Enrique Frías escribe la poesía de su "temporal" |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Enrique Frías escribe la poesía de su “temporal”

El autor oaxaqueño presentó recientemente su libro de poesía, en el que reúne los pensamientos y sentimientos experimentados en torno a la existencia, el amor o las necesidades humanas

  • Enrique Frías escribe la poesía de su “temporal”
  • Enrique Frías escribe la poesía de su “temporal”

Puede que su poesía guste. O no. Y eso, para Enrique Frías, “está bien”. Incluso él, que recién lanza su libro, reconoce que lo escrito en las páginas del volumen puede pasar al olvido o le disguste en unos años. “Y no pasa nada”. Por eso el título que ha elegido para su poemario: Temporal. La palabra habla sobre lo pasajero, lo momentáneo, y que en ocasiones refleja la felicidad, la tristeza, la nostalgia o las necesidades del tiempo en que escribió cada poema.

El pasado viernes, el autor originario de Oaxaca presentó su libro, en el que aborda la sensación de ser nada en un universo, sobre la necesidad de acomodarse algo: los libros, la vida, los sentimientos. También, del ir a la playa o del amor. Es temporal porque, como dice el autor, los textos surgieron cuando se sentía enamorado, a veces con ansias o enfermo. “Todas estas etapas temporales se pueden reflejar en un poemario”, explica.

Enrique Frías (Oaxaca, 1993), ha publicado sus poemas en revistas como Amarcafé y Poetas hispanos. Es egresado de la Facultad de Idiomas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, y se describe como “escritor, poeta, onironauta y vago”.
La noche del pasado viernes, sus poemas fueron recitados en el patio de la biblioteca Andrés Henestrosa, en la ciudad de Oaxaca. Ana Edith López, Vania Rizo y Édgar Hernández comentaron el volumen que Frías publicó bajo el sello de la editorial Buenos Aires Poetry (2019).

Uno a uno recitaron algunos de los poemas del libro. Entre ellos el de Yo iré al mar, el que Édgar, amigo de Enrique, recordó que fue uno solicitado por él al autor, y que logra empatar con lo que él sintió al ir al mar.

Para Vania Rizo, que también coincidió en su gusto por el texto, con este poema es inevitable sentir, “y creo que no solo el mar, sino la naturaleza, la montaña, recordar que eres pequeñito”, minúsculo. A la vez que se trata de líneas con las que se logra aterrizar y volver a lo importante de la vida, ya que en muchas ocasiones se valoran cosas que confunden a las personas.

“Es indispensable reconocer la humildad con la que Frías puede conectar directamente con la naturaleza, al hablar de las nubes, de las hojas, del frío, y que eso representa la humildad que existe en el ser humano al apreciar sus detalles y pequeños momentos que no nos cuesta nada”, relató Edith.

Yo iré al mar es un poema que nació en una visita del autor al mar, pero que se escribió años después. “Me bajé a ese estado de mí mismo, de que no soy nada, pero que a la vez formo parte de esa nada, que esta infinidad está en mí y en todos ustedes. Quise dar a entender eso, que quizás no somos nada, pero pertenecemos a este universo y es por algo, creo que somos útiles”, externó Frías.

En Temporal, Enrique Frías comparte poemas de hace varios años y más recientes, con los que el autor lleva a las palabras los instantes vividos, como ha dicho sobre esas situaciones que deja en sus versos.

En su poesía, Frías plasma además esas influencias de otros autores, a los que ve como parte esencial en su escritura y vida. “Me nutro mucho de la poesía de Enrique Lihn, que fue el primer poeta que me abrió la cabeza, el corazón y el alma”. Junto a él, figuran nombres como Efraín Huerta, Nicanor Parra, Xavier Villaurrutia, entre otros tantos.