Datos que no conocías de ‘El juego del calamar’ | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Viral

Datos que no conocías de ‘El juego del calamar’

La idea original tiene más de una década de vida, pero permaneció en el ‘cajón’ hasta que llegó un financiamiento gigante.


Datos que no conocías de ‘El juego del calamar’ | El Imparcial de Oaxaca

El juego del calamar sigue en boca de todos, y parece que su popularidad ha escalado a niveles inimaginables entre los fans, ya que a menos de dos semanas de su estreno está por convertirse en la serie más vista de Netflix.

Y como nunca nada es suficiente cuando de obsesiones se trata, la información en torno a la concepción y producción de esta serie es alimento para el alma.

a historia acerca de 456 personas con problemas de dinero que participan en juegos misteriosos para ganar un premio de 45,6 mil millones de wones ha generado desde polémicas sobre su ‘originalidad’ como problemas mayúsculos con líneas telefónicas en Corea.

Te contamos algunas curiosidades de esta serie de drama, terror y dilemas éticos.

Origen del título

El creador y director Hwang Dong-hyuk explicó de dónde viene el título de la serie.

El juego del calamar es un juego que solía practicar cuando era niño en el patio de la escuela o en las calles del vecindario. Esta es una historia sobre personas que durante su niñez se reunían para jugarlo y volvieron a hacerlo cuando eran adultos. Sentí que este podría ser el juego infantil más simbólico que representaría el tipo de sociedad en la que vivimos hoy”, comentó.

El nacimiento de la idea

El creador Hwang Dong-hyuk comenzó a escribir el primer borrador de El juego del calamar en 2008, mucho antes de algunas de sus películas exitosas como Silenced y The Fortress.

“Estaba leyendo muchos cómics y terminé el guion en 2009. En ese momento parecía muy desconocido y violento. Hubo personas que pensaron que era demasiado complejo y no comercial. No pude conseguir suficiente inversión y el casting fue difícil. Me metí en él durante aproximadamente un año, pero tuve que ponerlo en pausa en ese momento “, apuntó.

El director también compartió cómo se le dio libertad creativa para trabajar como quería gracias a Netflix, unos 10 años después.

Un juego ‘único y especial’

A pesar de algunas similitudes percibidas con otros programas de género de supervivencia, El juego del calamar tiene rasgos únicos que lo distinguen.

Hwang Dong-hyuk compartió: “La esencia de los juegos de supervivencia es el nivel de entretenimiento que se ve a través de ellos y cómo los participantes luchan por ganar estos juegos. En cuanto a los factores diferenciadores, diría que la simplicidad de las reglas. No se gasta mucho tiempo ni energía en comprenderlas; es muy simple. En lugar del juego en sí, El juego del calamar se centra en cómo actúan y cómo responden a lo que les sucede.

El director destacó que generalmente nos centramos en los ganadores de juegos de supervivencia, sin embargo en El juego del calamar, también percibimos a los perdedores: “Sin perdedores, no hay ganadores “.

Personajes entrañables

Con 456 participantes, no es de extrañar que haya personas con diferentes estilos de vida. Gi-hun (Lee Jung-jae) es una divorciada que lucha contra el fracaso empresarial y las deudas.

Su amigo del barrio Sang-woo (Park Hae-soo) fue a una prestigiosa universidad y trabaja en una empresa de inversión, pero termina en una situación difícil. También está Sae-byeok (Jung Ho-yeon), una desertora norcoreana que se esfuerza por reunir a su familia.

Otros personajes interesantes incluyen a Deok-su (Heo Sung-tae) que es un gángster y Jun-ho (Wi Ha-jun), un oficial de policía que descubre los juegos mientras busca a su hermano desaparecido.

Simbolismo, música y nostalgia

Además del factor de entretenimiento, hay mucho simbolismo que apreciar. Toda la serie es una alegoría destinada a simbolizar la competitiva sociedad contemporánea en la que vivimos.

La forma en que los humanos cambian como adultos a través de la sociedad se refleja en cómo los juegos de niños inocentes se transforman en algo aterrador y mortal.

Los actores también destacaron los decorados detallados y el hecho de que el director no se basó en gran medida en los gráficos por computadora sino en sets realistas y a gran escala.

Por último, la música refleja lo que escuchaban los niños en la década de los 70 y 80, lo que resulta en un sentimiento nostálgico y familiar. Todos estos atributos se unen para una experiencia envolvente y cautivadora.

Número de teléfono real

El número de teléfono que se visualiza en la tarjeta que le entregan a los posibles participantes de El Juego del Calamar ¡es real! Pequeño gran inconveniente.

De acuerdo con medios locales, el dueño del número celular es un hombre de 40 años que vive en la provincia surcoreana de Gyeonggi. “Nunca había visto El juego del calamar, al principio pensé que era solo una llamada de spam. Supe que mi número salía en la serie porque me lo dijo alguien que me llamó”, comentó el usuario al diario surcoreano MBC.

Alrededor de 4,000 llamadas ha recibido en un solo un día, no obstante Netflix ya está realizando las negociaciones pertinentes con el propietario del número telefónico para resolver el problema, según reportó el medio Hankook Ilbo.