La escasez mundial de chips se prevé que termine hasta 2023 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Tecnología

La escasez mundial de chips se prevé que termine hasta 2023

La crisis mundial de los chips y semiconductores estará completamente superada en 2023, según previsiones de los fabricantes de televisores UHD


La escasez mundial de chips se prevé que termine hasta 2023 | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

La crisis mundial de los chips y semiconductores, que ha causado escasez de componentes en industrias que van desde los ordenadores hasta los vehículos, estará completamente superada en 2023, según previsiones de los fabricantes de televisores de ultra alta definición (UHD).

Así lo ha asegurado Baris Altinkaya, Marketing Deputy Director de Vestel, fabricante de televisores que acapara el 18 por ciento de las ventas en Europa, además de marcas blancas en grandes superficies de los 157 países.

Como recoge un comunicado de UHD Spain, con 30 socios fundadores y que opera desde 2021, los fabricantes de televisores de Ultra Alta Definición (UHD) consideran que la crisis mundial de los chips y semiconductores, que se produjo por la caída en la producción durante la pandemia, quedará totalmente superada en 2023.

UHD Spain también ha señalado que 2023 coincidirá con un ascenso de ventas de los modelos en 8K. Según los datos que manejan los fabricantes, en España ya se han vendido más de 7 millones de televisores 4K y 8K, y la tendencia va al alza y se mantendrá en 2022.

Desde comienzos de 2021, los fabricantes de procesadores, como la estadounidense Qualcomm, vienen denunciando una escasez global de semiconductores, que denuncian que dependen en su mayoría de empresas asiáticas y taiwanesas en concreto, como TSMC.

Además de la escasez en productos como las videoconsolas de última generación (PS5 y Xbox Series X y S), con unidades muy limitadas, esta situación también ha repercutido en la producción de productos como el iPad, que Apple ha recortado para destinar más chips a los iPhone 13.


 

Relacionadas: