Cobra dos vidas mar de fondo en Oaxaca | Costa
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Cobra dos vidas mar de fondo en Oaxaca

De vacaciones titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil; no emite informe respecto a daños

Cobra dos vidas mar de fondo en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

El fenómeno “mar de fondo” que afecta al Pacífico ha dejado un saldo de dos personas muertas, así como daños en establecimientos ubicados en las playas de Puerto Escondido, aunado a que el mal clima prevalecerá el fin de semana en territorio oaxaqueño, de acuerdo con reportes de lugareños, toda vez que la Coordinación Estatal de Protección Civil que tiene a su cargo el ex diputado local del PRI, Amando Demetrio Bohórquez Reyes, se guardó el reporte oficial.

El “mar de fondo” es un aumento anormal de la altura del oleaje, que ocasiona un efecto de fricción entre la superficie del mar y el viento, por el paso de un sistema atmosférico.

A su paso por costas del estado el fenómeno ha causado diversos daños materiales principalmente en Puerto Escondido. Las autoridades municipales atendieron el llamado de los restauranteros ubicados en playa Marinero, debido a que sus negocios se inundaron, sin embargo, no hubo  reporte de personas lesionadas.

Las playas de Oaxaca se han mantenido en las últimas semanas con bandera roja y amarilla por el fenómeno.

Los lugareños reportaron que en la playa Agua Blanca, en Puerto Escondido, se incrementó el oleaje, por lo que se colocaron banderas amarillas, así como en Zicatela, en donde pese al riesgo los bañistas se metieron a grabar videos y subirlos después a redes sociales.

De acuerdo con los reportes proporcionados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se esperan olas de 2.5 metros de altura.

En tanto, se  mantendrán las banderas amarillas y rojas de restricción en las playas, mientras que a los prestadores de servicios turísticos les solicitó advertir a los bañistas los riesgos.

Según información de la Conagua, la onda tropical número 23, extendida frente a las costas de Oaxaca, reforzará el aporte de humedad, manteniendo el potencial de lluvias con tormentas fuertes a puntuales muy fuertes (50 a 75 milímetros), por lo que se espera para las próximas horas cielo medio nublado a nublado por la tarde, y potencial de lluvias con tormentas fuertes a puntuales muy fuertes (50 a 75 milímetros), acompañadas de actividad eléctrica en la Sierra Sur y Cuenca del Papaloapan.

Además, se prevén intervalos de chubascos dispersos (5.1 a 25 milímetros) en la Mixteca, Sierra Norte y oriente del Istmo, con temperaturas diurnas cálidas a calurosas en gran parte del estado.

El viento seguirá dominando de dirección variable con velocidades de 20 a 35 kilómetros por hora, con rachas superiores a 50 kilómetros por hora en zonas de lluvia.

 

Algunas medidas preventivas

Poner especial atención a la elevación del nivel del mar y la presencia de oleaje alto y frecuente en cualquier momento.

Atender las indicaciones de Protección Civil y capitanías de Puerto respecto a una posible suspensión de actividades marítimas y costeras.

Mantenerse alejados de las zonas de playa ante posibles y repentinos incrementos de marea y oleaje, hasta que las autoridades locales indiquen que el peligro ha pasado.

Evitar las actividades recreativas que se desarrollan en las franjas litorales como paseos en lancha, surfing o moto acuática, ya que no se debe confiar en la aparente tranquilidad de las olas, puesto que la marejada es repentina.

Fijar y amarrar embarcaciones que puedan ser afectadas o colocarlas en lugares protegidos del oleaje alto.

En zonas de playa atender las recomendaciones de los salvavidas y evitar acercarse a la playa o meterse al mar con bandera roja.

Retirar los comercios ambulantes cercanos al mar, asegurar los establecimientos comerciales fijos de playa y retirar el mobiliario de playa.

Extremar precauciones a la población costera por la presencia de peligrosas corrientes de arrastre en zonas de playa, dársenas y bahías.

Relacionadas: