La lucha oaxaqueña está de luto; fallece el "Relámpago" Gómez
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Artes Marciales

La lucha oaxaqueña está de luto; fallece el “Relámpago” Gómez

Fue maestro de muchas generaciones

La lucha oaxaqueña está de luto; fallece el “Relámpago” Gómez | El Imparcial de Oaxaca

La comunidad deportiva despertó la mañana del martes con la trágica noticia del fallecimiento de Julio Gómez López, el famoso “Relámpago” Gómez, pionero de las luchas asociadas en Oaxaca y forjador de grandes campeones.

Inmediatamente la comunidad deportiva en Oaxaca lamentó la noticia, y reconocieron a Gómez López como uno de los mejores entrenadores de Oaxaca.

Hasta ahora se dijo que el “Relámpago” murió a causa, extraoficialmente, de neumonía, reportaron familiares sin dar, al momento, mayores detalles del deceso.

Dedicó toda su vida a la lucha, tanto libre como grecorromana; comandó a la selección estatal en varias ocasiones, formó luchadores de gran nivel como Urbeno Zárate Pinelo, Premio Estatal del Deporte, al igual que el “Relámpago”, ambos viajaron a Rusia representando a México.

Dionisio Arenas Cruz y Arturo de Jesús Chávez Ramírez, integrantes de la Asociación de Oaxaqueña Lucha Olímpica (AOLO) y medallistas de Olimpiada, así como premios estatal del deporte, además de ser sus pupilos, fueron también dirigentes del consorcio federado, expresaron de inmediato su pésame en las redes sociales.

Al respecto, Don Frank Pérez contemporáneo del “Relámpago” declaró, “partió de este plano terrenal el amigo, el hermano, el mejor ser humano, Julio Gómez López “El Relámpago Gómez”.

Recordó que fue integrante de la primer generación profesional de Luchadores Oaxaqueños de 1965,  obtuvo la Licencia #5 portador de un excelente físico logrado a base de tesón con sus pesas de cemento que él mismo fabricaba.

Gracias a su facilidad para enseñar a los demás fundó varios Gimnasios, para la práctica de la lucha libre profesional, “mencionaré algunos que recuerdo, 3a. calle de Nuño del Mercado casi esquina con J.P. García, última calle de Díaz Ordaz con salida al Periférico, calle de Colón casi esquina con Emiliano Zapata, calle de Matamoros entre Unión y El Punto y en su domicilio de la colonia Volcanes, todos ellos, semilleros de grandes elementos.

Fue un incansable promotor de ésta disciplina deportiva, buscando siempre espacios para presentar a sus elementos a quienes infundió el amor por este deporte y pedía que pusieran gimnasios y que la escuela de lucha libre oaxaqueña nunca muriera.

Don Frank dijo que a partir de 1980 se dedicó de lleno a la Lucha Olímpica, sacrificando incluso su patrimonio familiar para solventar la práctica de sus alumnos, traslados, vestimenta y equipo de competencia, alimentación y dar gloria al Estado de Oaxaca con incontables Medallistas de Olimpiadas Nacionales e Internacionales. Durante más de treinta años impulsó esta disciplina en los gimnasios Ricardo Flores Magón, Internado Ignacio Mejía, Internado de Reyes Mantecón y en últimos años en San Juan Guichicovi de la región del Istmo de Tehuantepec.

Fue maestro de Generaciones, tanto de Luchadores Profesionales como de Luchadores de Competencia, solo queda Agradecer tu entrega y sacrificio, el cual queda para la historia.

En el año 2015 la delegación Oaxaca del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le rindió un homenaje en vida al colocar su nombre para la carrera a la zona arqueológica a Monte Albán.

Despiden al “Relámpago” Gómez

Unas cuantas horas después de haberse anunciado el fallecimiento de Julio Gómez López, el “Relámpago”, sus restos fueron llevados en caravana de autos al Panteón General.

Unos cuantos acompañaron al pionero de las luchas asociadas a su última morada, víctima de una pulmonía el famoso “Relámpago” perdió la batalla, su partida caló hondo en el corazón de muchos que lo conocieron, sobre todo en aquellos jóvenes que forjó con esfuerzo y dedicación.

Al filo de las 15:00 horas luego de un breve servicio fúnebre en conocida agencia del centro de la ciudad, fue llevado hasta al Panteón General.

Las personas que lo siguieron en auto se quedaron a las afueras del camposanto, ante las restricciones sanitarias que existen en ese sentido.

Solo la familia más cercana estuvo hasta el final, en que el cuerpo de Julio Gómez López fue depositado.

Hacedor de multiples campeones de las luchas asociadas, se le recordará con cariño.