Jarvis es el proyecto ‘secreto’ de Blue Origin para competir con Elon Musk y su Space X | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Tecnología

Jarvis es el proyecto ‘secreto’ de Blue Origin para competir con Elon Musk y su Space X

Jarvis: el proyecto secreto de Blue Origin con el que quiere plantarle cara a Elon Musk y Space X, según reporte


Jarvis es el proyecto ‘secreto’ de Blue Origin para competir con Elon Musk y su Space X | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

La compañía espacial de Jeff Bezos, Blue Origin está trabajando en un nuevo proyecto que busca competir con SpaceX para desarrollar cohetes reutilizables del New Glenn, la propuesta de la compañía que guarda bastantes similitudes con el concepto de Elon Musk. De acuerdo a un reporte de Ars Technica, Jarvis, como se le conoce a este programa (no el de Marvel) estaría inspirado en utilizar materiales de acero inoxidable para los tanques propulsores de la segunda etapa de los cohetes y así reducir costes en el vehículo total.

El rumor de este nuevo prototipo, comenzó a circular a finales de mayo y el movimiento de la compañía estaría centrado en reducir la brecha que actualmente tiene con Virgin Galactic y SpaceX tanto para el lanzamiento de carga útil al espacio y turismo espacial, presentándose así como una alternativa más para obtener contratos de la NASA y del Gobierno.

Este cohete, es el competidor directo del proyecto SpaceShip de Musk(que se divide en StarShip y en el lanzador Super Heavy), pero que se encuentra retrasado por lo menos dos años de su fecha de lanzamiento, proyectada para el 2022, y un cambio en los materiales de construcción los llevaría a enfrentarse todavía a mayores contratiempos.

El proyecto Jarvis

En el planteamiento original, el cohete New Glenn está compuesto por dos etapas, la primera pensada como reutilizable desde el inicio, capaz de realizar 25 misiones y una segunda desechable que llevaría la carga útil y regresaría para caer en el océano; sin embargo, con las pruebas realizadas en los últimos años a la segunda etapa del StarShip, menciona Ars Technica, Bezos buscaría emular este plan para que ambas etapas de su cohete también se puedan usar de la misma forma, en las que sustituirían la aleación de aluminio que actualmente tiene por una de acero inoxidable, muchísimo más barata, pero también, más pesada.

Esta etapa superior tiene siete metros de diámetro y dos motores BE-3U (capaces de dar un empuje de más de 72 mil kilogramos de fuerza) y se tiene el plan de acuerdo con Ars Technica de que al menos en los primeros lanzamientos siga siendo prescindible, pero que a mediados de esta década, se pueda sustituir por su versión reutilizable.

Las pruebas para estos nuevos propulsores podrían hacerse este mismo año en las instalaciones de Blue Origin en Florida e integrarse en los próximos años al cohete.

No todos los esfuerzos están centrados en los cohetes reutilizables

Además de mejorar el New Glenn, Blue Origin también está trabajando en otros proyectos que buscan enfocarse en más actividades espaciales, por un lado en la propulsión en el espacio y otro centrado en desarrollar tecnologías de utilización para recursos en la Luna y hacer más sostenibles la vida de los humanos que se encuentren allí.

También la compañía se estaría enfocando en abordar los aspectos legales de los recursos espaciales, pues en julio de 2021 contrató a Austin Murnane como asesor legal, que cuenta con experiencia en aspectos legales de los recursos espaciales y podría derivar en que la compañía señale que los recursos del espacio no le corresponden a nadie para así reclamar los que existan en Luna.


 

Relacionadas: