La decisión que tomará la SCJN sobre Telcel y que podría afectar tu cartera |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

La decisión que tomará la SCJN sobre Telcel y que podría afectar tu cartera

Este miércoles discutirá la constitucionalidad de la “Tarifa Cero” aplicada a América Móvil, es decir que Telcel y Telmex no cobren a su competencia por permitir que las llamadas terminen en su red.

La decisión que tomará la SCJN sobre Telcel y que podría afectar tu cartera | El Imparcial de Oaxaca

Ciudad de México

Este 16 de agosto dos eventos económicos marcarán la agenda del país. En Washington se realizará la primera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), mientras que en México la Suprema Corte de Justicia de la Nación discutirá si es constitucional o no la aplicación de la “Tarifa Cero” a América Móvil, es decir que Telcel y Telmex no deban cobrarle a sus competidores por permitir que las llamadas telefónicas terminen en su red (tarifas de interconexión).

¿Por qué es importante?

En 2014, cuando entró en vigor la reforma de telecomunicaciones, el poder legislativo estableció que los agentes económicos preponderantes (es decir cuando una empresa tiene más del 50 por ciento de un mercado, por lo que puede influir en materia de precios y en imposición de barreras a sus competidores) no deben cobrarle tarifa de interconexión a sus competidores, pero éstos sí pueden cobrarle al agente preponderante.

Esto significó que Telcel y Telmex (agentes económicos preponderantes, pues recuerden que “todo México es territorio Telcel”) dejó de cobrar estas tarifas a las otras telefónicas, lo que abonó a que dichas empresas pudieran bajar sus precios, ganar más clientes y en consecuencia hacer más pareja la competencia.

De acuerdo con la ley, en el momento en que Telcel o Telmex dejen de ser preponderantes, es decir cuando tengan menos del 50 por ciento de sus respectivos mercados, podrán cobrar otra vez por la interconexión; sin embargo esta modificación no le hizo ninguna gracia a Carlos Slim.

América Móvil se amparó ante la Suprema Corte de Justicia, alegando que las facultades para imponer o eliminar una tarifa corresponden al Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) y no a los legisladores.

Ahora la SCJN deberá determinar si es inconstitucional la prohibición a América Móvil para hacer este cobro, y buscará que el Instituto Federal de Telecomunicaciones sea quien determine si la empresa puede o no aplicarlo.

¿En qué me afecta?

Si la Suprema Corte decide que la Tarifa Cero es inconstitucional, ahora correspondería al Ifetel determinar si Telcel y Telmex pueden cobrar nuevamente a AT&T, Telefónica, Virgin Mobile o cualquier otra empresa de telefonía, por permitir que sus llamadas terminen en su red; es decir que tu abuelita -que sí tiene contrato con alguna de estas empresas- pueda contestar la llamada que acabas de hacerle desde tu Movistar.

La competencia de Carlos Slim asegura que eliminar la Tarifa Cero afectaría a las personas que dependen de las telecomunicaciones como un insumo esencial para sus actividades diarias. Por su parte América Móvil argumenta que el hecho de que la facultad de imponer tarifas de interconexión pase a manos del Ifetel no implica necesariamente que dicha tarifa vaya a aumentar.

América Móvil señala que la Tarifa Cero eliminó su derecho a la recuperación de costos y a la estabilidad económica y equilibrio financiero de sus empresas.

Los analistas anticipan que un fallo a favor de América Móvil sí podría provocar el aumento de precios al público y desincentivar las inversiones, dado que el marco legal de la reforma en telecomunicaciones quedaría en tela de juicio.

La semana pasada, empresas de telecomunicaciones, en un desplegado publicado en medios nacionales, levantaron la voz y aseguraron que América Móvil quiere retrasar y diluir los efectos del nuevo marco regulatorio mediante recursos legales y artilugios y así echar abajo la reforma en telecomunicaciones.

Altán Redes, AT&T, Axtel, Izzi, Telefónica, Virgin Mobile, Megacable, Total Play, entre otras, firmaron el desplegado.

Las empresas, competencia de Telcel y Telmex, aseguran que las firmas de Carlos Slim “no se quieren adaptar a la presión competitiva de los demás operadores”.