugan música urbana con el uso de accesorios religiosos. La mayoría de ellos son amantes del reggaeton, además de tener gustos estrafalarios en lo que a su vestuario respecta.
  • Hipsters: Este grupo comprende a jóvenes que suelen alejarse de las tendencias del momento y profesan un pensamiento en pro de la naturaleza. No tienen un patrón de vestimenta particular, pero a grandes rasgos se perciben como individuos de estilo bohemio con accesorios vintages.
  • Rockabilly: Su nombre proviene de la combinación de dos géneros musicales: el rock and roll y el hillbilly. Los rockabillys se caracterizan por utilizar atuendos, peinados o maquillajes típicos de los años 50 o 60, como el estilo pin up en las chicas.
  • Otakus: Esta tribu urbana se originó en Japón, y agrupa a las personas aficionadas a los comics japoneses (mangas), comiquitas japonesas (anime) y videojuegos.
  • Cosplayers: Es un derivado de la subcultura otaku; suelen replicar la vestimenta de los personajes de manga, anime o el videojuego de su preferencia. Esta práctica se denomina cosplay (juego de disfraz), y es muy común en eventos temáticos o en estrenos de películas.
  • Lolitas: Son una tribu urbana autóctona de Japón, pero en América también cobró auge. Consiste en grupos de jovencitas que visten a manera de parecer una “muñeca de carne y hueso”.

¿Persisten en la actualidad las tribus urbanas?

A pesar del tiempo, las tribus urbanas no han desaparecido del todo. Sin embargo, la mayoría ha tenido un fuerte declive, que se le atribuye a las agresiones y discriminación que sufren estos grupos, como al desinterés que surgió entre sus propios integrantes, ya sea por aburrimiento o madurez emocional.

En la actualidad, se han identificado a nuevas “subculturas” conocidos como mirreyes, rockeros, reggaetoneros, lobukis y godinez; aunque su designación se debe más a términos peyorativos que la sociedad atribuye a ciertos sectores sociales cuyos hábitos o gustos personales llegan a coincidir.

Aun así, existe un debate entre los especialistas, ya que muchos señalan que no es lo mismo una tribu urbana que un núcleo de identidad juvenil.

La principal diferencia es que una tribu urbana tiene lineamientos establecidos, como el código de vestimenta, una ideología política o social en común y algunas reglas de convivencia entre sus integrantes; mientras que el núcleo de identidad juvenil se refiere más al grupo de jóvenes cuya identidad coincide en el modo de vestir, de divertirse, en los gustos musicales, etc; aunque éstos muchas ocasiones no lleguen a convivir en persona.

Por ejemplo, en los últimos años, la juventud se ha dividido por “taxonomía de generaciones”, como los millenials, centennials la generación z, o baby boom, cuyos intereses ya no son principalmente obtener un sentimiento de pertenencia, sino tienden a ser más egocéntricos y buscar un beneficio directamente personal, antes que pertenecer a un colectivo.

Finalmente, como sociedad sería importante entender que los adolescentes necesitan tener una identidad propia y las tribus urbanas pueden ser un medio que forma parte de esa búsqueda, no sin dejar de poner atención en las practicas que los jóvenes puedan llegar a adoptar ya que algunos grupos sociales pueden ser un puente para la delincuencia, drogadicción, alcoholismo y otros problemas.

El paso por una tribu urbana puede ser temporal, pero para una adecuada madurez emocional siempre es necesario tener una buena educación y el acompañamiento de una familia estable que sepa educar a los más jóvenes e inculcarles valores positivos para su buen desarrollo emocional.