Orlando Piña, "El Oportuno", a la caza de un legado con Guerreros de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Béisbol

Orlando Piña, “El Oportuno”, a la caza de un legado con Guerreros de Oaxaca

El tercera base y receptor Orlando Piña ya se encuentra en Oaxaca, luego de un buen invierno en el que estuvo nominado a Novato del Año en la Liga del Pacífico, regresa para seguir cosechando buenos resultados con la Tribu Zapoteca.

  • Orlando Piña, “El Oportuno”, a la caza de un legado con Guerreros de Oaxaca
  • Orlando Piña, “El Oportuno”, a la caza de un legado con Guerreros de Oaxaca
  • Orlando Piña, “El Oportuno”, a la caza de un legado con Guerreros de Oaxaca

Con la llegada del mes de marzo, la Academia Alfredo Harp abrirá sus puertas para recibir la pretemporada bélica rumbo a la temporada 2020. Sin embargo, hay quienes anticipando varias semanas el llamado del manager Erik Rodríguez, ya se reportaron en Oaxaca para iniciar su preparación, es el caso de El Oportuno, Orlando Piña.

En charla con SUPER DEPORTIVO, el tercera base de los Guerreros aseguró que se siente muy motivado y preparado para trabajar fuerte en la que podría ser su temporada de consolidación con la tropa zapoteca, “Todos los años son importantes pero este lo es más, somos un equipo con bastantes jóvenes, aunque la mayoría ya tenemos un poco de carrera en la liga. Creo que eso nos dará más confianza y motivación para enfrentar este nuevo reto”, afirmó el obregonense, quien ya entrena en Oaxaca desde inicios del mes de febrero.

Registrado en el roster como uno de los receptores del equipo, en 2019 Orlando revivió su época en la Academia Alfredo Harp, en donde en 2013 fue firmado como pitcher y tercera base. Una lesión de Diego Goris abrió la puerta para que Piña se hiciera cargo de la esquina caliente, posición que aunque conocía, tenía rato de no jugar, “Me agarró de sorpresa, yo toda la pretemporada pasada entrené la receptoría, ese día Goris amaneció mal, a mí me habían dicho un día antes que iba a estar en la receptoría, pero la mañana del día de juego me pidieron que jugara la tercera, de ahí para adelante vino la oportunidad de quedarme en esa posición”, y es que pese a lo inesperado, Piña logró ir adquiriendo confianza y responder a la confianza.

En 2019 el antesalista bélico vivió un muy buen año, Orlando vio acción en 90 juegos en los que anotó en 54 ocasiones, produjo 70 carreras tras disparar 97 imparables, 21 de ellos cuadrangulares. Piña Ibarra logró mantener durante varias semanas un número muy similar de carreras producidas y de imparables disparados, lo que hizo que fuera bautizado con el mote de El Oportuno, por tratarse de un jugador que en la mayoría de las ocasiones responde cuando encuentra compañeros a bordo, “Con hombre en posición de anotar peleo mucho más el turno, con muchas más ganas, me motiva traerme la carrera para el equipo y eso es lo que me ha ayudado a alcanzar buenos números; sin corredor en base también te motivas pero es distinto, porque tu objetivo es colocarte en base”, nos explica.

Los buenos resultados del cajemense le dieron la oportunidad de alcanzar el sueño de jugar en el invierno con uno de los equipo de sus amores, los Yaquis de Ciudad Obregón, y la satisfacción de jugar en casa, rodeado de su familia le dieron un aliciente extra para que el también Guerrero de Oaxaca lograra ser candidato a Novato del Año en la más reciente temporada de la Mexicana del Pacífico, dejando un muy buen sabor de boca en su propia tierra,
“Yo tenía muchas ganas de jugar en el Pacífico, me dan la sorpresa de que me cambian a Yaquis y desde luego que cumplir el sueño de jugar en casa me motivó mucho y me ayudó a tener un buen año. El hecho que conozcas al manager, que juegues con compañeros con los que llevas trabajando mucho tiempo también te da mucha confianza”.

Sobre la nominación como Novato del Año el Guerrero de Oaxaca acepta que lo tomó de sorpresa, pero fue algo que lo hizo sentir muy contento. De regreso a casa Orlando entrena para que el buen momento se convierta en una carrera sólida en el béisbol profesional, y se encuentra comprometido con el equipo y la afición para lograr otra buena temporada en Oaxaca. Sobre la designación de su compañero de posición, Erik Rodríguez, como manager jugador para esta temporada que está por iniciar, Piña Ibarra acepta que la noticia le tomó por sorpresa, sin embargo está seguro de que se trata de la mejor opción para el equipo, por todos los años de carrera que tiene el regiomontano, y además como cátcher, “que es para mí la guía o el cerebro en cada juego. No tengo duda de que va a hacer un buen papel, estoy seguro que todos vamos a estar dispuestos para entregarnos al 100% para tener una buena temporada”, manifestó el egresado de la Academia Harp.

En días recientes la directiva y cuerpo técnico de los Guerreros anunciaron la llegada de varios refuerzos para fortalecer diferentes aspectos de la tribu, cuestionado acerca de ello Orlando expresó que tiene la certeza de que Oaxaca volverá a ser un equipo con velocidad, explosividad y poder en los senderos.

Finalmente, al abordar sus expectativas para esta nueva temporada defendiendo la camisola oaxaqueña, Orlando Piña Ibarra dijo que se ha trazado la meta de superar sus números del año pasado, tratar de mejorar tanto en bateo como en producciones, y en el equipo llegar a playoffs y “con el favor de Dios seguir avanzando”, dijo, al tiempo de dar las gracias a la afición por su apoyo, y pedirles que los acompañen en el Vasconcelos, pues su apoyo será indispensable en cada juego.