Quemen cierra año con broche de oro |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

Quemen cierra año con broche de oro

La empresa oaxaqueña abre su sucursal número 19 siguiendo una receta de éxito, en la que tradición e innovación van de la mano

Con broche de oro, así es como Pastelerías Quemen cierra el 2019. La empresa familiar y 100 por ciento oaxaqueña llega a fin de año con una nueva sucursal, la número 19, que se ubica en Periférico 106, José Vasconcelos, en la capital del estado.

Fundada el 18 de diciembre de 1980 y líder en el ramo pastelero, Quemen vivió una fiesta en la apertura de la nueva tienda.

Clientes, directivos y colaboradores se unieron en la celebración y bendición de la sede, en una breve ceremonia eucarística.

Tras ello, se dio paso al corte de listón, a cargo del arquitecto José Antonio Vargas y la licenciada Gloria Quisquinay.

Música, postres de cortesía y un ambiente muy agradable marcaron la apertura.

En un año donde las renovaciones han marcado el trabajo de la empresa, la sucursal de Periférico abrió con nueva imagen y servicios, siempre atendiendo a las necesidades de sus clientes.

“El objetivo es que las imágenes de nuestras nuevas sucursales sean en pro del cliente, atendiendo sus necesidades y que se sientan cómodos al venir a una pastelería Quemen”, relata Eva Guzmán, coordinadora de mercadotecnia.

Con espacios destinados para el descanso y disfrute de los postres, Quemen suma la innovación a su historia de tradición y gran sabor, como parte de una receta de éxito para seguir con la herencia de doña Quemen e iniciada en el barrio de los Siete Príncipes. De ahí que los clientes (ya sea grupos de amigos, parejas, familias y demás) tengan en esta y otras sucursales la comodidad para adquirir sus productos, pero sobre todo de “venir y sentarse, de disfrutar de una bebida y de nuestros postres”.

Gracias a esta nueva tienda, Quemen suma dos inauguradas en el año (la previa es la de avenida Ferrocarril). Además de remodelar tres: la de Plaza del Valle, la de avenida Independencia y la de González Ortega (esta última es matriz y representa el origen de las pastelerías, como legado de doña Clementina Guzmán, conocida como Quemen).
En un año de expansión, la empresa familiar no solo ha remodelado o abierto sucursales, pues la innovación se ha extendido a los nuevos pasteles que presenta cada cuatro meses, así como las líneas que se agregan a su oferta, entre ellas la de panadería.

Eva Guzmán destaca que para el próximo año vienen más remodelaciones “porque el objetivo es que las 19 tiendas tengan una imagen nueva”. Entre las metas está también el abrir otras sucursales y presentar productos innovadores, siempre con el objetivo de ofrecer mejor atención a sus clientes.