La luna podría estar albergando a miles de osos de agua |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

La luna podría estar albergando a miles de osos de agua

Ésto debido a un accidente espacial

La luna podría estar albergando a miles de osos de agua | El Imparcial de Oaxaca

En la Luna puede haber miles de tardígrados, también conocidos como osos de agua, debido a un accidente espacial.

El pasado mes de abril la nave espacial israelí Beresheet se estrelló contra la Luna durante un intento fallido de aterrizaje. Al hacerlo, pudo haber esparcido en la superficie lunar miles de tardígrados.

Beresheet era un módulo de aterrizaje robótico. Transportaba muestras de ADN humano, tardígrados y millones de páginas de libros digitalizadas acerca de la especie humana.

Las muestras de ADN y los tardígrados se sellaron en una capa de resina junto al archivo digital.

Aunque, hasta ahora, se desconoce si el archivo y los osos de agua sobrevivieron al impacto explosivo.

¿TARDÍGRADOS A LA LUNA? 

Los tardígrados son criaturas micrométricas (la milésima parte de un milímetros) con cuerpos robustos y ocho patas con pequeñas manos.

Son mayormente conocidos por su casi indestructibilidad, pues sobrevivirían a eventos cataclísmicos, como la explosión de una bomba nuclear o la caída de un meteorito.

Pueden soportar condiciones que serían mortales para cualquier otra forma de vida, resistiendo temperaturas extremas de menos 200 a más de 149  grados Celsius.

Otra superpoder es su capacidad para deshidratar sus cuerpos en un estado conocido como criptobiosis. Retraen sus cabezas y piernas, expulsan el agua y se arrugan.

Científicos han descubierto que los tardígrados pueden revivir de la criptobiosis 10 años o más después de iniciada. Y, cuando despiertan, pueden reproducirse nuevamente, sin ningún problema.

Por tal razón, es muy probable que hayan sobrevivido a un aterrizaje forzoso en el espacio, y estén presentes en la llegada de la próxima misión lunar tripulada.