Filosofía y ciencia ficción en El hombre soberbio |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Filosofía y ciencia ficción en El hombre soberbio

El escritor Leonardo da Jandra presenta el nuevo volumen de la Trilogía del poder

  • Filosofía y ciencia ficción en El hombre soberbio
  • Filosofía y ciencia ficción en El hombre soberbio

Para el escritor y filósofo Leonardo da Jandra (Chiapas, 1951) el presente es un “tiempo genuinamente antiheroico”, en donde la decadencia “se caracteriza por una sobre determinación de la oralidad y la genitalidad”. Con esta idea y otras respecto al poder, el autor presenta El hombre soberbio (Malpaso, 2019), la segunda novela de su trilogía del poder. En este volumen se apoya en la filosofía y la ciencia ficción para plantear sus nociones sobre un héroe, como aquel en el que reconoce que la característica fundamental es el sacrificio por los demás.

“Estamos en un proceso excesivamente egocéntrico, donde los actores, los deportistas y los cantantes sólo piensan en sí mismos; no piensan en la sociedad más que con la finalidad de tener más seguidores, para poder tener más poder económico y gastar más dinero”, ahonda el escritor sobre el contexto actual, en una entrevista que el colectivo Avispero difunde a propósito de la publicación de la novela.

La trilogía del poder une mitología, filosofía y ciencia ficción. “Es un proyecto que ya tengo de muchos años, más de 25 años con él”, refiere el autor en esa entrevista.

Sobre el poder, que marca la pauta de la trilogía, Da Jandra ha externado otras ideas, que incluso dialogan con la violencia. En una entrevista para EL IMPARCIAL mencionaba que, así como “los imperios se desmoronan desde adentro, igual le sucede a las personas”.

Y este desmoronamiento está ligado con la violencia, incluso con un malestar generalizado en el que observa un descrédito hacia

los gobernantes, hacia la política. “Lo que ocurre es que tenemos un obstáculo fundamental. Es increíble que el presidente Andrés Manuel López Obrador esté sufriendo los embates de un autoritarismo que hacía muchísimo tiempo que México no vivía respecto a su país vecino Estados Unidos”.

Da Jandra externaba estas palabras al analizar los vínculos entre México y Estados Unidos, países que en los últimos años y con sus actuales gobiernos han llevado a una relación tensa en torno a temas como migración y narcotráfico.

“Se habla de toda la droga que entra de México a Estados Unidos. Pero las armas, ¿de dónde llegan las armas a México? Pasan miles de armas diario y la facilidad de conseguirlas es lo que incentiva una respuesta irracional. Cuando tenemos ímpetus violentos, también, aunque parezca que nuestra animalidad nos lo impide, tenemos chispazos de reflexión crítica, y esa reflexión crítica es la que nos lleva a las leyes”.

A ello añadía que si se tienen las armas para ejercer la venganza de manera inmediata ya no hay reflexión crítica, y cada quien cree que posee la verdad. “Y de ahí toda esta dinámica caótica que estamos viviendo”.

El hombre soberbio es el segundo volumen de una trilogía que tiene como tema central el poder. En esta novela, el protagonista es un personaje impositivo, tomado “de las Vidas paralelas de Plutarco”. De alguna forma, como recoge el colectivo Avispero, es un homenaje y reconocimiento a Cayo Marcio.

“Quise ver un contexto de complementación entre mitología y ciencia ficción: cómo se comporta ante el poder un personaje que tiene poderes extraordinarios, recibidos de otra cultura cósmica. Está presente el problema básico del conocimiento exacerbado, del exceso de cuerpo, de corporalidad, de somaticidad, que lleva inevitablemente a una imposición”.

Si bien, el autor de Huatulqueños, Samahua, Filosofía para desencantados, entre otros libros, ha reflexionado sobre el narco, la violencia, el consumo de drogas y la corrupción, señala que estos son temas agotados literariamente, al menos para él. Se puede seguir en el periodismo, “pero literariamente hay que cambiar. Se necesita un enfoque hacia delante. Necesitamos una visión proyectiva, y la mayor parte de los intelectuales actuales miran o para la realidad infame que padecemos o para atrás”.

De ahí que “complementar la filosofía con la ciencia y con la mitología es un horizonte no sólo pleno de promesas, sino prácticamente inagotable”, subraya el escritor que, tras El hombre soberbio, presentará El hombre piadoso, el tercer volumen de la trilogía.

La novela El hombre soberbio se presenta la tarde de este sábado (14 horas) en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo.