Elimina EU arancel a jitomate mexicano |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Elimina EU arancel a jitomate mexicano

Los tomateros mexicanos terminaron por aceptar que las autoridades estadounidenses revisen en la frontera 92 por ciento de los camiones donde trasladen los jitomates, con el fin de verificar su calidad.

Elimina EU arancel a jitomate mexicano | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet.

En los últimos minutos de ayer, organizaciones de productores y exportadores mexicanos de tomate o jitomate lograron un acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos con el que a partir del 19 de septiembre quedará eliminada la cuota compensatoria de 17.56 por ciento que pagan desde hace más de tres meses, informó Mario Robles, director de la Confederación de Asociaciones Agrícolas de Sinaloa (CAADES).

A cambio, los tomateros mexicanos terminaron por aceptar que las autoridades estadunidenses revisen en la frontera 92 por ciento de los camiones donde trasladen los jitomates, con el fin de verificar su calidad.

Ambas partes acordaron también incrementar los precios de los llamados tomates de especialidad y los tomates orgánicos. En este último caso se venderán 40 por ciento por arriba del precio del jitomate convencional.

De la parte nacional, participaron en el acuerdo la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM).

José Antonio Cruz, productor de tomate de Sinaloa, el cual estuvo presente en las negociaciones, señaló a La Jornada, desde Washington que aunque “no todos quedan conformes” con el referido acuerdo, la industria mexicana del tomate podrá estar en el mercado de Estados Unidos, el cual hemos construido con mucho esfuerzo en los más de 20 años que lleva este acuerdo que se renueva cada cinco años”.

Los productores de tomate habían advertido que de continuar el arancel de 17.56 que comenzó a aplicar Estados Unidos al producto mexicano desde el 7 de mayo pasado, muchos exportadores, especialmente los más pequeños no podrían soportan la carga impositiva. Señalaron que las exportaciones a Estados Unidos ya habían decrecido en 30 por ciento.

El subsecretario y negociador comercial para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Jesús Seade felicitó por Twitter a los productores mexicanos y reconoció su “tesón infinito” para lograr un acuerdo “tan importante”.

Exportadores recuperarán el dinero que pagaron por el arancel

Los exportadores mexicanos de tomate podrán reclamar al gobierno estadunidense que les devuelva todos los depósitos en efectivo que hicieron desde el 7 de mayo y hasta el día en que el nuevo acuerdo se publique en el Federal Register de ese país.

El acuerdo tendrá una vigencia quinquenal ya que será revisado hasta septiembre del 2024, detalló Robles, quién también es vocero de las organizaciones que encabezaron las negociaciones con el Departamento de Comercio. Entre ellas la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM).

Revisión de 92 y no 100% de camiones

Originalmente el gobierno de Estados Unidos pretendía la revisión del 100 por ciento de los 120 mil camiones que lo exportadores mexicanos usan al año para trasladar el tomate hacia ese país, lo cual consideraban inaceptable.

Tal revisión, argumentaron todavía hace unas semanas, no se lleva a cabo en ninguna parte del mundo y causaría en la frontera entre México y Estados Unidos “un caos logístico” para todas las exportaciones del país, no solamente del tomate, como autopartes, refacciones electrónicas, productos de maquila y otros alimentos.

Incluso al reprocharr que las autoridades estadunidenses no cedían en tal postura y los quería obligar a aceptarla, los tomateros demandaron al gobierno mexicano aplicar “medidas espejo” para revisar la calidad del maíz, trigo, soya, sorgo, lácteos, fructosas, manzanas, peras, uvas, carne de res, puerco y aves que son importadas desde el vecino país.

No obstante, este martes los tomateros aceptaron la revisión de 92 por ciento de lis camiones donde trasladan el tomate, es decir unos 110 mil 400 vehículos por año, pero ya no me mencionaron nada sobre las medidas espejo.

Investigación antidumping suspendida

A la medianoche de este martes y antes de vencer el plazo legal, ponderó Mario Robles, “los productores de tomate mexicanos y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos llegamos a un nuevo acuerdo que suspende la investigación de dumpings en curso” , referida a la venta de productos por debajo de sus costos de producción.

La investigación antidumping estaba suspendida desde hace 23 años por un acuerdo que Estados Unidos tenía desde entonces con los tomateros mexicanos y que se renovaba quinquenalmente.

Sin embargo, el acuerdo fue anulado de manera unilateral por el gobierno del presidente Donald Trump desde el 7 de mayo y se reabrió la investigación antidumping.

Estaba previsto que la indagatoria concluyera el 19 de septiembre. El 23 de julio el Departamento de Comercio calculó en 23.28 por ciento y no ya en 17.56 por ciento el supuesto dumping cometido por tomateros mexicanos, por lo que estos temían que su determinación final aplicará este nuevo porcentaje de cuota compensatoria a sus productos, obtenido por una metodología qué fue criticada por las organizaciones mexicanas.

Cuando el nuevo acuerdo alcanzado, las exportaciones de jitomate mexicano se podrán realizar sin el pago de la cuota compensatoria, puntualizó Robles.

“La industria del tomate de México agradece a todos los actores nacionales e internacionales que apoyaron durante casi dos años este proceso de negociación, así como al gobierno de México; nuestra embajada en Washington y a los miembros del Senado y del Congreso que se unieron a esta causa en ambos países”, agradeció Robles.