Crónicas Beisboleras: Novatos de Año en Liga Mexicana | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Béisbol

Crónicas Beisboleras: Novatos de Año en Liga Mexicana

La Liga Mexicana está a 3 años de celebrar su centenario


Crónicas Beisboleras: Novatos de Año en Liga Mexicana | El Imparcial de Oaxaca
Foto: ilustrativa

La Liga Mexicana está a 3 años de celebrar su centenario, nació en 1925, a partir de 1937 se empezaron a llevar estadísticas y podemos revisar lo realizado por cada uno de los jugadores, aunque hayan participado en un solo juego o en una única temporada, asimismo desde ese año se ha elegido al Novato del Año, reconocimiento a quien en su año de debut logra destacarse sobre los demás novatos.

El primero en conseguirlo fue Alfonso Nieto, jugador del equipo Agricultura con sede en el DF, el más reciente fue Juan Carlos Camacho en 2021, receptor de los Guerreros de Oaxaca, primer Guerrero en conseguirlo; Oaxaqueños que hayan ganado el premio solo han sido 3, todos lanzadores, en 1982 Nelson Matus de Olmecas de Tabasco, en 1984 Chito Ríos de los Tigres y en 1995 Bernardo Cuervo con los Piratas de Campeche.

El equipo que tiene la mayor cantidad de premios conseguidos es Tigres con 15, uno de ellos debutó con Pericos de Puebla y pasó a Tigres a media temporada, Carlos A. Gastelum, “la Chispa”, por eso le doy 14.5 a Tigres que supera a Diablos Rojos del México que tienen 13, en tercer lugar, Pericos de Puebla con 9, le damos 9.5 por la razón ya comentada, supera a sus perseguidores que tienen 6 cada uno, los Sultanes de Monterrey y las Águilas de Veracruz.

El Ing., Alejo Peralta y Díaz Ceballos, propietario de los Tigres y Pericos hizo un trabajo extraordinario al fundar e impulsar una academia para formar peloteros y abastecer de talento a la Liga, se llamó Academia Ernesto Peralta Quintero ubicada en Pastejé, en el estado de México, con el tiempo desapareció.

Al tiempo llegó un nuevo mecenas para el béisbol, funda y sostiene 2 nuevas academias, en Monterrey y en Oaxaca, se trata de Alfredo Harp Helú, ese trabajo se tradujo en una gran cantidad de premios de novato del año conseguidos en las épocas recientes, resaltable trabajo de Roberto Castellón y de Roberto Mansur al generar peloteros de calidad para México y para las Ligas Mayores desde dichas academias.

Revisemos algunos nombres con el premio a Novato del año, los Tigres nacieron en 1955 y al siguiente año obtienen el primero con el gran bateador Jesús Jesse Durán, en 1960 el lanzador Mauro Ruiz Rubio da la sorpresa, en 1963 otro pitcher que llegó a brillar en Grandes Ligas, Vicente “huevo” Romo, para cerrar la época dorada de Tigres en los sesentas en 1965 en jardinero Héctor Barnetche es reconocido.

Vino una nueva era de triunfos en los ochentas, en 1984 el lanzador Oaxaqueño Jesús “Chito” Ríos, líder ponchador de todos los tiempos, ganó 17 juegos de los cuales completó 16 y ponchó a 197, en 1986 y 1987 dos lanzadores más surgieron a escena, Lorenzo Retes y Miguel Ángel Valencia.

A principios de los noventas consiguieron otro reconocimiento en años consecutivos, 2 lanzadores que triunfaron en Grandes Ligas, 1992 Antonio “cañón” Osuna y 1993 Ismael “Rocket” Valdés, a finales de los noventas vino una nueva racha, 1998 Luis Mauricio Suarez, jardinero y bateador constante y efectivo, 1999 otro jugador de campo Luis Carlos García.

