Encuentran álbum de fotos nazi hecho con piel humana | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Viral

Encuentran álbum de fotos nazi hecho con piel humana

La cubierta del álbum tenía un tatuaje, cabellos humanos y desprendía mal olor


Encuentran álbum de fotos nazi hecho con piel humana | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

En un mercado de antigüedades de Polonia fue encontrado un albúm con fotos de la Segunda Guerra Mundial, hecho con la piel de una víctima que murió en un campo de concentración nazi.

Dicho álbum fue entregado al personal del Museo Memorial de Auschwitz, luego de que el comprador notara que la cubierta tenía un tatuaje, cabellos humanos y desprendía mal olor.

Tras realizar un análisis de la portada y su encuadernación, los expertos del museo explicaron que es probable que la piel sea de alguien que murió en un campo de concentración nazi de Buchenwald, en Alemania, detalló El Clarín.

Este campo de exterminio fue el primero creado durante la guerra, en 1937. Se caracterizó por la brutalidad de sus ejecuciones, experimentos, condiciones bestiales y la depravación con la que actuaban los guardias, entre ellos Ilse Koch, conocida por los reclusos como la “Perra de Buchenwald”.

 

Koch fue esposa del comandante del campo Karl-Otto Koch y mandó asesinar a cientos de presos del campo de concentración para luego utilizar su piel en pantallas de lámparas, libros, álbumes o cubiertas de mesa.

De acuerdo con el director de las Colecciones del Museo de Auschwitz, Elzbieta Cajzer, “es muy probable que las tapas del álbum provengan del mismo taller de encuadernación. El uso de la piel humana como material de producción está directamente asociado con la figura de Ilse Koch, quien, junto con su esposo, inscribió su nombre en la historia como la asesina del campo en Buchenwald”, sentenció.

Para llevar a cabo este análisis, los investigadores del museo realizaron un análisis comparativo con un cuaderno en su colección, también hecho con la piel de las víctimas del Holocausto.

“El análisis comparativo reveló el contenido de piel humana y cantidades muy similares de poliamida 6 y poliamida 6.6, fibras sintéticas que se inventaron a más tardar en 1935. La información nos permite determinar cuándo se creó la portada. Durante la Segunda Guerra Mundial, las poliamidas eran una novedad técnica, y el acceso a ellas era limitado”, explicó Cajzer.

El álbum tiene más de 100 fotos y postales, que consisten principalmente en vistas y panorámicas. Perteneció a una familia bávara que dirigió una casa de huéspedes en una ciudad balneario durante la Segunda Guerra Mundial.