En 2000 Pablo Ortega, lanzador estrella, 2002 el ya mencionado segunda base Carlos Alberto Gastelun  “la chispa”, en 2003 Jesús Guzmán, pitcher que las lesiones retiraron prematuramente, finalmente en 2019 Erick Migueles, outfilder.

Por parte de los Diablos lo han conseguido en 1944 Jorge Bravo, en 1957 y 1958 Alberto Luna y Alberto Palafox ligaron el título, en 1966 se reconoció a Abelardo Balderas, volvieron a conseguir reconocimientos en años consecutivos, 1970 el lanzador Ernesto Escárraga y 1971 el jugador de cuadro Miguel Suárez, 3 veces ganador del título de hits conectados por temporada, ambos ya están en el Salón de la Fama del béisbol.

En 1994 y 1995 los ganadores Diablos fueron Elmer Dessens, lanzador que tiró en las Mayores y Raúl Pérez, buen bateador, después consiguieron 4 reconocimientos en 5 años, 3 consecutivos y todos lanzadores, 2005 Joaquim Soria, pitcher que hizo una gran carrera en Grandes Ligas, 2006 Salvador Robles, 2007 Orlando Lara y 2009 Juan Pablo Oramas, finalmente, en el 2014 lo obtuvo Carlos Figueroa.

De Puebla lo han ganado, en 1943 Roberto “Beto” Ávila, único mexicano en haber obtenido un título de bateo en Grandes Ligas con los Indios de Cleveland, 1945 Juan Conde, 1946 Guillermo Álvarez, 1976 Alfonso “Houston” Jiménez, 1977 Abraham Rivera, 2001 Albino Contreras, 2002 la “Chispa” Gastelum, ya mencionado con los Tigres.

En 2017 lo ganó Ricky Rodríguez y en 2018 Romario Gil, lanzador zurdo, con eso cerramos la cuenta para los Pericos.

De Monterrey, 1939 Epitacio “la mala” Torres, 1948 Felipe Montemayor, 1953 Eduardo Serrano, en 1962 consigue el título uno de los más grandes jugadores de la historia de la Liga Mexicana, el “Supermán de Chihuahua” Héctor Espino, en 1975 Juan Martínez gana el honor, finalmente en 1997 Erubiel Durazo lo consigue, bateador zurdo temible, brilló por algunos años en Grandes Ligas.

Por Veracruz hay 6 nombres, 1940 Laureano Camacho, 1952 Jaime Abad, 1955 Román Ramos, eterno lanzador que vino a Oaxaca a dar catedra en las ligas locales, en 1961 se distingue a Pablo Montes de Oca, 2004 Santiago González, un sorprendente jardinero central con una altura de 1.60 m. finalmente, en 2009 es reconocido Japhet Amador, “el gigante de Mulegé” tremendo bateador que juega con los Diablos Rojos del México.

Otros jugadores destacados por haber dejado récords históricos o una carrera brillante en Grandes Ligas son los siguientes: 1959 Ramón “Trespatines” Arano, con Poza Rica, lanzador que tuvo participación profesional en seis décadas diferentes, nadie tiene tantas victorias en la historia.

En 1979 ganó Fernando Valenzuela con Leones de Yucatán, pitcher zurdo, nadie ha superado su historia en las Mayores, tiró un juego sin hit ni carreras, novato del año y premio Cy Young al mejor del año 1981 con los Dodgers de Los Ángeles, 1981 Teodoro Higuera, lo consigue con los Indios de Ciudad Juárez, brilló con los Cerveceros de Milwaukee en las mayores.

Es sorprendente como dominaba bateadores con esa zurda educada con solo 1.76 metros, el más bajito lanzador mexicano que ha tirado en EU, finalmente en 1982 Matías Carrillo, “el coyote de Macapule” debutó con Poza Rica, hizo una gran carrera con los Tigres como jugador y entrenador.

Si desea contactarme favor de escribir a jrpalau@hotmail.com


 

Relacionadas: